DDHHEl modus operandi de la red criminal desmantelada por Europol que traficaba...

El modus operandi de la red criminal desmantelada por Europol que traficaba con personas de Bielorrusia a la UE

Análisis

Redacción de LISA News
Redacción de LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

Una operación transfronteriza, coordinada por Europol y en la que participan autoridades policiales de Estonia, Alemania, Lituania, Polonia y el Reino Unido, ha llevado al desmantelamiento de una red de delincuencia organizada que traficaban con migrantes de Bielorrusia a la UE. 

La misma red criminal había sufrido anteriormente un golpe en enero de 2022, cuando las autoridades polacas arrestaron a 20 sospechosos e incautaron más del equivalente a 500 000 euros en efectivo en euros y dólares. El grupo criminal estaba formado por ciudadanos sirios y turcos que reclutaban a los migrantes en Irak y organizaban su transporte desde Irak/Bagdad a la UE.

La investigación en la que desmanteló la red criminal detectó 99 incidentes de transporte ilegal de migrantes y descubrió 662 migrantes objeto de tráfico ilícito por la red objetivo, parte de los cuales se descubrió el 13 de julio.

Además de las detenciones y registros domiciliarios realizados, las autoridades policiales estonias y lituanas llevaron a cabo controles de los vehículos que viajaban por carreteras interiores y cruzaban las fronteras exteriores. Las actividades operativas se llevaron a cabo en el marco de un grupo de trabajo operativo de Europol, creado para abordar las redes de tráfico ilícito de migrantes activas a lo largo de la frontera entre la UE y Bielorrusia.

Los miembros de la red criminal tenían su sede y actuaban desde los países a través de la ruta de contrabando. Sus tareas se dividieron jerárquicamente, y la mayoría de los individuos actuaban a diferentes niveles sin conocerse personalmente. Los migrantes pagaron entre 10.000 y 13.000 euros por un servicio completo de tráfico ilícito desde su país de origen, a través de Bielorrusia, a Alemania, generando un volumen de negocios estimado de al menos 7 millones de euros para la red criminal. Estos pagos se realizaron a través del sistema financiero clandestino hawala. Los hawaladars con residencia en Berlín (Alemania) también ejecutaron los pagos de los conductores después de recibir una prueba de finalización, como fotos de los migrantes después de su llegada a su destino final.

La red criminal utilizó Turquía como país de tránsito y centro logístico. Una vez en Turquía, los migrantes viajaron legalmente a Moscú con visados de turista, desde donde luego fueron trasladados a la capital bielorrusa, Minsk, o Grodno, una ciudad cercana a las fronteras con Lituania y Polonia. A partir de ahí, los migrantes fueron objeto de tráfico ilícito a Alemania a través de Polonia y Lituania.

La red criminal utilizaba tres rutas de contrabando, cada una con un destino final de la UE: 

  • Desde Irak a través de Turquía hasta Bielorrusia, y luego hacia Polonia y Alemania;
  • Desde Irak a través de Turquía, luego a través de Rusia y Bielorrusia, hacia Letonia y Alemania, y;
  • Desde Irak a través de Turquía, luego a través de Rusia y Bielorrusia hacia Lituania, Polonia y Alemania.

Para la transferencia final a la UE, la red criminal reclutó conductores, principalmente ciudadanos ucranianos, a través de foros web y plataformas de redes sociales. Por sus servicios en este último tramo de la ruta de contrabando, de Polonia a Alemania, cobraron entre 500 y 1 000 euros por persona.

La red criminal a menudo transportaba a los migrantes en condiciones potencialmente mortales, como vehículos superpoblados e incluso coches cerrados en plataformas de carga. En octubre de 2021, las autoridades alemanas encontraron el cuerpo de un migrante cerca de la frontera. El examen forense sugirió que los contrabandistas lo abandonaron en un campo vacío después de sufrir malas condiciones de salud, donde luego murió de una insuficiencia orgánica múltiple.

En junio de 2021, las fuerzas del orden lituanas informaron de un aumento de la entrada de migración ilegal a través de la frontera entre Bielorrusia y Lituania. Las autoridades de Polonia y Letonia informaron de lo mismo. En respuesta, Lituania estableció una Célula Común de Investigación (CIIC) en Vilnius para servir como centro operativo que facilitaría la cooperación entre las autoridades nacionales de aplicación de la ley involucradas.

Además de esta célula, en febrero de 2022, Europol estableció el flujo del grupo de trabajo operativo (OTF), en el que participaron Estonia, Finlandia, Alemania, Letonia, Lituania y Polonia. Este marco especial se creó específicamente para apoyar a las autoridades nacionales en la lucha contra el aumento de las actividades de tráfico ilícito de migrantes a través de la frontera entre la UE y Bielorrusia.

A través de OTF Flow, Europol apoya la coordinación de las actividades operativas conjuntas y facilita el intercambio de información entre las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley. La OTF opera desde Vilna y está compuesta por representantes de las autoridades policiales nacionales y expertos de Europol.

Durante el día de acción de esta semana, el 13 de julio de 2022, Europol desplegó, además del personal que ya envió a la OTF/JIC, tres expertos a Lituania y Polonia para cotejar la información de la operación en tiempo real con las bases de datos de Europol, realizar análisis forense digital y apoyar a los investigadores sobre el terreno con nuevas pistas.

Te puede interesar:

Redacción de LISA News

Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img