Internacional¿Qué supondría la entrada de Ucrania en la UE?

¿Qué supondría la entrada de Ucrania en la UE?

Análisis

Lucía Carbayo
Lucía Carbayo
Colaboradora en LISA News. Especializada en el ámbito de los Estudios Internacionales y de la Ciencia Política. Interesada en el ámbito de la Seguridad Internacional, los procesos de paz y de resolución de conflictos internacionales.

Basándose en los dictámenes de la Comisión Europea, los líderes europeos han acordado conceder a Ucrania y a Moldavia el estatus de candidatos al ingreso en la UE. Te explicamos qué recorrido debería seguir Ucrania para convertirse en Estado miembro y cuáles serían las consecuencias para la Unión Europea si esto sucede.

Los líderes de los Veintisiete dieron el pasado junio en la cumbre que celebran en Bruselas el primer paso en la adhesión Ucrania y Moldavia. Sin embargo, este proceso puede ser reversible si los países no cumplen las reformas que les ha exigido la Comisión Europea, en materia de independencia judicial, lucha contra la corrupción y crimen organizado, o a la hora de aplicar la ley que limita el poder de los oligarcas.

Previamente, el día 16 de junio, el canciller de Alemania, Olaf Scholz, el primer ministro de Italia, Mario Draghi, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y su homólogo rumano, Klaus Iohannis, han instado desde Kiev a otorgar “inmediatamente” a Ucrania el estatus de candidato a la adhesión a la Unión Europea.

Ésta fue la petición que realizó el presidente ucraniano a finales de febrero, cuando comenzó la invasión. Tres meses después de que Volodomir Zelenski realizara la solicitud, parece que algunos líderes europeos están dispuestos a aceptarla.

“Los cuatro apoyamos el estatus de candidato para que Ucrania sea miembro de la Unión Europea”, ha afirmado Macron durante una rueda de prensa después de una reunión con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski. El presidente francés también aseguro que esta petición vendrá acompañada de una “hoja de ruta” y supondrá, además, que se “tenga en cuenta la situación en los Balcanes y, especialmente, en Moldavia”.

El pasado 17 de junio, la Comisión Europea decidió recomendar al Consejo que otorgaran el estatuo de candidato al ingreso a Ucrania. Sin embargo, esta recomendación se hizo bajo la asunción de que el país “tomará medidas en una serie de áreas”.

La Comisón Europea constató a través de un comunicado que, “en general, Ucrania ha avanzado mucho en la consecución de la estabilidad de las instituciones que garantizan la democracia, el Estado de Derecho, los derechos humanos, el respeto y la proteción de las minorías”.

El comunicado también aseguraba que el país ha “continuado con su sólido historial macroeconómico, demostrando una resistencia notable con estabilidad macroeconómica y financiera, al mismo tiempo que necesita continuar con reformas económicas estructurales ambiciosas; y se ha aproximado gradualmente a elementos sustanciales del acervo de la UE en muchas áreas”.

En este informe, la Comisión también hizo referencia al ingreso de otras dos antiguas repúblicas soviéticas, Moldavia y Georgia.

Como se ha mencionado con anterioridad, a finales del mes de febrero, el presidente ucraniano Volodímir Zelenski formalizó la solicitud para la entrada al Consejo Europeo -conocido como proceso de ampliación de la Unión Europea-. Cabe destacar que en el momento en el que país inició la petición, aún no poseía el estatus de candidato potencial para formar parte de la comunidad.

Los “candidatos potenciales” de la UE

Para la Unión Europea, un “candidato potencial” es aquel país interesado en ingresar en la misma, que todavía no cumple con los requisitos para el ingreso. Estar en posesión del estatus de candidato potencial, es la primera condición que un país interesado debe alcanzar para formar parte de la UE. Después de que esta última le haya sido concedida y una vez iniciado el proceso de adhesión, se adquiere el estatus de “candidato”. 

Con relación a esta solicitud del presidente ucraniano, los eurodiputados respondieron mostrando su apoyo político para que Ucrania se convirtiera en un candidato potencial. Sin embargo, no debemos olvidar que esta muestra de apoyo por parte de la Eurocámara no implica el inicio del proceso de admisión a la comunidad.

Actualmente, como “potenciales candidatos” para la entrada en la UE, se encuentran: Bosnia, que presentó su solicitud en 2016, y Kosovo, que mantiene con la Unión Europea un Acuerdo de Estabilización y Asociación desde abril del mismo año. Este acuerdo favorece la cooperación regional, la contribución a la estabilidad política del país, así como las relaciones comerciales entre el país y Europa.

Por otro lado, en los primeros días de contienda, Zelenski también realizó un llamamiento en el Parlamento Europeo para solicitar la adhesión “inmediata” de Ucrania a la Unión Europea. Esta petición causó disentimiento entre los Estados miembros. Bulgaria, República Checa, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Eslovaquia y Eslovenia se pronunciaron a favor de la solicitud. También lo hizo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. 

Los líderes políticos de otros Estados miembros como Francia o Países Bajos -que sí reconocen una perspectiva europea para Ucrania- se opusieron entonces a la entrada inmediata del país en la comunidad. De hecho, esta negativa se materializó en una declaración conjunta emitida por los líderes europeos, tras la Cumbre de Versalles celebrada el 10 de marzo.

Con ella, se impedía finalmente la entrada de Ucrania en la Unión Europea por el proceso acelerado -vía que, para su implementación, necesita el previo cumplimiento de ciertos requisitos, como el de poseer el estatus de candidato; condición a la que Ucrania aún no obedece-. En la actualidad, parece que Francia ha cambiado su opinión

Desde una perspectiva general, la posición de los países de la Unión Europea es favorable a la entrada de Ucrania. Sin embargo, no había acuerdo en la vía del procedimiento. Actualmente, la Comisión ha decidido recomendar al Consejo otorgar el estatus de miemro de la UE. Ahora el Consejo Europeo tendrá que decidir si finalmente esta situación le será concedida.

Los vínculos establecidos entre Ucrania y la Unión Europea antes de la guerra

Tanto Rusia como la Unión Europea han mantenido intereses sobre Ucrania en razón a su posición estratégica como país fronterizo entre los dos bloques. Por ello, a lo largo de la historia, ambas potencias han tratado de ampliar sus influencias en el país.

En el año 1991 Ucrania declaró su independencia de la Unión Soviética. Es en este momento cuando la relación entre Ucrania y la comunidad europea comienza a establecerse. De hecho, durante el periodo post-soviético y tras la firma de un Acuerdo de Cooperación y Asociación en 1994, las relaciones con Europa fueron determinantes para el desarrollo político de Ucrania.

En la actualidad, el Acuerdo de Asociación es el principal instrumento legal que acerca a Ucrania y a la Unión Europea, que fue firmado en 2014 y entró en vigor en 2017. Sin embargo, y como resultado del pasado soviético de la nación, la firma de este acuerdo no obtuvo pleno consenso político en un primer momento.

En 2013, el presidente pro ruso, Víktor Yanukóvich, había rechazado el acuerdo. Su negativa resultó en una serie de protestas europeístas por parte de la población ucraniana, conocidas como la “revolución del Euromaidán”. De hecho, la propaganda Rusa calificó a las protestas como un “golpe de estado” y de esta forma justificó la invasión rusa de la península de Crimea en 2014. Finalmente, las manifestaciones terminaron con la presidencia de Yanukóvich y con la entrada en el gobierno del nuevo presidente, Petró Poroshenko, quien sí accedió a firmar el acuerdo.

El Acuerdo de Asociación fortalece los vínculos políticos y económicos entre Ucrania y la Unión Europea, así como trata de promover el respeto a los valores comunes. En materia comercial, también establece una “zona libre de comercio de alcance amplio y profundo (ZLCAP)” con la intención de crear una zona de libre movimiento de bienes, servicios y capital. Además, desde 2017 la UE permite a la población ucraniana la posibilidad de circular sin visado por los países miembros hasta tres meses.

Desde el año 2019 Volodímir Zelenski gobierna en Ucrania. Como hemos podido ver, el nuevo presidente se ha declarado partidario de integrar a Ucrania en la Unión Europea y convertir al país en miembro de la OTAN.

¿Qué condiciones debe cumplir un país para formar parte de la Unión Europea y cómo es el proceso de admisión?

El proceso de ampliación de la Unión Europea es complejo y tardío. Se divide en dos etapas principales que requieren la aprobación de todos los Estado miembros: una etapa primeriza denominada “pre adhesión” y la última conocida como periodo de “adhesión”.

En primer lugar, nos encontramos con el proceso de pre adhesión, al cual puede acceder todo país que reúna las condiciones para ser miembro. Para ello, el país debe cumplir con los criterios de adhesión que se definieron en el Consejo Europeo de Copenhague en 1993, conocidos como los “criterios de Copenhague”. En este contexto, para poder formar parte de la UE, los países deben cumplir tres requisitos principales en materia política, económica y de acervo comunitario: 

El primero de ellos refiere a un criterio político, que implica que el país tenga instituciones estables que garanticen la democracia, el Estado de Derecho, los derechos humanos, el respeto y protección a las minorías.

En segundo lugar, y en relación con el criterio económico, el país debe presentar una economía de mercado y capacidad para hacer frente a la competencia y a las fuerzas del mercado en la comunidad.

Finalmente, el candidato tiene que poseer capacidad para asumir y para cumplir con las obligaciones de pertenencia a la UE -esto es el denominado acervo comunitario-. No debemos olvidar que también es necesario que la UE sea capaz de integrar nuevos miembros 

Una vez que el país ha presentado su solicitud de adhesión, el Consejo otorga a la Comisión Europea la función de evaluación de esta última. La Comisión debe remitir al Consejo un dictamen sobre la solicitud en el que se valorará si el solicitante cumple con los criterios para poder ser considerado candidato oficial.

Para la UE, el estatus de país candidato hace referencia a los países que están en proceso de incorporar la legislación europea al Derecho Nacional. Por otro lado, también se evaluará si es posible iniciar las negociaciones formales para la entrada en la Unión Europea.

Si el dictamen de la Comisión es positivo, el Consejo lo aprobará y se concederá al país el estatus de candidato. Es en este momento cuando se inicia el periodo de adhesión junto con las negociaciones formales. 

Las negociaciones se componen de 35 capítulos que son debatidos de forma individual con el país. Además, en esta etapa se dialoga también sobre una serie de medidas transitorias que ordenan al país candidato a adoptar el derecho europeo, las reformas necesarias para la adhesión, así como todas las normas vigentes de la Unión Europea. 

Cuando todos los capítulos son concluidos, se elabora un Tratado de adhesión. Una vez este sea firmado y ratificado por ambas partes, el país se convierte en “adherente” – aún no goza de todos los beneficios de los Estados miembros- hasta el día en el que se le conceda la membresía.

En el contexto de Ucrania, como hemos podido ver, la nación ha formalizado la solicitud de ingreso, pero aún no le ha sido concedido el estatus de candidato potencial.

¿Qué supondría la entrada de la Ucrania en la UE?

Entre los motivos que los líderes europeos valoraron para oponerse al acceso inmediato de Ucrania en la UE, están los relacionados con que el país aún no cumple con los criterios requeridos. Las instituciones ucranianas, caracterizadas por su frágil estabilidad y la alta corrupción, aún no obedecen a las condiciones establecidas por la Unión Europea. 

Además, con su entrada en la UE, Ucrania se convertiría en el quinto país con mayor tamaño de población en Europa. Este factor le otorgaría gran influencia en el Parlamento y en el Consejo Europeo para la toma de decisiones, pues el número de asientos concedidos a los Estados miembros es proporcional a su tamaño poblacional.

Es por estas razones, por lo que hasta ahora, los Estados miembros habían sido más cautelosos respecto a la aprobación del ingreso inmediato de Ucrania en la comunidad. A esto hay que añadir que Francia realizó una petición para endurecer los procesos de admisión, con el fin de evitar que volvieran a suceder casos como los de Hungría o Polonia, miembros que, si bien en un primer momento, sí cumplían con los criterios de adhesión, actualmente se están alejando de su compromiso. 

Por otro lado, el ingreso de Ucrania en la UE implicaría también un impacto en el decurso de la guerra. Pues además de que Rusia podría tomar medidas en contra los países integrantes de la Unión, la entrada de Ucrania iría acompañado del apoyo en materia de seguridad del resto de Estados miembros.

En este sentido, según la legislación comunitaria, la Unión Europea entraría automáticamente en guerra contra Rusia. Más allá de las consecuencias negativas, la adhesión de Ucrania supondría para la UE la posibilidad de obtener un peso mayor sobre el país y afianzar con este país sus vínculos económicos y comerciales.

Te puede interesar:

Lucía Carbayo

Colaboradora en LISA News. Especializada en el ámbito de los Estudios Internacionales y de la Ciencia Política. Interesada en el ámbito de la Seguridad Internacional, los procesos de paz y de resolución de conflictos internacionales.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img