DDHH20 años de Guantánamo

20 años de Guantánamo

Análisis

Redacción de LISA News
Redacción de LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

El 11 de enero de 2022 se cumplen 20 años de la llegada de los primeros sospechosos de terrorismo a Guantánamo. Te damos las claves de un nuevo informe en el que se exponen costes de las detenciones e interrogatorios ilegales de los Estados Unidos después del 11 de septiembre.

Dos décadas después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 y la llegada de los primeros sospechosos de terrorismo a la Bahía de Guantánamo el 11 de enero de 2002, el Proyecto Costs of War del Watson Institute of International and Public Affairs de la Universidad Brown y Human Rights Watch publican el informe “Legado del lado oscuro. En él evalúan los costes masivos de los traslados ilegales, la detención secreta y la tortura de los Estados Unidos después de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Según el informe, estos abusos “pisotean los derechos, tanto de las víctimas como de los sospechosos, crean una carga para los contribuyentes estadounidenses y dañan los esfuerzos antiterroristas en todo el mundo, poniendo en última instancia en peligro la protección universal de los derechos humanos”.

“En todo el mundo, Guantánamo sigue siendo uno de los símbolos más duraderos de la injusticia, el abuso y el desprecio por el estado de derecho que Estados Unidos desató en respuesta a los ataques del 11 de septiembre”, dijo Letta Tayler, directora asociada de Crisis y Conflictos de Human Rights Watch y coautora del informe.

“La dependencia del gobierno de los Estados Unidos de comisiones militares profundamente defectuosas, junto con otras fallas del debido proceso, no solo ha violado los derechos de los hombres detenidos en Guantánamo. También ha privado a los supervivientes de los ataques del 11 de septiembre y a las familias de los muertos de su derecho a la justicia”, añadía.

En claves, el informe señala que:

  • Estados Unidos no ha responsabilizado a nadie porque la CIA orquestara un sistema de “sitios negros” no revelados en todo el mundo en el que detuvo en secreto al menos a 119 hombres musulmanes y torturó al menos a 39.
  • Estados Unidos se ha resistido en gran medida a la rendición de cuentas por los abusos en sus prisiones militares en Afganistán e Irak, donde detuvo a miles de musulmanes, incluidos varias mujeres y niños, y en la Bahía de Guantánamo, Cuba.
  • El ejército estadounidense sigue deteniendo a 39 hombres musulmanes en Guantánamo, 27 de ellos sin cargos penales, y los procedimientos judiciales son tan defectuosos que ninguno de los cinco sospechosos del 11 de septiembre ha sido llevado a juicio. Los prisioneros se encuentran entre al menos 780 hombres y niños musulmanes extranjeros que Estados Unidos ha mantenido en Guantánamo desde el 11 de enero de 2002.
  • Estados Unidos ha gastado más de 5,48 billones de dólares en la “Guerra contra el Terror”, incluidos 540 millones de dólares al año solo para detener prisioneros en Guantánamo.
  • Si bien las detenciones ilegales estadounidenses han disminuido gradualmente, las muertes y lesiones de civiles por ataques dirigidos por Estados Unidos en la “Guerra contra el Terror” se dispararon bajo los presidentes Barack Obama y Donald J. Trump, también sin rendición de cuentas.

Las “entregas extraordinarias” (traslados ilegales de un país a otro), las detenciones secretas y la tortura han dañado el sistema internacional de derechos humanos, dijeron Tayler y su coautora, Elisa Epstein. Al cometer abusos con impunidad, Estados Unidos ha facilitado que países como Rusia, Egipto y China critiquen a Washington y desvíen la condena internacional de sus propias violaciones de los derechos humanos.

Los socios antiterroristas estadounidenses han replicado el modelo de Guantánamo deteniendo a miles de personas en condiciones extremas en Irak, el noreste de Siria, Nigeria, Egipto y otros lugares por presuntos delitos de terrorismo. Entre los detenidos, a menudo sin cargos ni juicio, se incluyen miembros de la sociedad civil, familiares de sospechosos e hijos que son víctimas de grupos armados.

El informe también cita casos en los que la entrega ilegal y la detención y la tortura han socavado los objetivos de seguridad de los Estados Unidos. El Estado Islámico (ISIS) y otros grupos armados han utilizado los abusos estadounidenses como herramienta de propaganda para atraer a los reclutas y reforzar su narrativa de que Washington y sus aliados occidentales están librando una cruzada contra los musulmanes.

“Este informe establece una evaluación exhaustiva de los muchos costos desmesurados de la tortura estadounidense y las detenciones ilegales y entregas de musulmanes en los últimos 20 años desde el 11 de septiembre”, dijo Stephanie Savell, codirectora del Proyecto Costos de la Guerra. “Este es un fracaso moral de proporciones épicas, una mancha en el historial de derechos humanos de la nación, un error estratégico y una perpetuación abominable de la islamofobia y el racismo”.

Puedes leer el informe completo aquí.

Redacción de LISA News

Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

ViaHRW
spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img