ActualidadIsrael acusado de utilizar Pegasus para espiar a sus ciudadanos

Israel acusado de utilizar Pegasus para espiar a sus ciudadanos

Análisis

Redacción de LISA News
Redacción de LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

La justicia israelí informó la semana pasada de que va a llevar a cabo una investigación completa sobre las denuncias recibidas con respecto al software espía Pegasus, que presuntamente se usó también para espiar a ciudadanos israelíes.

Pegasus es un producto de vigilancia fabricado por la firma israelí NSO que es capaz prácticamente de convertir un teléfono móvil en un dispositivo de espionaje de bolsillo. Esto sigue siendo una fuente de controversia a nivel mundial, sobre todo tras las revelaciones del año pasado de que se utilizó para espiar a periodistas y disidentes a nivel internacional. Esta tecnología de vigilancia es considerada a día de hoy una de las herramientas cibernéticas más poderosas disponibles en el mercado, ya que para el que la posee supone la capacidad de tomar el control total del teléfono de un objetivo, descargar todos los datos del dispositivo o activar su cámara o micrófono sin que el usuario lo sepa, entre otras funciones.

NSO, la empresa tecnológica que está detrás del diseño del programa Pegasus, que ha sido detectado, entre otros, en los móviles de dirigentes de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), ha sido acusada de haber facilitado una intervención policial ilegal también en su territorio nacional. Las acusaciones rondan en torno al espionaje de teléfonos de cargos públicos, asesores gubernamentales y activistas sociales con el software Pegasus sin autorización judicial por parte de cargos de la policía.

El periódico económico israelí Calcalist, que ha sido el medio que ha hecho públicas estas acusaciones, apunta a una unidad de seguridad SIGINT de la policía de Israel. “Docenas de investigadores de la policía de Israel están utilizando las diferentes capacidades del sistema Pegasus de NSO para rastrear íntimamente objetivos de inteligencia. Algunos de estos objetivos son criminales peligrosos, pero otros son simplemente ciudadanos etiquetados como peligrosos tras hacer públicas opiniones políticas contra el gobierno israelí”, declaró el medio la semana pasada.

El informe dice que la policía usó el software espía contra el movimiento de protesta Bandera Negra contra Netanyahu, dos alcaldes, activistas que hacían campaña contra los desfiles del orgullo LGBT, un socio de un político de alto nivel y empleados de empresas gubernamentales.

Calcalist acusa a Israel de hacer un uso generalizado de Pegasus contra su población durante años, explotando una laguna legal y manteniendo la vigilancia en estricto secreto para investigar a personas que no son sospechosas de ningún delito, sin la supervisión de un tribunal o un juez. En definitiva, se acusa a los policías de la unidad SIGINT de acumular información sin acusación previa, con la pretensión de poder inculpar a los ciudadanos cuando se considerase oportuno.

Shalev Hulio, director ejecutivo de la empresa de tecnología israelí NSO, afirma que su software espía Pegasus, utilizado por los servicios de inteligencia en muchos países, estaba diseñado para no operar en teléfonos israelíes. Medio centenar de gobiernos, varios de ellos autocráticos, la han utilizado para controlar a disidentes y periodistas, según una investigación internacional difundida en 2021.

Por su parte, el jefe de la Policía, Kobi Shabtai, si bien no niega el uso del software Pegasus por parte de la policía, sí dice que los detalles de las acusaciones son incorrectos y que no se cometió ninguna ilegalidad.

Por otra parte, la policía afirma que el uso del software Pegasus está regulado por la Ley de escuchas telefónicas. Sin embargo, el propio fiscal general de la policía, Elazar Kahana, explicó en una audiencia en 2018 que las búsquedas en teléfonos y ordenadores en realidad no están incluidas en la ley.

NSO se ha visto involucrada en innumerables escándalos en los últimos años y se ha enfrentado a un aluvión de críticas internacionales por acusaciones de que ayuda a gobiernos, entre los que se incluyen dictaduras y regímenes autoritarios, a espiar a disidentes y activistas de derechos. Por su parte, Estados Unidos incluyó el año pasado a NSO en la lista negra de empresas vetadas en contratos públicos y lo agregó a la lista de empresas extranjeras que participan en actividades cibernéticas maliciosas.

Redacción de LISA News

Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img