Estados Unidos con Israel, Irán con Hamás: quién apoya a quién en el conflicto histórico de Oriente Medio

Análisis

Gabriela Andreea Gherghel
Gabriela Andreea Gherghel
Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Apasionada por las Relaciones Internacionales y redactora polifacética con especial interés en la geopolítica y las interdependencias entre las principales potencias mundiales. Alumna certificada del Máster Profesional de Analista Internacional y Geopolítica de LISA Institute.

La intensificación del conflicto entre Israel y Hamás ha reavivado las amistades y enemistades con actores internacionales, tanto países como organizaciones. Estados Unidos, como aliado histórico de Israel, incrementará su ayuda militar para contener la ofensiva de Hamás, que considera un grupo terrorista. Por su parte, Irán es conocido por haber brindado apoyo político y militar tanto a Hamás en la Franja de Gaza como a Hezbolá en el Líbano.

Una de las tareas pendientes que ha dejado el siglo XX ha sido la de encontrar una solución definitiva al conflicto entre Israel y Palestina. A pesar de los múltiples esfuerzos e intentos de varios actores internacionales como Naciones Unidas y otros Estados que han ejercido como moderadores entre ambos bandos como Egipto, esta contienda armada palestino-israelí ha estado activa desde hace 75 años en los que no han cesado los bombardeos y ataques en los territorios ocupados de Gaza y Cisjordania. 

El pasado 6 octubre (Día del Perdón en el calendario judío), se cumplieron 50 años desde la guerra de Yom Kippur en 1973. Países como Egipto y Siria lanzaron un ataque coordinado contra Israel con el fin de recuperar los territorios que el Estado judío se había anexionado durante la Guerra de los Seis Días en 1967. El 7 de octubre de 2023, el grupo terrorista Hamás lanzó un inminente e inesperado ataque con cohetes a Israel desde la Franja de Gaza. Un acto al que Israel ha respondido declarando el estado de guerra contra Hamás y al que se han unido los aliados de cada bando. 

Fuente: CNN

Quién está con Israel

Estados Unidos

El aliado por antonomasia de Israel es Estados Unidos. Ambos mantienen fuertes relaciones diplomáticas. Pero, sobre todo, destaca la cooperación en materia de inteligencia. El Mossad y el Centro Nacional de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), son dos de las agencias de inteligencia más influyentes del mundo.

El mandatario estadounidense, Joe Biden, no tardó en pronunciarse ante lo acontecido en Israel. Biden destacó que Estados Unidos «apoya al pueblo de Israel frente a estos ataques terroristas (…) El apoyo de mi administración a la seguridad israelí es sólido e inquebrantable». Por su parte, el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin señaló que: «en los próximos días, el Departamento de Defensa trabajará para garantizar que Israel tenga lo que necesita para defenderse y proteger a los civiles de la violencia indiscriminada y el terrorismo».

➡️ Te puede interesar: La Cumbre de Neguev y la influencia de Israel en la región

La actuación de Estados Unidos para apoyar a Israel no termina aquí. Además, ha intentado mover sus fichas en Oriente Medio a través de Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos. Ambos han reiterado el derecho de Israel a defenderse y que sean partidarios del compromiso estadounidense con el pueblo judío. El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Antony Blinken ha mantenido llamadas tanto con el ministro de Asuntos Exteriores saudí, el príncipe Faisal bin Farhan Al Saud, como con el de los Emiratos Árabes Unidos, el jeque Abdullah bin Al Nahyan.

Asimismo, Blinken también habría contactado con el ministro de Exteriores turco, Hakan Fiden. En este caso, para solicitar que Turquía intervenga como Estado mediador para detener la ofensiva de Hamás.

La Unión Europea

En los últimos días, ha sorprendido el cambio de postura de la Unión Europea con respecto al conflicto palestino-israelí. Hasta el momento, la Unión Europea se mostraba muy crítica en las relaciones con Tel Aviv debido a los bombardeos israelíes en Gaza y Cisjordania. Sin embargo, tras la declaración de estado de guerra en Israel, la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen, manifestó en su cuenta de X (antes Twitter): «Condeno inequívocamente el ataque perpetrado por los terroristas de Hamás contra Israel. Es terrorismo en su forma más despreciable. Israel tiene derecho a defenderse de ataques tan atroces». 

Por su parte, el Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell también ha trasladado su apoyo al pueblo israelí y ha hecho un llamamiento a la solidaridad y el cese de la violencia, ya que esta no resuelve el conflicto, sino que lo acrecienta. 

➡️ Te puede interesar: ¿Qué papel juega Israel en la guerra de Ucrania?

La organización supranacional carece de una política exterior común sobre el conflicto entre Israel y Palestina y la gran mayoría de sus Estados Miembro se ha mostrado a favor de Israel. El canciller alemán, Olaf Scholz ha comparecido frente a la prensa alemana que «cientos de israelíes han sido asesinados. Miles de cohetes fueron disparados desde la Franja de Gaza por terroristas hacia Israel. Al mismo tiempo, combatientes fuertemente armados invadieron Israel (…) Estos actos son bárbaros; Son escandalosas y no se pueden justificar por nada, absolutamente nada». 

Con los ataques acontecidos en Israel, la Comisión ha planteado una directiva para eliminar una financiación de 691 millones de euros a las autoridades palestinas, y el Comisario de Ampliación de la Unión Europea Oliver Varhelyi ha confirmado que se ha efectuado una congelación «inmediata» de todos los fondos al pueblo palestino al menos «hasta nuevo aviso». Sin embargo, España, Irlanda y Dinamarca se han mostrado reticentes a cortar la ayuda a Palestina. 

Reino Unido

Reino Unido ya no forma parte de la Unión Europea tras ejecutarse el Brexit en enero de 2021, no obstante, al igual que sus socios europeos, Reino Unido se ha mostrado a favor de Israel. Su primer ministro, Rishi Sunak ha señalado que Londres trabajará con los aliados internacionales con el fin de suministrar y coordinar el apoyo a los israelíes. Del mismo modo Sunak también ha dejado claro su apoyo a Israel destacando que «a medida que la barbarie de las atrocidades se vuelve más clara, apoyamos inequívocamente a Israel, este ataque de Hamás es cobarde y depravado. Hemos expresado nuestra total solidaridad con Benjamin Netanyahu y trabajaremos con los socios internacionales en las próximas 24 horas para coordinar el apoyo».

Otros países europeos que tampoco forman parte de la Unión Europea, como Noruega, Islandia, Macedonia del Norte, Albania y Ucrania han mostrado la misma postura a favor de Israel.

Marruecos

El pasado mes de julio, Marruecos e Israel retomaron sus relaciones diplomáticas. Bajo el gobierno de Benjamin Netanyahu, Israel reconoció oficialmente la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental. A raíz de esta decisión, ambos países también han mejorado el acuerdo de cooperación militar. Un entendimiento que tuvo lugar en un momento de crisis para Marruecos a causa de las tensiones entre Argelia y el Frente Polisario. Por consiguiente, la ayuda israelí es fundamental para la política exterior en lo referido al Sáhara Occidental así como contar con ventaja sobre su eterno enemigo en la región, Argelia. 

➡️ Te puede interesar: Marruecos, Israel y el Sáhara Occidental: implicaciones históricas

Baréin

Baréin es un pequeño país ubicado en el Medio Oriente, muy cerca de Catar. No obstante, a pesar de contar con una población mayormente musulmana, se desmarca de sus vecinos árabes. Por ello, también es uno de los países aliados de Israel, a pesar de que en relación con el conflicto actual, ha pedido el cese de la violencia.

Para Baréin, Israel es un garante y un aliado estratégico para combatir con la influencia del gran enemigo de la región, Irán. Asimismo, Baréin fue uno de los países que firmaron los Acuerdos de Abraham en 2020 bajo la administración de Donald Trump, junto con Marruecos, Egipto y los Emiratos Árabes para retomar las relaciones con Tel Aviv en favor de rebajar las tensiones entre todas las partes y apelar a la cooperación mutua.  

Emiratos Árabes Unidos

Emiratos Árabes Unidos, al igual que Baréin firmó los Acuerdos de Abraham y ha restaurado relaciones diplomáticas con Israel. En este conflicto se ha posicionado sutilmente del lado de Israel. A diferencia de Baréin, Emiratos Árabes Unidos es un país musulmán de pleno derecho y en 2020 fue tachado de traidor por parte de sus vecinos por retomar las relaciones con Israel.

En un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, el país ha apuntado que «el ministerio lamenta profundamente la pérdida de vidas israelíes y palestinas como resultado del estallido de violencia, y pide a ambas partes que reduzcan la escalada y eviten una expansión de la violencia atroz con consecuencias trágicas que afectan vidas e instalaciones civiles». 

Quién está con Hamás

Irán

Irán ha buscado una mayor influencia en Oriente Medio. Esa búsqueda de influencia ha generado importantes fricciones con sus vecinos. Sobre todo tras el apoyo de Irán en países en conflicto como Siria, Líbano, Irak y Yemen. Por otro lado, también es una de las principales potencias nucleares de la región. Aunque defiende que ha abandonado sus intenciones de proliferar armas nucleares, Estados Unidos y sus aliados no se fían de su palabra y tratan de contrarrestar la presencia de Irán en Oriente Medio. Al igual que contrarrestar sus pretensiones de extender el islam chiita a sus vecinos suníes, como Arabia Saudita. 

➡️ Te puede interesar: Las razones detrás del ataque de Hamás a Israel

El país árabe también es conocido por haber proporcionado apoyo político y militar a calificados grupos terroristas como Hezbolá en el Líbano y a Hamás en la Franja de Gaza. Aunque Irán niega estar implicado en el estallido de la guerra en Israel, es conocido que Irán es el principal proveedor financiero y militar de Hamás. En un comunicado recogido por Aljazeera, Irán habría declarado ante la ONU que aunque Irán «apoya enfáticamente a Palestina, sin embargo, no estamos involucrados en la respuesta de Palestina, ya que es tomada únicamente por la propia Palestina», además «las medidas resueltas tomadas por Palestina constituyen una defensa totalmente legítima contra siete décadas de ocupación opresiva y crímenes atroces cometidos por el régimen sionista ilegítimo». 

Irán es uno de los mayores enemigos de Israel y el actor que más apoyo ha mostrado a Palestina y a la actuación por las armas del grupo terrorista Hamás. 

Argelia

Después de Irán, Argelia es el segundo país más a favor de la causa de Hamás. Nunca ha mantenido relaciones diplomáticas abiertas con Israel debido a la enemistad entre ambos países. Además, Argelia no reconoce oficialmente el Estado de Israel y la presencia sionista en el Magreb del lado de Marruecos es una provocación para Argel. 

➡️ Te puede interesar: Qué es Hamás y cuál es su relación con Israel y Gaza

En un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores de Argelia señala que «Argelia sigue con gran preocupación la evolución de los brutales ataques de Israel contra la Franja de Gaza, que han costado la vida a decenas de hijos e hijas inocentes del pueblo palestino, caídos como mártires frente a la persistente política de opresión y persuasión que la ocupación sionista impone al valiente pueblo palestino». 

Siria

Irán es el principal aliado estratégico de Siria, y quizá el país que más influencia tiene en Damasco. Esta alianza estratégica se remonta a la Guerra de Irán-Irak en la que Siria apoyó a Irán frente a Irak. Desde entonces, Damasco y Teherán han cooperado mutuamente para luchar conjuntamente contra sus dos principales enemigos, Estados Unidos e Israel. 

Líbano

La ocupación del sur de Líbano por parte de Israel en 1982 ha dejado grandes secuelas en las relaciones entre ambos países. Además, Líbano fue uno de los grandes receptores de refugiados palestinos, lo que ha acrecentado más el odio hacia Tel Aviv. Por otro lado, Líbano al igual que Siria, también es muy cercano a Irán. Teherán es el principal apoyo a Hezbolá, un grupo armado y político chiita libanés que muestra similitudes con Hamás. 

➡️ Te puede interesar: Tres claves para entender el conflicto entre Israel y Palestina

Qatar

Al igual que con Argelia, Qatar tampoco ha mantenido relaciones diplomáticas con Israel y no lo reconoce como un Estado soberano. Asimismo, el acercamiento entre los enemigos de Qatar, como Arabia Saudita y Emiratos Árabes con Israel, junto con el fuerte apoyo musulmán qatarí con Palestina han provocado que Qatar se posicione como aliado de la contraofensiva de Hamás. Incluso se ha llegado a sospechar que Qatar ha dado refugio y apoyo económico a los integrantes de Hamás.

Las diferencias entre el conflicto entre Israel y Hamás frente a la invasión rusa en Ucrania

Existe un creciente temor a que la escalada armada entre Israel y el grupo terrorista palestino. Hamás pueda provocar un conflicto internacional en el siglo más «tranquilo» de la historia de la humanidad. Lo mismo se pensó cuando Rusia invadió Ucrania, sin embargo, esta guerra es diferente. En la guerra de Ucrania, hay una víctima y un agresor. Por el momento, ningún país se ha atrevido a declararse a favor de la invasión rusa de Ucrania. En Israel, por el contrario, ya se han formado dos bandos. Por un lado, los aliados de los israelitas, principalmente los países de Occidente. Y, por otro lado, los aliados de Hamás, en su mayoría países musulmanes.

Debemos de tener en cuenta que la zona donde está Israel es una sumamente sensible y conflictiva. Además, es el escenario de acentuadas tensiones entre los países que componen Oriente Medio y Próximo. El posicionamiento entre un bando u otro resulta sumamente peligroso para la seguridad internacional.

También debemos considerar que el estallido de la guerra en Israel podría ser el fin para la integridad territorial de Ucrania. Las tropas ucranianas sufren una fuerte dependencia de la ayuda estadounidense, la cual pende de un hilo. El futuro de la financiación estadounidense a Ucrania se ha visto amenazado por una polémica en su Cámara de Representantes. El apoyo de por sí queda paralizado por cuestiones de política interna. A ello se suma que, ahora, Estados Unidos ha anunciado que ayudará en todos los ámbitos al Ejército israelí.

Siguiendo esta retórica, si Estados Unidos tuviese que elegir entre ayudar a Ucrania o a Israel, Washington podría decantarse por Israel, ya que es un aliado mucho más esencial y en el que Estados Unidos cuenta con intereses geopolíticos más ambiciosos que en Ucrania. Por el momento, Rusia no se ha posicionado entre Israel o Hamás, sino que ha hecho un llamamiento a la desescalada del conflicto, como consecuencia de su lucha «nacional» en Ucrania.

En definitiva, si el conflicto sigue escalando existe una gran posibilidad de que se acentúe una guerra mundial. Un conflicto alentado por la multiplicidad de actores y sus intereses contrapuestos.

Te puede interesar:

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí