ActualidadEl MI5 sabía sobre el atacante del Manchester Arena, ha revelado una...

El MI5 sabía sobre el atacante del Manchester Arena, ha revelado una nueva prueba

Análisis

Redacción de LISA News
Redacción de LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

Esta semana se ha publicado un resumen de las pruebas presentadas en audiencias cerradas, por razones de seguridad nacional, sobre el atentado del Manchester Arena en 2017. Los documentos revelaron que el MI5 tenía información clasificada de que el terrorista del Manchester Arena apoyaba a ISIS antes de lanzar su ataque.

Salman Abedi asesinó a 22 víctimas cuando detonó una bomba casera entre los jóvenes fanáticos que salían de un concierto de Ariana Grande en mayo de 2017.

Se le dijo al equipo de investigación del Manchester Arena que el MI5 había recopilado información sobre Abedi durante varios años, y hasta en dos ocasiones se determinó que era un “sujeto de interés”, pero finalmente se cerraron las investigaciones ante la creencia de que no representaba una amenaza de ataque inminente.

Hasta en dos ocasiones distintas en los meses previos al atentado, el MI5 recibió información clasificada, “cuya importancia no se apreció completamente en ese momento”, menciona el documento de investigación y ésta no se compartió con la policía antiterrorista, informa la BBC.

“El MI5 tenía información clasificada de que Salman Abedi apoyó al Estado Islámico, pero señaló que hubo un gran número de personas durante este periodo que expresaron dicho apoyo que no representaban una amenaza para la seguridad nacional del Reino Unido, y que hubo algunas inconsistencias en la información sobre el alcance que tenía el apoyo a los objetivos del Estado Islámico y qué haría, en todo caso, para lograr sus objetivos a través de sus acciones”, decía el documento.

En el momento del ataque, Abedi fue designado como un SOI (sujeto de interés) cerrado para el MI5, lo que significa que no estaba bajo investigación y era uno de los 20.000 SOI cerrados en ese momento. Los servicios de seguridad también estaban realizando 3.000 investigaciones antiterroristas en vivo.

“Dos de los testigos del MI5 opinaron que si se hubiera proporcionado más contexto con la información recibida, esto podría haber generado que se tomaran más medidas de investigación”.

Un agente del MI5 que evaluó por primera vez un dato de información aceptó, al ser interrogado antes de la investigación, que podría entenderse en ese momento “que indica una actividad de preocupación apremiante para la seguridad nacional”.

La investigación encargada de esclarecer el atentado indica que se pudo haber pedido a la policía que realizara una parada en el puerto cuando Abedi regresó al Reino Unido, desde Libia, unos días antes del ataque.

Kim Harrison, que representa a 12 de las familias de las víctimas, dijo que estaban profundamente conmocionados y consternados. “Es difícil de tragar escuchar que aparentemente se habían planteado preocupaciones con los superiores con respecto a la selección de inteligencia, incluidas las preocupaciones de que algo podría pasar debido a los volúmenes de documentos que se están considerando”, agregó.

“El trabajo antiterrorista nunca debe contar con recursos insuficientes. Si se necesitan más recursos para mantener seguro a nuestro país, es esencial que se proporcionen con carácter de urgencia” concluyó la abogada.

Sin embargo, un informe de expertos separado sobre si el ataque podría haberse evitado, realizado por un agente jubilado del MI5, dijo que no estaba claro si una respuesta diferente habría podido detener definitivamente el bombardeo.

El informe decía que las decisiones de cerrar las investigaciones sobre Abedi en 2014 y 2015, y de no darle prioridad a principios de 2017, eran “comprensibles y razonables” según la información disponible en ese momento.

“Incluso si el material [redactado] hubiera estado disponible para los investigadores y hubieran decidido tomar nuevas medidas e iniciar investigaciones como resultado, creo que, dado el contexto de amenazas y el tamaño de la cartera de investigación del MI5 en ese momento, es poco probable que estos requisitos habrían sido priorizados sobre otros trabajos durante el tiempo suficiente o en la medida requerida para producir información clasificada detallada y oportuna sobre la planificación y las actividades de Abedi que, con algún grado de certeza, habría permitido una prevención exitosa del ataque”, concluyó el experto.

El equipo de investigación del atentado se ha enterado de que se sabía que Abedi se había asociado con al menos otras ocho personas vinculadas al terrorismo, y se había identificado que el área del sur de Mánchester donde vivía tenía un problema potencial con el extremismo y la radicalización.

El MI5 recibió información sobre Abedi por primera vez en 2010 porque sus detalles estaban vinculados a otro sujeto de interés, pero evaluó que no había nada sospechoso en ese momento.

Fue investigado en marzo de 2014 después de tener contacto con una persona involucrada en un viaje a Siria, pero la investigación se cerró cuatro meses después de que se “evaluara que Abedi no era un riesgo para la seguridad nacional”.

Abedi entró en el radar del MI5 por vínculos con extremistas en 2015, 2016 y 2017, y también estuvo sujeto a dos controles de viaje que determinaron que no había viajado a Siria.

La investigación, que está considerando si se ignoró alguna oportunidad para evitar el bombardeo de Abedi, por el momento continúa.

Redacción de LISA News

Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img