CiberseguridadLos peligros de Tinder

Los peligros de Tinder

Análisis

Isabel López Ramos
Isabel López Ramos
Jurista especializada en Ciberseguridad y Protección de datos. Amante del Derecho Penal y las nuevas tecnologías. Estudiante de Máster en Ciberdelincuencia en UNIR.

Tras el estreno en Netflix de la serie-documental “Tinder Swindler” (el timador de Tinder, en español) la aplicación ha sido estudiada con lupa respecto a los posibles peligros que puede suponer para los usuarios. En este artículo te explicamos los ciberriesgos a los que te enfrentas cuando utilizas la aplicación con el objetivo de que puedas utilizar Tinder de forma segura.

Alrededor de 50 millones de personas utilizan Tinder en todo el mundo sabiendo que, al hacerlo, se exponen a una serie de peligros. El principal es el fraude económico, temática central del documental de Netflix. Cuando se trata de redes sociales o aplicaciones que se enfocan en conocer a otras personas, es difícil asegurarse de que la persona al otro lado de la pantalla es quien dice ser. En Tinder, además, los ciberdelincuentes juegan con la ventaja de que puede resultar más sencillo manipular a aquellas personas que buscan un compañero de vida o alguien en quien confiar.

Te PUEDE INTERESAR: ¿Cómo es el perfil del ciberdelincuente?

Los ciberdelincuentes utilizan identidades falsas, buscan la confianza de otras personas y crear una relación mínimamente sólida que le permita conseguir información sobre su potenciales víctimas. Tal y como explicamos en este artículo de LISA News, progresivamente podrían ir aumentando sus peticiones, una vez hayan conseguido crear ese vínculo con su víctima.

Te puede interesar: Cómo enamoran los ciberdelincuentes

Otro de los grandes riesgos del uso de aplicaciones como Tinder es la posibilidad de sufrir sextorsión, un tipo de chantaje que utiliza la premisa de que se publicarán vídeos o fotos íntimos si no se cumplen las demandas del ciberestafador.

Te puede interesar: Definición y diferencias entre Grooming, sexting, stalking y sextorsión

Tampoco podemos olvidar un ciberriesgo que existe en cualquier aplicación: la filtración de datos. Tinder, al igual que otras aplicaciones, comparte información personal que, además, puede ser utilizadas por los ciberdelincuentes para la creación de perfiles falsos y cometer otros delitos.

Te puede interesar: Los “gamers” en el punto de mira de los ciberdelincuentes

Además, en Tinder pueden existir casos de malware en las foros que se comparten, insertando el ciberdelincuente un malware dentro del archivo de la imagen. Cuando el usuario se descarga esta fotografía también se descarga ese malware.

Te puede interesar: “Si solo los ciberexpertos supiéramos de Ciberseguridad, estaríamos demasiado expuestos”

Por último, mencionamos el robo de cuentas, permitiendo al ciberdelincuente vender los datos en la Dark Web, y el ciberacoso. En relación a este último hay que tener especial cuidado al compartir datos personales como el domicilio, ubicación actual o lugar de trabajo ya que una situación de ciberacoso puede, de haber proporcionado estos datos, llegar al plano real.

Te puede interesar: ¿Qué es el ciberacoso y qué tipos existen?

Consejos para protegerse en Tinder

Conociendo los peligros y ciberriesgos de Tinder, y otras redes sociales o aplicaciones similares, estamos más protegidos ante ellos. Desde marzo de este año, probablemente debido al lanzamiento del ya mencionado documental en Netflix, los usuarios pueden (únicamente en Estados Unidos por el momento) comprobar los antecedentes de las personas con las que hablan.

Te puede interesar: Lista de 15 consejos de Ciberseguridad para evitar el 99% de ciberataques

Mientras esta configuración que mejora la seguridad de los usuarios no se extiende a los demás países, desde LISA News te damos algunos consejos para disfrutar de Tinder sin exponerte a ciberriesgos y ciberamenazas:

  • Utiliza diferentes fotografías de perfil en las aplicaciones de Tinder a las que tienes en otras redes sociales como Twitter, Facebook o Instagram. De esta forma será más difícil que otra persona encuentre más información sobre ti al no poder relacionar tus fotografías con otros perfiles.

Te puede interesar: ¿Qué es el Egosurfing y cómo puede ayudarnos?

  • No compartes demasiada información personal por los motivos expuestos en este artículo y no descargues archivos ni fotografías de usuarios en los que no confíes.
  • Informa a la Tinder de cualquier comportamiento sospechoso que hayas observado de algún usuario.
  • Si decides pasar del plano virtual al físico y concertar una cita, propón una localización en la que haya más personas alrededor y lejos de ubicaciones cercanas a tu domicilio o trabajo.

Te puede interesar: Deepfakes, cada vez más usados por los ciberdelincuentes

Te puede interesar:

Isabel López Ramos

Jurista especializada en Ciberseguridad y Protección de datos. Amante del Derecho Penal y las nuevas tecnologías. Estudiante de Máster en Ciberdelincuencia en UNIR.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img