CiberseguridadCómo enamoran los ciberdelincuentes

Cómo enamoran los ciberdelincuentes

Análisis

LISA Institute
LISA Institute
Contenido creado de la mano del equipo docente de LISA Institute.

La estafa amorosa llegó al mundo digital para quedarse, sistematizarse y convertirse en un cibernegocio que genera muchos beneficios. Te explicamos cuál es el modus operandi de este tipo de ciberdelincuentes y cómo evitar ser estafado.

Seguramente hayas recibido alguna vez invitaciones en redes sociales de hombres y mujeres especialmente atractivos. ¿Por qué estamos tan seguros? Porque ocho de cada diez usuarios de redes sociales ha padecido un intento de estafa amorosa. Algunos de ellos perdieron algo dinero, otros acabaron siendo víctimas de sextorsión (extorsión sexual).

Todos somos humanos y, por tanto, todos tenemos debilidades. Da igual si estás casado o soltero, si eres hombre o mujer, si tienes mucha seguridad en ti mismo o si sueles enamorarte a la primera de cambio. La Estafa amorosa es un proceso sistemático que se envía a miles de contactos para, a posteriori, centrarse en aquellos que han dado señales de debilidad o necesidad. Y… siento decirte que todos tenemos momentos de debilidad por el simple hecho de ser humanos. 

La mayoría de expertos en persuasión (o manipulación, en función de la legitimidad de la acción) coinciden en que cualquier persona tiene 5 bloques de debilidades. Dichas debilidades varían en función del momento social, económico, psicológico o emocional de cada uno y pueden ser utilizadas en contra nuestro. Todos las tenemos, aunque en diferente grado de intensidad. 

Tal y como se explica largo y tendido en los Cursos de Inteligencia de LISA Institute, estos 5 bloques de debilidades reciben el nombre de MICEL (por sus siglas en inglés) y se dividen en: Money (Dinero), Ideology (Ideología), Compromise or Coaction (Compromiso o Coacción), Ego or Extortion (Ego o Extorsión) y Love (Amor).

Cada una de ellas es un vector o canal de ataque emocional que permite al cibercriminal modular, adaptar o cambiar la voluntad de su víctima en su propio beneficio. En próximos artículos explicaremos el resto de canales, hoy nos centramos en los vectores de “Amor” y “Ego o Extorsión”.

Modus operandi de la estafa amorosa para no caer en ella

Lo que a continuación explicamos no solo es positivo que lo conozcas tú a modo de autoprotección. Es conveniente que lo expliques y reenvíes a tu entorno personal, tanto a tu pareja (sí, la Estafa amorosa puede llegar a provocar divorcios), como a tus hijos o amigos, con el objetivo de ayudarles a evitar que caigan en la trampa.

Hay dos versiones de modus operandi de la estafa amorosa, la versión básica y la extendida. La versión básica se conforma con pedir dinero y la versión extendida exige dinero amenazando con represalias. En este sentido, aquí te narramos un ejemplo de cuáles serían los pasos del ciberdelincuente para estafarte:

Te llega una solicitud de contacto en alguna de tus redes sociales, WhatsApp, correo electrónico o cualquier página de citas en la que estés registrado. La solicitud o mensaje suele ir acompañado de un mensaje.

El contacto probablemente será del género opuesto al tuyo y tenga un nombre extranjero. Utilizará el inglés, probablemente, pero con algunas faltas de ortografía o expresión.

El sujeto te diría que le “encantan” tus fotografías, estilo, vídeos o cualquier otra cosa con la intención de alagarte y conseguir tu atención y recompensa emocional. En función de la paciencia del cibercriminal le dedicará más o menos tiempo y esfuerzo a enamorarte, persuadirte y manipularte con halagos y promesas.

En algún punto te pedirá un chat en vivo y, tarde o temprano, te pedirá fotografías o vídeos. Primero, serán más “normales” para pasar a ser “íntimos”. En la “versión extendida” que hemos mencionado anteriormente, te pedirá que aparezca tu cara en ellos.

Una vez el cibercriminal considere que te ha “enamorado” o que tenga suficiente material íntimo tuyo, te explicará que llega su cumpleaños (por poner un ejemplo de entre las muchas excusas que puede utilizar) o que tiene un problema y te pedirá “dinero como regalo” o “ayuda económica”.

Tras hacer chantaje emocional (sobre todo si este funciona) pasará al chantaje sexual, amenazando con difundir a tu pareja, padres, hijos, incluso a tu entorno laborar tus fotos o vídeos sexuales. Tú le has dado esa información. Si no les has enviado nada explícito, en ocasiones, editará tu cara y la introducirá en fotografías pornográficas.

Si en cualquier momento accedes, lo habitual es que continúe pidiéndote dinero o chantajeándote hasta que decidas parar o denuncies.

Ocho consejos preventivos para evitar una estafa amorosa

Para evitar la estafa amorosa es importante interiorizar los siguientes consejos preventivos para así aplicarlos de forma permanente:

Evita compartir información personal en las redes sociales y páginas de contactos. Si consideras importante ser activo en redes sociales, por lo menos, ciérralas al exterior, permitiendo que sólo tus contactos vean tu información y publicaciones.

Sospecha de cualquier solicitud de contacto de personas que no has conocido previamente en persona.

Aunque te suene su nombre, puede tratarse de una cuenta robada o copiada para conseguir acceso a tu información personal. Verifica la identidad del solicitante a través de otras redes sociales, teléfono, etc.

Si estás abierto a conocer a nuevas personas por Internet, presta mucha atención a la cantidad de información personal que publiquen. Las cuentas falsas para delinquir no suelen tener muchas fotografías ni información personal ya que son perfiles falsos poco elaborados y de reciente creación.

Sospecha si el contacto comete errores ortográficos o gramaticales, te explica historias incoherentes y excusas como que su cámara no funciona. 

Nunca compartas información, fotografías o vídeos personales que puedan comprometerte

Si aceptas una cita en persona, informa a tu familia y amigos con quién y dónde vas a estar.

Sospecha especialmente si te piden dinero. No lo envíes nunca ni proporciones datos de tu tarjeta, cuenta bancaria o copias de tu DNI.

Y si ya has caído en la trampa… aquí te explicamos qué hacer

Si te has reconocido a lo largo del artículo y estás siendo víctima de estafa amorosa, lo primero de todo: no te sientas avergonzado. Le ha pasado a miles de personas en el mundo, sigue pasando continuamente y suele llegar cuando menos te lo esperas. Te recomendamos lo siguiente:

Cesa inmediatamente todo contacto con el estafador. En cualquier interacción puedes estar facilitándole información clave que puede utilizar en tu contra. En este caso, es muy eficaz la frase de “el mejor desprecio es el no dar aprecio”. Los cibercriminales en las estafas amorosas centran sus esfuerzos en aquellas víctimas más enamoradas, dejando de lado aquellas que no contestan.

Bloquea al contacto en todas las redes sociales, páginas de contacto, teléfono, email y chats para evitar que pueda contactarte.

Si es posible, guarda todas las comunicaciones (mensajes, chats, pantallazos, imágenes y vídeos que te haya enviado).

Presenta una denuncia en la policía. Sí, lo sabemos. Cuesta explicar y reconocer que hemos caído en la trampa, pero es la mejor fórmula para evitar que el cibercriminal cese el acoso, utilice la información contra ti y pueda ser identificado por la policía para evitar más víctimas como tú.

Informa y denuncia al perfil que haya sido utilizado por el estafador para que le bloqueen la cuenta en todas las redes sociales.

Si has facilitado información bancaria, contacta con tu banco.

La primera fase para prevenir cualquier amenaza o ciberamenaza es conocerla y reconocerla a tiempo. Si no conocemos bien los ciberriesgos y ciberamenazas (más allá de las estafas amorosas), no podremos identificarlos ni prevenirlos.

Los cibercriminales aprovechan precisamente el desconocimiento, la exposición y las vulnerabilidades de los usuarios para acceder a nuestra información y a nuestros dispositivos, y utilizarlos en contra nuestro o de nuestra organización.

Por todo ello se creó el curso de Concienciación en Ciberseguridad de LISA Institute para que personas que no tienen conocimientos previos en Ciberseguridad ganen conciencia y mejoren así su seguridad y privacidad, tanto en la vida personal como profesional.

LISA Institute

Contenido creado de la mano del equipo docente de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img