Actualidad¿Es posible predecir la reincidencia de los presos?

¿Es posible predecir la reincidencia de los presos?

Análisis

Redacción de LISA News
Redacción de LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

El Riscanvi es un algoritmo que trata de calcular el riesgo de reincidencia de los presos. Este protocolo informático pretende ayudar a los funcionarios penitenciarios a la hora de decidir si un interno está preparado para salir o si, por el contrario, debe seguir encerrado porque todavía supone un peligro para la sociedad.

Para que un preso pueda tener permisos penitenciarios en España, el juez recibe un informe técnico, elaborado por los profesionales del sistema penitenciario, donde se entra a valorar todo tipo de circunstancias para decidir si el reo puede disfrutar de un tercer grado, libertad condicional, libertad vigilada, etc.

Sin embargo, desde hace más de una década en las cárceles de Cataluña, además, se usa un algoritmo decisivo para el transcurso de cualquier persona que entra en prisión. En 2008 un grupo de investigadores sobre violencia, liderado por el catedrático Antonio Andrés Pueyo, comenzó a diseñar RisCanvi, una herramienta que predice el riesgo de que un preso vuelva a cometer un delito, valorando la posibilidad de que un recluso sea reincidente a través de un algoritmo. Esta herramienta recopila una gran cantidad de datos de los presos desde que comienzan su ciclo carcelario y después arroja un resultado sobre el riesgo de reincidencia: bajo, medio, alto, extremo.

El RisCanvi se identifica como un procedimiento de la valoración del riesgo de una conducta violenta futura. Inicialmente, se llevó a cabo pensando en los delincuentes violentos (delincuentes sexuales, homicidas…), pero actualmente se aplica a cualquier delincuente que esté en prisión.

Cuando un interno entra condenado a prisión se hacen varios estudios para darle un tratamiento, para asignarle una ubicación, pero también se incorpora la valoración del riesgo. De esta forma, el protocolo RisCanvi nos dice si aquel interno es de muy bajo riesgo o de muy alto riesgo. Y en función de ello se determinan las actuaciones que se harán con él.

En los 13 años que lleva en vigor este método, se han efectuado en torno a 90.000 riscanvis a los casi 38.000 internos evaluados que son sometidos a examen no solo al ingresar en prisión, sino cada seis meses. Este sistema ha evolucionado con los años y hoy se utiliza para estimar, también, si un interno puede cometer un acto violento entre rejas o el peligro de que no regrese tras un permiso.

Antonio Andrés Pueyo, doctor en psicología y director del grupo de Estudios Avanzados en Violencia de la Universitat de Barcelona y coordinador de RisCanvi, habló en Cadena Ser sobre este algoritmo:

“Se trata de un algoritmo que ayuda a los profesionales a predecir el grado de probabilidad de reincidencia de un preso (…) Desde hace varios años estas decisiones las toma un equipo multidisciplinar, ellos tomaban las decisiones a su criterio. Muchas veces eran más subjetivos que en otras ocasiones o tenían más prisa. El ‘RisCanvi’ intenta fundamentar en lo que sabemos hoy sobre el comportamiento humano esas decisiones y que no todo sea discrecional”, explicaba el psicólogo.

Pueyo señaló que hay dos predictores: estáticos y dinámicos. Entre los primeros se incluyen ítems tales como ser varón, la edad o haber estado en contacto con el mundo criminal. Los factores dinámicos son, por ejemplo, depender de las drogas o que los tratamientos psicológicos que se hayan aplicado al reo no hayan funcionado.

“El algoritmo intenta hacer a todos iguales. Pretende, con el conocimiento que tenemos en la criminología, ayudar a los profesionales a que su trabajo sea más eficiente, pero no es vinculante. Se utiliza con todos los internos de Cataluña y es obligatorio”, afirma.

El algoritmo se utilizó también con los presos del procés, pero en este caso, dice el criminólogo, es difícil predecir el riesgo de reincidencia por la naturaleza del delito. El ‘RisCanvi’ estaba pensado originalmente para delitos violentos.

“En los delitos menos graves de robo se da una mayor tasa de reincidencia. En segundo lugar, los delitos contra las personas y finalmente los delitos contra la salud como el tráfico de drogas. Los últimos son los delitos sexuales, son los que menos reincidencia tienen”, explica Pueyo.

“La sociedad ha confiado demasiado o solo en el sistema penitenciario para la rehabilitación. Probablemente, hay que desarrollar otras estrategias”, dice. Por otra parte, el doctor en Psicología deja claro que “las personas que entran en prisión y tienen muy bajo riesgo de reincidencia, la prisión suele ser dañina. Es una realidad porque lo que sucede es una alienación de la vida cotidiana. Han cometido un delito y eso les hace susceptibles de recibir un castigo, van a recibir medidas rehabilitadoras, pero las prisiones pueden tener un día a día dañino”.

Los letrados, por su parte, critican que tanto fiscales como jueces puedan anteponer las resoluciones de un algoritmo sin sentimientos frente a las decisiones de expertos que trabajan cada día con los reos. Como consecuencia, denuncian la indefensión a la que se ven sometidos al no saber qué alegar ante la toma de decisiones del sistema cuyo algoritmo decide en base a meras estadísticas y no tanto según el caso particular de la persona en cuestión.

Se critica también que únicamente se ha redactado un informe público en todos los años de funcionamiento del algoritmo y se pide la revisión del programa y garantizar su transparencia.

Redacción de LISA News

Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img