ActualidadEl próximo paso de Putin en Ucrania podría ser un ciberataque

El próximo paso de Putin en Ucrania podría ser un ciberataque

Análisis

Redacción de LISA News
Redacción de LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

Según expertos entrevistados por The New York Times, el próximo movimiento del presidente ruso Vladimir Putin en Ucrania podría consistir en un ciberataque. No es la primera vez que esto ocurre y Estados Unidos y Reino Unido han enviado expertos en guerra cibernética al país para ofrecer apoyo ante un “potencial” ciberataque.

20/12/21

Esta semana, The New York Times publicó que Estados Unidos y Reino Unido estarían apoyando a Ucrania para prepararse para un “potencial” ciberataque ruso. El objetivo, según las evaluaciones de inteligencia de Estados Unidos, sería hacer que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, parezca “indefenso” y, tal vez así “proporcionar una excusa para una invasión”.

Según el medio de comunicación en una noticia publicada por los periodistas David E. Sanger y Julian E. Barnes, Estados Unidos y Reino Unido habrían enviado expertos en guerra cibernética a Ucrania. De esta manera, consideran que el próximo movimiento del presidente ruso Vladimir Putin “podría no ser una invasión con las 175.000 tropas que está concentrando en la frontera, sino con ciberataques”.

Hace unas semanas, el Ejército de Estados Unidos informaba que Estados Unidos y Reino Unido trabajaban conjuntamente para desarrollar sus habilidades cibernéticas.

Funcionarios y expertos estadounidenses han asegurado en entrevistas a The New York Times que la cibercampaña rusa contra Ucrania “nunca se detuvo” aunque “hasta hace poco burbujeaba a un nivel bajo”. “La acción se ha identificado durante el último mes mientras la atención pública se ha centrado en la acumulación de tropas”, advertían.

Esta tesis parece apoyarse también por Keir Giles, de Chatham House. Así, en una entrevista a Reuters aseguró que “los diferentes escenarios para saber cómo Rusia podría tratar de persuadir a Occidente castigando a Kiev no tienen por qué incluir necesariamente una incursión terrestre”. Algunos de los escenarios que plantea el experto son los “ataques con misiles de largo alcance, aprovechando las defensas antimisiles menos sólidas de Ucrania, así como los ciberataques a infraestructuras críticas”, aseguraba.

También parece ser la tesis predilecta del Senador Angus King de Maine, miembro del Comité de Inteligencia del Senado: “No creo que haya la menor duda de que si hay una invasión u otro tipo de incursión en Ucrania, comenzará con la cibernética. Según un destacado investigador de ciberactividad rusa y presidente de Silverado Policy Accelerator, consistiría en “una campaña generalizada dirigida a numerosas agencias gubernamentales, incluidos asuntos internos, policía nacional y servicios eléctricos”.

Los funcionarios estadounidenses se negaron a describir los ciberequipos que se están enviando a Ucrania, pero sí que la Administración Biden admitió en un comunicado que apoyan “desde hace mucho tiempo los esfuerzos de Ucrania para aumentar sus ciberdefensas y ciberresiliencia”.

El cálculo, según un alto funcionario de inteligencia que solicitó el anonimato a The New York Times, sería que “tal ataque no le requeriría ocupar el país, ni sufriría tantas de las sanciones que casi con seguridad seguirían a una invasión física”.

Según Infosecurity Magazine, ciberexpertos ucranianos han estado probando la respuesta a incidentes a gran escala al país. Así “250 participantes y casi 50 equipos compuestos por expertos de la industria privada e investigadores universitarios compitieron para defenderse de un ataque falso a un proveedor de energía ficticio”.

Tal y como te contamos en este artículo sobre la ciberguerra, no es la primera vez que Rusia utiliza este tipo de ataque contra Ucrania. Podríamos considerar como uno de los primeros ciberataques parte de una ciberguerra el que tuvo lugar en 2017, cuando hackers rusos quisieron intervenir en las finanzas de Ucrania. Así crearon el NotPetya para cifrar y destruir el contenido de los sistemas informáticos. Junto con este malware, un programa de robo de contraseñas y un exploit, el ataque afectó al 10% de los dispositivos en Ucrania.

Se cerraron bancos, puntos de venta y se paralizó gran parte de las Administraciones públicas del país, quedando afectados también aeropuertos y líneas de ferrocarril, hospitales y oficinas de correos. Los daños de este virus no se quedaron ahí, sino que afectaron gravemente a empresas navieras, farmacéuticas, de transporte, de construcción y alimentarias a nivel mundial.

Redacción de LISA News

Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img