ActualidadCómo desviar un asteroide

Cómo desviar un asteroide

Análisis

Redacción de LISA News
Redacción de LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

Hace 65 millones de años un asteroide supuso amenaza tal para la Tierra que casi provocó su extinción, arrasando con todo a su paso. En este artículo te explicamos cómo ha sido la primera misión de prueba de defensa planetaria mundial y cómo la NASA ha conseguido, con éxito, frenar el asteroide Dimorphos en la Misión DART.

Hoy en día, los avances de la humanidad y la tecnología, nos permiten poder adelantarnos a estos fenómenos del espacio, pudiendo incluso llegar a prevenir su colisión con nuestro planeta. 

Como desviar un asteroide

Hasta el momento, todos los estudios apuntan a que la manera más viable de evitar un impacto de un asteroide de tamaño mediano, es provocando que choque con una sonda. Las características que se deben utilizar para la fabricación de dicha nave dependerán del tiempo de antelación con el que se detecte el asteroide y el tipo de roca en cuestión.

Misión DART

Hace un año, en noviembre de 2021, la NASA lanzó la primera misión que tenía por objetivo desviar el curso de un asteroide que se aproximaba a nuestro planeta. A través de esta misión se ha podido poner a prueba una estrategia de defensa planetaria para proteger a la Tierra ante una colisión potencialmente catastrófica en el futuro.

La misión DART, con un presupuesto de 325 millones de dólares, se lanzó el 21 de noviembre de 2021 desde la Base de la Fuerza Espacial Vandenberg en California. La nave espacial entró en órbita sobre un cohete SpaceX Falcon 9.

La sonda ha pasado casi un año viajando hacia un sistema de asteroides a más de 6,5 millones de millas de la Tierra. El objetivo de la misión ha sido Dimorphos, una roca espacial que mide 160 kilómetros de diámetro que orbita alrededor de un asteroide mucho más grande llamado Didymos, que mide alrededor de 780 kilómetros de ancho.

Ambos juntos forman parte de lo que se conoce como un sistema de asteroide doble y fueron seleccionados para este ensayo, ya que, según la NASA, ni Dimorphos ni Didymos representan una amenaza para el planeta. Sin embargo, el sistema sí es un “campo de pruebas perfecto” para descubrir si estrellar una nave espacial contra un asteroide puede cambiar efectivamente su movimiento en el espacio.

Finalmente, la nave se ha estrellado el pasado lunes 26 de septiembre a una velocidad de 6,4 kilómetros por segundo contra la superficie del asteroide Dimorphos, ubicado a unos 11 millones de kilómetros de la Tierra.

Si bien el impacto de la nave contra el asteroide ha sido retransmitido en directo por la NASA, para comprobar si realmente esta nave no tripulada ha conseguido alterar el rumbo del asteroide, todavía tendremos que esperar algunas semanas.

Por otra parte, los científicos de la NASA creen que el impacto de DART sobre Dimorphos puede haber provocado un cráter y lanzado pequeños fragmentos rocosos al espacio.

Es importante tener en cuenta que el objetivo de esta misión era impactar en el meteorito para desviarlo y no destruirlo, ya que un fuerte impacto podría acabar en desastre con cientos de rocas cayendo sobre la Tierra.

Por el momento, la NASA no tiene en su radar algún objeto que pueda representar una amenaza directa contra la Tierra durante los próximos 100 años, pero como hemos podido comprobar, ha decidido poner a prueba su tecnología para estar preparada.

“No podemos dejar que una roca llegada del espacio nos hunda de nuevo en la Edad de Piedra”, afirmó Tom Statler, jefe científico de esta misión financiada por la NASA.

Te puede interesar:

Redacción de LISA News

Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img