ActualidadSe cumplen 28 años del famoso arresto de un ex oficial de...

Se cumplen 28 años del famoso arresto de un ex oficial de la CIA acusado de espiar para Rusia

Análisis

Redacción de LISA News
Redacción de LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

En el momento de su arresto, Ames era un veterano de 31 años de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), que había estado espiando para los rusos desde 1985.

El FBI ha publicado la historia de Aldrich Hazen Ames, quien fue arrestado por el FBI en Arlington, Virginia, por cargos de espionaje el 21 de febrero de 1994. Ames es un exoficial y analista de contra-inteligencia de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense, quien entre 1985 y 1991 espió a favor de la Unión Soviética.

Con él fue también arrestada su esposa, Rosario Ames, quien también le había ayudado e instigado en sus actividades de espionaje.

Tras las declaraciones de culpabilidad de Ames y su esposa el 28 de abril de 1994, el espía fue condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Por su parte, Rosario Ames fue sentenciada el 20 de octubre de 1994 a 63 meses de prisión.

Ames era un oficial de casos de la CIA, hablaba ruso y estaba especializado en los servicios de inteligencia rusos, incluido el KGB, el servicio de inteligencia exterior de la URSS. Su asignación inicial en el extranjero fue en Ankara, Turquía, donde se enfocó en el reclutamiento de oficiales de inteligencia rusos. Posteriormente, trabajó en Nueva York y Ciudad de México.

El 16 de abril de 1985, mientras estaba asignado a la División Soviética/Europa del Este de la CIA en la sede de la CIA en Langley, Virginia y se ofreció en secreto como voluntario para los oficiales de la KGB en la Embajada de la URSS en Washington, DC. Poco después, la KGB le pagó 50.000. Durante el verano de 1985, Ames se reunió varias veces con un diplomático ruso a quien le pasó información clasificada sobre fuentes humanas de la CIA y el FBI, así como operaciones técnicas dirigidas a la Unión Soviética. En diciembre de 1985, Ames se reunió con un oficial de la KGB con sede en Moscú en Bogotá, Colombia. En julio de 1986, Ames fue trasladado a Roma, Italia.

En Roma, Ames continuó sus reuniones con la KGB, incluido un diplomático ruso asignado en Roma y un oficial de la KGB con base en Moscú. Al concluir su asignación en Roma, Ames recibió instrucciones de la KGB sobre contactos clandestinos en el área de Washington, DC, donde sería asignado a continuación. Además, la KGB le escribió a Ames que le habían pagado 1.88 millones de dólares en los cuatro años desde que se ofreció como voluntario.

A su regreso a Washington, DC en 1989, Ames continuó pasando documentos clasificados a la KGB, utilizando “puntos muertos” o escondites preestablecidos donde dejaría los documentos para que los recogieran más tarde los oficiales de la KGB de la Embajada de la URSS en Washington. A cambio, la KGB le dejaba dinero e instrucciones a Ames, normalmente en otros “puntos muertos”.

Mientras tanto, la CIA y el FBI se enteraron de que oficiales rusos que habían sido reclutados por ellos estaban siendo arrestados y ejecutados. Estas fuentes humanas habían proporcionado información de inteligencia crítica sobre la URSS, que fue utilizada por los responsables políticos estadounidenses para determinar la política exterior estadounidense. Tras las revisiones analíticas y la recepción de información sobre la riqueza inexplicable de Ames, el FBI abrió una investigación en mayo de 1993.

Agentes especiales del FBI y especialistas en investigación llevaron a cabo una intensa vigilancia física y electrónica de Ames durante una investigación de 10 meses. Las búsquedas en la residencia de Ames revelaron documentos y otra información que vincula a Ames con el servicio de inteligencia exterior ruso. El 13 de octubre de 1993, los especialistas en investigación observaron una marca de tiza que Ames hizo en un buzón de correo confirmando a los rusos su intención de reunirse con ellos en Bogotá, Colombia. El 1 de noviembre, agentes especiales lo observaron a él y, por separado, a su manejador ruso en Bogotá. Cuando Ames planeó viajar al extranjero, incluido un viaje a Moscú, como parte de sus deberes oficiales, se aprobó un plan para arrestarlo.

Después de su arresto y declaraciones de culpabilidad, Ames fue interrogado por agentes del FBI, momento en el que detalló haber comprometido las identidades de fuentes humanas de la CIA y el FBI, algunas de las cuales fueron ejecutadas por las autoridades de la URSS. De conformidad con su acuerdo de culpabilidad, entregó sus bienes a los Estados Unidos y se entregaron $547,000 al Fondo de Asistencia a las Víctimas del Departamento de Justicia. Ames está cumpliendo su condena en el sistema penitenciario federal. Rosario Ames cumplió su condena y fue liberada.

Redacción de LISA News

Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

SourceFBI
spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img