Inteligencia¿Cuál es la diferencia entre Inteligencia y Espionaje?

¿Cuál es la diferencia entre Inteligencia y Espionaje?

Análisis

LISA Institute
LISA Institute
Contenido creado de la mano del equipo docente de LISA Institute.

La ausencia de una cultura de Inteligencia firme y asentada tiene consecuencias negativas para las sociedades. Una de ellas es que provoca que se asocie el concepto de Inteligencia con el de espionaje cuando realmente son términos diferentes.

Comúnmente, los términos “espionaje” e “Inteligencia” se emplean indistintamente, o se utilizan como si fueran sinónimos. Esto provoca confusión acerca de las competencias de un servicio de Inteligencia y genera debate sobre la ética de las unidades de Inteligencia, ya sean de carácter público o privado.

Diferencia entre Espionaje e Inteligencia

La principal diferencia entre Inteligencia y espionaje es que, mientras que el espionaje se define como un conjunto de prácticas relacionadas con la obtención encubierta de datos, de información confidencial o de cualquier género de secretos; la Inteligencia es el proceso de evaluar y transformar los datos e información en conocimiento útil y, este proceso, conlleva un Ciclo de Inteligencia.

Te puede interesar: ¿Qué es y para qué sirve el Ciclo de Inteligencia?

Una de las fases del Ciclo de Inteligencia es la fase de obtención de información. Y, si bien es verdad que, dentro de esta fase de obtención, se podría encuadrar el espionaje, lo cierto es que para hacer un informe de Inteligencia no siempre es necesario recurrir a prácticas relacionadas con el espionaje. De hecho, para realizar los informes de Inteligencia económica que las empresas llevan a cabo, está totalmente prohibido utilizar ese tipo de técnicas.

Te puede interesar: La ética y legalidad detrás de las misiones HUMINT

De esta manera, esencialmente, la diferencia entre ambos términos radica en que, el espionaje en sí, podría formar parte de una fase del Ciclo de Inteligencia, dependiendo del entorno y del campo de Inteligencia del que se trate.

Concepto de Inteligencia

Tal y como explica Eugenia Hernández, Profesora del Máster Profesional de Analista de Inteligencia de LISA Institute, en la Masterclass “Ciclo de Inteligencia: retos del siglo XXI“, la Inteligencia es la información tratada para la toma de decisiones. Y, según la experta, es muy importante desligar este concepto del término espionaje. 

Eugenia explica que, la Inteligencia, en los diferentes sectores de trabajo, no constituye únicamente la capacidad cognitiva, sino que se trata de todo el proceso. La Inteligencia como proceso es aquella que se emplea desde los Estados y las instituciones para obtener información, dar respuesta a problemas o como mecanismos defensivos u ofensivos, es decir, es aquel mecanismo a través del cual se produce un producto: el producto de Inteligencia.

De esta forma, la Inteligencia termina siendo una unidad imprescindible en todos los organigramas, sean instituciones públicas o privadas, ya que su producto reduce la incertidumbre, al tratarse de información cierta, verificada y trazable.

Te puede interesar: Masterclass | Ciberinteligencia al servicio de empresas e instituciones | LISA Institute

Además, la Inteligencia, a través de generación de escenarios futuros de probabilidad, permite influir finalmente en la realidad. Por ello, se trata de una disciplina tan importante, puesto que al final, otorga la capacidad de poder ver proyectada en futuros escenarios posibles nuestra propia capacidad de influencia sobre los mismos.

Unidades o servicios de Inteligencia, ¿cuál es su papel?

En LISA Institute se aprende a diferenciar el funcionamiento de los servicios de Inteligencia públicos y privados. La Inteligencia ha estado tradicionalmente muy relacionada con entornos de poder. De ahí que, tradicionalmente, los servicios de Inteligencia hayan estado vinculados a grandes instituciones, esencialmente públicas, pero es importante destacar que en la actualidad también hay cada vez más entidades privadas que incorporan la Inteligencia en su organigrama.

Es cierto que todavía la mayoría de servicios de Inteligencia son públicos, ya que son los Estados las principales organizaciones formales de poder. Estos servicios de Inteligencia, por tanto, son organismos de carácter público que, por norma general, dependen orgánicamente del Gobierno o del Ministerio de Defensa, según el país, su tradición o la ideología imperante en cada momento.

Te puede interesar: La Inteligencia ya no es monopolio de los Estados

Como se destaca en este artículo de LISA Institute, estos organismos, por su carácter confidencial y estratégico, son dependientes de la cúspide de Gobierno, ya que se puede decir que es el Ejecutivo el principal cliente o demandante del servicio de Inteligencia. En función del tipo de Inteligencia y de la finalidad de la misma, los clientes suelen ser decisores políticos, altos mandos militares o responsables policiales de alto nivel, entre otros.

Los servicios de Inteligencia privados, en cambio, sirven a multitud de clientes, como por ejemplo es el caso de Global Intelligence. Estos servicios de Inteligencia privados suelen ser contratados por grandes corporaciones o instituciones públicas para realizar actividades de obtención o análisis de inteligencia, en función del caso.

Te puede interesar: Masterclass | Usos del HUMINT en Fuerzas Armadas, Policía y sector privado | LISA Institute

Fruto de la digitalización masiva y la socialización de los medios de obtención y análisis de información, la Inteligencia cada vez es menos monopolio de los Estados, dado que progresivamente hay más empresas que disponen de acceso y medios para obtener toda la información que necesitan. 

Las grandes corporaciones y las empresas se han dado cuenta de que el nuevo oro son los datos y la información útil, lo que ha provocado que contraten de forma regular a servicios de Inteligencia Privados o, incluso, quieran conformar Unidades o Departamentos de Inteligencia dentro de su organigrama, algo imprescindible para adelantarse a los competidores.

Te puede interesar: Masterclass | Cómo crear y dirigir Unidades de Inteligencia desde cero | LISA Institute

El aumento progresivo de creación de unidades de Inteligencia en instituciones que estamos pudiendo observar, implica que, cada vez más, las empresas valoran y reconocen que la Inteligencia posee un gran potencial y multitud de aplicaciones en muchos más sectores profesionales de los que nos podríamos imaginar. En un mundo cada vez más interconectado y digitalizado resulta imprescindible avanzarse a los escenarios posibles, sus causas y, sobre todo, prever sus posibles consecuencias.

Te puede interesar: Curso de Analista de Inteligencia (Especialización: Redacción Informes Inteligencia)

En definitiva, como asegura Carlos J. Fernández-Morán, CEO & Founder of Global Intelligence, la misión de un Servicio de Inteligencia yace en la obtención de datos e información para construir Inteligencia y Conocimiento. Todo ello se consigue mediante una multivariedad de medios técnicos, recursos tecnológicos y, por supuesto, medios humanos altamente especializados.

Te puede interesar:

LISA Institute

Contenido creado de la mano del equipo docente de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img