Internacional¿Por qué no se han prohibido los ensayos nucleares?

¿Por qué no se han prohibido los ensayos nucleares?

Análisis

Lucía Carbayo
Lucía Carbayo
Colaboradora en LISA News. Especializada en el ámbito de los Estudios Internacionales y de la Ciencia Política. Interesada en el ámbito de la Seguridad Internacional, los procesos de paz y de resolución de conflictos internacionales.

Este 29 de agosto la ONU celebró el Día internacional contra los Ensayos Nucleares. En LISA News, te explicamos cuál ha sido el legado de estas pruebas y por qué aún no se han prohibido.

Desde que los ensayos nucleares empezaron en 1945, se han ejecutado más de 2000 pruebas con consecuencias devastadoras a nivel global. En los primeros años de los ensayos nucleares no se tuvieron en cuenta las tragedias humanas y medioambientales que provocaban. En particular, problemas de salud para las poblaciones y contaminación.

Te puede interesar: SIPRI alerta del riesgo “más alto” de rearme nuclear desde la guerra fría

De hecho, Antonio Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, destaca que “las armas nucleares no tienen cabida en nuestro mundo. No garantizan victoria ni seguridad. Por su diseño, su único resultado es la destrucción”.

Naciones Unidas, en contra del rearme nuclear

En 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas, aprobó la resolución 64/35, en donde se declaraba el Día internacional contra los Ensayos Nucleares. La resolución tenía como finalidad, celebrar la clausura Semipalátinsk, la principal instalación de ensayos nucleares de la Unión Soviética.

En el preámbulo de la resolución, se pone énfasis en que “debe hacerse todo lo posible para poner fin a los ensayos nucleares con el fin de evitar efectos devastadores y perjudiciales para la vida y la salud de las personas y para el medio ambiente”.

También en que “la cesación de los ensayos nucleares es uno de los medios fundamentales para lograr el objetivo de un mundo libre de armas nucleares”.

Te puede interesar: ¿Qué probabilidad hay de que estalle una guerra nuclear?

Posteriormente, en octubre de 2013, la Asamblea General, aprobó la resolución A/RES/68/32, donde se declara el 26 de septiembre, el Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares. Esta resolución se aprobó con el propósito de incentivar la desaparición total del armamento nuclear.

¿Qué argumentan los Estados para no ratificar el acuerdo?

En la actualidad, el principal mecanismo para la erradicación de los ensayos de armas nucleares es el Tratado de prohibición completa de los ensayos nucleares (TPCE). Este fue aprobado por la Asamblea General el 10 de septiembre de 1996. A día de hoy, 186 Estados han firmado el Tratado, pero solo 174 lo han ratificado.

Para que el tratado entre en vigor, debe ser ratificado por aquellos Estados que poseen capacidades nucleares relevantes, como China, Corea del Norte, Estados Unidos, India, Israel o Pakistán. Es preciso enfatizar que tanto India, como Pakistán, Corea del Norte e Israel tampoco han ratificado el Tratado de No Proliferación Nuclear, que restringe la posesión de armas nucleares.

Te puede interesar: ¿Qué pasaría si hubiera un conflicto nuclear en Europa?

A pesar de que la comunidad internacional coincide en que los ensayos nucleares son un riesgo para la humanidad y para el medioambiente, muchos Estados temen la posibilidad de que se realicen pruebas clandestinas. Sin embargo, es preciso enfatizar que en la actualidad, los avances tecnológicos permiten de detectar la proliferación de armas nucleares.

Estas actividades e instrumentos de vigilancia fueron propuestos y elaborados por la Secretaría Técnica Provisional de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (OTPCE). La Comisión Preparatoria de la OTPCE y los 174 países que han ratificado el tratado, continúan promoviendo la entrada en vigor del mismo. El sistema de vigilancia de la OTPCE, garantiza a los Estados que no se ejecuten pruebas clandestinas.

Te puede interesar: Una misión de la OIEA viaja a Zaporiyia

Cabe señalar que, desde que el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares fue aprobado en 1996, solo se han producido diez ensayos nucleares, la mayoría de ellos ejecutados por Corea del Norte.

Fuente: Naciones Unidas

Otro de los motivos por los que la comunidad internacional es reticente a ratificar el acuerdo, es que aún persiste el temor de que, al eliminar por completo las pruebas nucleares, las armas dejen de ser fiables y no puedan emplearse. Naciones Unidas ha argumentado reiteradas veces que para evitar una guerra nuclear, los ensayos nucleares deben acabar. El fin de las explosiones nucleares previene el desarrollo de las armas nucleares.

Te puede interesar:

Lucía Carbayo

Colaboradora en LISA News. Especializada en el ámbito de los Estudios Internacionales y de la Ciencia Política. Interesada en el ámbito de la Seguridad Internacional, los procesos de paz y de resolución de conflictos internacionales.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img