InternacionalEl futuro de los BRICS

El futuro de los BRICS

Análisis

Nerea de Pedro Baena
Nerea de Pedro Baena
Especialista en contenidos en LISA Institute. Periodista especializada en política social, comunicación psicológica y salud mental.

Argentina, Irán o Argelia podrían unirse a los BRICS. En este artículo analizamos hasta qué punto están avanzadas sus candidaturas y cómo estas nuevas incorporaciones impactarían en la geopolítica global.

Cuando se habla de los BRICS, se hace referencia al conjunto de países formado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Estos cinco países son considerados las economías emergentes más desarrolladas del mundo. Los BRICS suponen más del 40% de la población, el 20% del PIB mundial y sean uno de los mayores atractivos para la inversión extranjera.

Fue en 2001 cuando el economista inglés Goldman Sachs Jim O’Neill bautizó a esta agrupación de países como BRIC, ya que inicialmente Sudáfrica no fue contemplada para formar parte del conjunto. Para O’Neill estos serían los países líderes de la economía mundial en 2050.

No obstante, durante siete años, estas siglas tan solo fueron utilizadas como referencia hasta que entre 2008 y 2009 los ministros de Brasil, Rusia, India y China se reunieron en dos ocasiones y se establecieron puntos y declaraciones conjuntas. El 16 de junio de 2009 se celebró la primera cumbre de los BRIC en Ekaterimburgo (Rusia). Una segunda cumbre tuvo lugar en abril de 2010 en Brasilia.

A finales de 2010, Sudáfrica era el mayor socio comercial de China, por lo que su participación en esta agrupación estaba más que justificada. El país africano solicitó en noviembre de ese mismo año su adhesión a los BRICS y, un mes más tarde, fue invitado oficialmente. En abril de 2011 tuvo lugar en China la primera cumbre de los cinco países agrupados bajo el nombre de BRICS.

A día de hoy los BRICS conforman una alianza tanto económica como política que compite a nivel geopolítico con las organizaciones occidentales. Sin embargo, existen grandes diferencias a nivel económico y político entre ellos que podrían suponer una amenaza para el bloque.

Te puede interesar: Analista Político Internacional, la profesión del hoy (y del mañana)

¿Una ampliación de los BRICS?

Desde su conformación, una de las claves de actuación de los BRICS es el derecho internacional y la búsqueda de una reforma del sistema económico mundial que, para ellos, beneficia y alimenta la soberanía de Estados Unidos y los países occidentales mediante instituciones como el FMI y el Banco Mundial.

Siguiendo esta línea de acción, en 2014 crearon el Banco Nacional de Desarrollo (NDB) o Nuevo Banco de Desarrollo con un presupuesto inicial de 50.000 millones de dólares como una alternativa al Banco Mundial o el FMI. La institución depende en su totalidad de los cinco estados miembros que firmaron en 2015 el acuerdo de constitución del Nuevo Banco de Desarrollo. 

Dos meses después de la celebración de la última cumbre de los BRICS en Pekín, la posibilidad de aumentar el número de miembros de la agrupación es más posible que nunca. Esta etapa parece más cercana que nunca tras la solicitud formal de admisión por parte de Argentina e Irán.

Según los expertos esta revitalización de los BRICS podría ser una más de las consecuencias de la guerra de Ucrania en la geopolítica global al estar Moscú revitalizando sus alianzas exteriores tras las sanciones internacionales.

Te puede interesar: ¿Cómo funcionan las sanciones de Rusia en la UE?

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, que acudió también como invitado a la cumbre, anunció su interés en pertenecer a esta alianza y poder mejorar la posición económica del país, aumentando así la tensión con Estados Unidos. Este viernes 27 de agosto India declaró su apoyo a Argentina para que se una a los BRICS, respaldo ya manifestado por China el pasado mes de julio.

También Irán ha presentado su solicitud de adhesión al conjunto de países, como explicó su Ministro de Relaciones Exteriores, Said Jatibzade. En medio de la crisis de gas tras la invasión de Ucrania, Irán es el segundo país con mayores reservas de petróleo y gas del mundo, por lo que su unión con Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica es especialmente valiosa en estos momentos.

De forma menos clara, los medios argelinos recogieron a principios del mes de agosto unas declaraciones del presidente Abdelmayid Tebune en las que dejaba la puerta abierta a una posible adhesión del país a la alianza. No obstante, y a pesar de haber afirmado que Argelia cumple en gran medida los requisitos para poder pertenecer a los BRICS, de momento tan solo han anunciado su interés y no una propuesta clara.

Recordamos que Argelia, como muchos otros países del continente africano, se abstuvo de condenar la invasión de Rusia a Ucrania en la Asamblea General de la ONU y mantiene buenas relaciones con Rusia. Según los expertos, la adhesión de Argelia sería la menos cercana de las posibilidades debido a la complejidad geopolítica actual.

Te puede interesar: La geoestrategia de Argelia

Los BRICS y la geopolítica

Las últimas solicitudes de adhesión a los BRICS en un contexto de tensiones y conflictos entre la OTAN y Rusia han vuelto a abrir el debate sobre el futuro de esta agrupación. Si bien es cierto que desde 2010 y hasta 2015 las economías de estos cinco países no dejaron de crecer, en el periodo de 2016 a 2021 este crecimiento se vió reducido por la llegada de la pandemia y la recesión en Rusia, Sudáfrica y Brasil.

Te puede interesar: Neutralidad “estratégica” de los BRICS en la guerra de Ucrania

Los expertos coinciden en que los BRICS cada vez cobrarán más importancia y estarán más presentes que nunca en la economía y el orden mundial. Su éxito depende en gran medida del desarrollo de la economía China que, desde finales de los años setenta, no ha dejado de crecer.

Algunos economistas sostienen en la actualidad que en los próximos años se convertirá en la principal potencia mundial por encima incluso de Estados Unidos, frente a una mayoría de expertos que pese a reconocer la capacidad competitiva de China creer que siempre va a estar alejada de las grandes superpotencias.

Te puede interesar: Curso de Experto en China

Según el profesor investigador de Paz y Conflicto en la Universidad de Uppsala en Suecia. China ya no necesita a los BRICS tanto como los BRICS necesitan a China. La relación entre China y Rusia se ha fortalecido, mientras que la relación entre China e India se ha deteriorado».

Te puede interesar: La influencia de Rusia y China en América Latina

El aumento de su número de socios de esta alianza económica parece inevitable; no obstante, su futuro también depende en gran medida de la actuación de los bloques occidentales y de los movimientos de potencias como Estados Unidos.

Te puede interesar:

Nerea de Pedro Baena

Especialista en contenidos en LISA Institute. Periodista especializada en política social, comunicación psicológica y salud mental.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img