ActualidadPor qué el expansionismo de China y Rusia en África amenaza los...

Por qué el expansionismo de China y Rusia en África amenaza los intereses de España

Análisis

Redacción de LISA News
Redacción de LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

El jefe de Estado Mayor de la Defensa, almirante general Teodoro López Calderón, señaló el expansionismo de China y Rusia en África como amenaza a los intereses de España y destacó que el conflicto de Ucrania ha mostrado a Europa la necesidad de contar con unas capacidades de Defensa suficientes.

El jefe de Estado Mayor de la Defensa, almirante general Teodoro López Calderón, afirmó durante el encuentro informativo organizado por Nueva Economía Fórum que, entre los “riesgos y amenazas en el entorno geográfico más próximo” a España, destacan las acciones de China, “que parece buscar un posicionamiento militar en el Golfo de Guinea”, y de Rusia, que “sigue ampliando su influencia” en el Sahel.

En el encuentro también mostró su preocupación por el terrorismo transnacional, “principalmente de corte yihadista”, que genera “múltiples efectos perniciosos”, pues “cuando no se materializa mediante acciones directas en nuestro propio territorio o sobre nuestros ciudadanos o intereses”, lo hace “proyectando una influencia negativa indirecta a través de la desestabilización” que provoca en zonas “como el Sahel, el norte de África y Oriente Medio”.

En concreto calificó de “preocupante” la actual extensión del terrorismo hacia la parte sur del Sahel y las naciones de la costa del Golfo de Guinea, ya que “trae consigo escenarios que propician la competición geopolítica en estas regiones de África”.

Para el Jemad, la citada desestabilización “tiene consecuencias tangibles, como son la proliferación del crimen organizado y las olas migratorias que se generan en esas regiones” ya que, a las causas tradicionales, normalmente la económica, “se suma ahora la provocada por la inseguridad y la violencia generadas por las acciones terroristas, lo que lleva a que cada vez más personas de esas poblaciones emprendan el difícil y peligroso viaje hacia Europa”.

Tensiones regionales en África

En el Sahel y el Magreb, señaló López Calderón, actualmente se viven “tensiones y conflictos entre actores estatales y no estatales” que también afectan a los intereses de España, por la desestabilización que producen. En este sentido, recordó “el problema actual de las relaciones entre Argelia y Marruecos, con unas implicaciones que nos afectan directamente”.

La proyección de los riesgos y amenazas en el entorno geográfico más próximo a España, que, recordó, “es la frontera sur de la Unión Europea, con la enorme responsabilidad que ello conlleva”, se refleja especialmente en el Sahel y el Golfo de Guinea, donde “más allá de la rivalidad entre Estados de la región”, son ya “escenario de la competición geopolítica”.

En este sentido, aseveró el almirante, “China además de su colonización económica, parece buscar un posicionamiento militar en el Golfo de Guinea”, de igual forma a la que “ya dispone en la salida del Mar Rojo” o su entrada en Yibuti, “punto estratégico por el que circulan gran parte de los productos energéticos que Europa necesita”.

Por otro lado, consideró el Jemad, Rusia, principalmente en el Sahel, “no sólo está proyectando su influencia a través de las compañías privadas con capacidades de carácter militar, como Wagner” sino que, “cada vez más está utilizando a sus propias fuerzas armadas”.

Sobre este último punto, el máximo responsable del Estado Mayor de la Defensa explicó que Rusia ofrece sus servicios “como solución inmediata para resolver problemas de seguridad que son, en muchos casos, problemas estructurales de los países de la región”. Esas soluciones “vienen con posterioridad acompañadas de concesiones para la explotación de los recursos naturales locales”.

A modo de ejemplo citó el caso de la República Centroafricana “donde incluso la seguridad de las más altas autoridades del Estado ya es ejercida por personal de la compañía Wagner”. Esta fórmula, añadió, “se está actualmente expandiendo a Mali, donde ha aumentado de forma sustancial la presencia rusa, hablándose de alrededor de 3.000 personas entre contratistas y militares”. Más aún, señaló, “incluso Burkina Faso está siendo tentada también por este ‘proxy’ del régimen de Putin”.

La óptica europea

Evidentemente, recalcó López Calderón, el planteamiento ruso “difiere mucho del enfoque europeo, que aborda una fórmula de solución integral para los problemas y carencias de esos Estados”, pero es precisamente en alguno de los países donde la Unión Europea desarrolla programas de cooperación “incluyendo la formación y adiestramiento de las Fuerzas Armadas locales” donde “Rusia actúa con evidentemente intención de sustituirlos”.

Ambas ópticas, rusa y europea tienen “perspectivas claramente diferentes”, según Calderón ya que Moscú esgrime “pragmatismo y ausencia de códigos deontológicos” frente “al respeto a los valores y principios de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario” de Europa.

En cualquier caso, afirmó, “en la República Centroafricana y en Mali parece claro el interés ruso de desplazarnos y ganar influencia en África”, por lo que enfatizó que para España y Europa “es imprescindible establecer una estrategia que evite dejar huecos o vacíos que pueda ocupar Rusia” para, posteriormente, “emplearlos en nuestra contra”.

Finalmente, el Jemad consideró que “no es aceptable que Europa haga el esfuerzo de formar y dotar medios de medios a soldados, que luego sean dirigidos en las operaciones por Wagner”, usando sus métodos “con todo lo que ello significa en cualquier caso en la región”.

El conflicto en Ucrania puede servir para impulsar el papel geopolítico de la UE

Calderón, también afirmó que, “sin duda, el conflicto de Ucrania ha servido para tratar de impulsar el papel geopolítico de la Unión Europea” a la vez que para “despertar la conciencia de defensa y terminar de mostrar a Europa la necesidad de reforzarse y contar con unas capacidades de defensa suficientes”.

En el encuentro destacó cómo la OTAN y la Unión Europea, “a lo largo de las últimas semanas” han empleado “sus instrumentos de poder intrínsecos” ante la invasión de Ucrania por las tropas de la Federación Rusa.

La crisis de Ucrania señaló el Jemad, “ha llegado en el momento en que la Unión Europea se proponía revitalizar su ambición de tener autonomía estratégica en el ámbito militar” para “evitar lo sucedido durante la retirada de Afganistán” y “ganar credibilidad e influencia en el concierto internacional”.

López Calderón aplaudió la reciente aprobación de la ‘Brújula Estratégica” de la Unión Europea, en la que define “qué quiere, cómo y con qué medios” en el ámbito de la seguridad y defensa. Además, aseguró, “sin duda el conflicto de Ucrania ha servido para impulsar el papel geopolítico de la Unión Europea”, y “despertar la conciencia de defensa”, terminando de “mostrar a Europa la necesidad de reforzarse y contar con unas capacidades de defensa suficientes”, que complementarán a las de la Alianza Atlántica, señaló.

En opinión del almirante, la ‘Brújula Estratégica’ fomentará “el desarrollo de capacidades mediante los proyectos Pesco (siglas en inglés de Cooperación Estructurada Permanente) o el Fondo Europea de Defensa” y “hará viable” el empleo de las fuerzas que los Estados pongan a disposición de la Unión “de una manera rápida y efectiva”.

Todo ello, aseguró el Jemad, “con el objetivo de potenciar la autonomía estratégica y complementar el papel de la OTAN” tal y como acordaron en la cumbre de Versalles los líderes de la Unión Europea. No obstante, puntualizó López Calderón, “disponer de una cierta dimensión autónoma no solo requiere un conjunto de fuerzas disponibles” también “precisa de capacidad de mando y control para conducir las operaciones” y realizar “planeamientos de contingencia o avanzados”.

En este sentido, recalcó el Jemad, “el anuncio del canciller Scholz rompiendo viejos tabúes” sobre el aumento del presupuesto de defensa, supone “un cambio de paradigma en la Unión, permitiendo que Alemania pueda impulsar junto a Francia un pilar europeo de la defensa”, en el que “España tiene que estar llamada a ocupar el lugar que le corresponde”.

Por otro lado, señaló, en la próxima cumbre de la OTAN en Madrid, “a la vista del cambio de paradigma de seguridad”, se suscribirá “un nuevo y renovado compromiso de gasto en defensa por parte de todos los aliados”, para afrontar “el nuevo y desafiante entorno geopolítico actual y futuro”.


 

Redacción de LISA News

Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img