Conflicto UcraniaRusia bombardea Ucrania y rompen relaciones diplomáticas

Rusia bombardea Ucrania y rompen relaciones diplomáticas

Análisis

Paula Laguna
Paula Laguna
Responsable de LISA Comunidad en LISA Institute. Profesional junior de Relaciones Internacionales con conocimiento e interés en Derecho Internacional Público y en Derechos Humanos. Interesada en el escenario geopolítico de Rusia y el espacio postsoviético. Tesis sobre las estrategias de desinformación y manipulación de medios en las nuevas guerras.

El presidente ruso, Vladimir Putin, tras semanas de alta tensión en la frontera entre Ucrania y Rusia, ha lanzado esta madrugada (24/02/2022) una operación militar en distintas partes de Ucrania.

Poco antes de las 6 de la mañana (hora de Moscú) el presidente de Rusia, Vladimir Putin, informaba de que iba a poner en marcha una “operación militar especial” en la zona del Donbas (Ucrania). Sin embargo, las explosiones militares han ido más allá de la cuenca del Dniéper.

Esta mañana ya hemos visto como se han registrado grandes explosiones en varios puntos del este de Ucrania, desde Sloviansk y Kramatorsk a Járkov, a 30 kilómetros de la frontera rusa; llegando incluso hasta Kiev, la capital.

El Ministerio de Defensa de Rusia ha asegurado que las Fuerzas Armadas rusas apuntan a la infraestructura militar ucraniana y pretenden destruirlas sin atacar a las tropas rendidas ni a la población civil. Sin embargo, informes reportan al menos ocho muertos y una decena de heridos en los primeros bombardeos rusos.

Según la Defensa en Rusia “Solo la infraestructura militar, las instalaciones de defensa aérea, los aeródromos militares y la aviación de las Fuerzas Armadas de Ucrania se neutralizarán con armas de alta precisión”.

Vía El Orden Mundial

En el mensaje que ha lanzado el Presidente Putin esta madrugada, anunciaba el ataque a Ucrania de la siguiente manera «de conformidad con el Artículo 51 de la Carta de la ONU, con la aprobación del Consejo de la Federación –Cámara Alta rusa-, he decidido llevar a cabo una intervención militar especial». 

El pretexto para el ataque es la preocupación por la expansión del bloque de la OTAN hacia el este y el acercamiento de su infraestructura militar a las fronteras de Rusia. Putin se mantiene firme en que en numerosas ocasiones han tratado de delimitar con EEUU los principios de seguridad en Europa y la no extensión de la OTAN, pero que sus intentos han sido “inútiles”, ya que “Estados Unidos no cambia y no considera necesario dialogar con Rusia”.

“A medida que la OTAN se acerca al este, la situación para nuestro país con cada año se hace constantemente peor y más peligrosa. No podemos seguir observando lo que está pasando, sería muy irresponsable por nuestra parte” insiste el mandatario ruso.

Durante su discurso, Putin hizo recaer toda la culpa de la invasión en las supuestas agresiones y “el genocidio” que Ucrania ha cometido sobre ciudadanos rusos: “había que poner fin al genocidio que sufrían millones de personas que viven allí [en el Donbass], y la única esperanza para ellos es Rusia, somos nosotros.”

“Nos esforzaremos por desmilitarizar y desnazificar Ucrania. Y también para llevar ante la justicia a quienes han cometido numerosos y sangrientos crímenes contra la población civil, incluidos los ciudadanos de la Federación de Rusia”, continuó diciendo.

El Ministerio del Interior ucraniano sigue informando de que tropas rusas han aterrizado en la ciudad portuaria de Odessa y están cruzando la frontera en varios puntos del país. Así como también están cruzando, según fuentes de Interior, desde la península de Crimea, anexionada ilegalmente por Rusia en 2014.

Por su parte, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, se ha dirigido a la nación a las 10 de la mañana. En su mensaje ha dado la orden de resistir y de “causar las máximas bajas al invasor”

“El ejército está trabajando. Sin pánico. Somos fuertes. Estamos listos para todo. Derrotaremos a todos”, continuaba diciendo en su mensaje, donde también ha declarado la ley Marcial en el país.

La comunidad internacional ha condenado las acciones de Rusia. “Son unas de las horas más oscuras para Europa desde la Segunda Guerra Mundial”, ha dicho el alto representante para la política Exterior de la UE, Josep Borrell, quien ha comparecido junto a la presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen.

“Una vez más en el centro de Europa, mujeres, hombres y niños inocentes están muriendo o temen por su vida. Condenamos este ataque bárbaro”, añadía ella tras decir que Putin está tratando de volver a tiempos del Imperio Ruso.

Los Veintisiete van a reunirse este mismo jueves en Bruselas en una cumbre extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno convocada de forma urgente para aprobar una nueva batería de sanciones de “graves y con enormes consecuencias” para Moscú.

Esta invasión llega en un momento cargado de ironía. En el momento en el que Putin informó del ataque se estaba manteniendo una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de ONU por el diálogo en la que Rusia estaba presente, lo que pone en jaque, una vez más, la efectividad del mismo.

El embajador ruso informó en la reunión de que la operación militar iba a realizarse tras la súplica del secretario general de Naciones Unidas al presidente ruso de que le diera una oportunidad a la paz.

Rusia ha culpado a Ucrania de la escalada del conflicto y ha defendido ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, reunido en la noche de este jueves de urgencia, su decisión de iniciar una operación militar en la región del Donbás. “La raíz de la crisis actual en torno a Ucrania son las acciones de la propia Ucrania, que durante muchos años sabotearon sus obligaciones en virtud del paquete de medidas de Minsk”, ha dicho el embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia. “Nuestras señales a Kiev sobre la necesidad de detener las provocaciones contra Lugansk y Donetsk no fueron escuchadas”, añadió.

Mientras, en la misma reunión, el representante ucraniano indicó que parar la guerra es responsabilidad del Consejo de Seguridad.

En medio del conflicto, varios países integrantes de la OTAN han invocado el artículo 4: “Las partes consultarán entre sí siempre que, en opinión de cualquiera de ellas, la integridad territorial, la independencia política o la seguridad de cualquiera de las partes se vea amenazada”. Hasta la fecha y desde la creación de la Alianza este artículo solo se había invocado en seis ocasiones.

Paula Laguna

Responsable de LISA Comunidad en LISA Institute. Profesional junior de Relaciones Internacionales con conocimiento e interés en Derecho Internacional Público y en Derechos Humanos. Interesada en el escenario geopolítico de Rusia y el espacio postsoviético. Tesis sobre las estrategias de desinformación y manipulación de medios en las nuevas guerras.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img