ActualidadFrancia y Mali intensifican sus tensiones

Francia y Mali intensifican sus tensiones

Análisis

Redacción de LISA News
Redacción de LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

Las tensiones entre Francia y Mali se han visto intensificadas durante los últimos días. Primero tras las declaraciones del ministro de relaciones exteriores francés y, ahora, tras la de decisión de Mali de expulsar a su embajador francés.

El viernes 28 de enero, el ministro de Relaciones Exteriores de Francia Jean-Yves Le Drian, comunicaba en una emisora de radio nacional que “la situación con Mali no puede quedarse así”.

El mensaje venía motivado por la decisión de las autoridades de Malí de presionar a Dinamarca para que retirara su contingente de fuerzas especiales. “Los generales gobernantes enviaron un mensaje claro en el que reafirmaron que Dinamarca no era bienvenida en Malí. No lo aceptamos y por eso hemos decidido repatriar a nuestros soldados”, dijo el ministro de Exteriores, Jeppe Kofod, tras una reunión en el Parlamento en Copenhague.

A esto se le suma también su acercamiento a la órbita rusa, que desde Occidente no se ve con buenos ojos. La presencia de mercenarios rusos del Grupo Wagner que continúan presentes en Malí es motivo de preocupación para Francia, Le Drian acusa a este grupo de ya haber empezado a “saquear” los recursos del país a cambio de proteger a la actual junta militar golpista que desde 2020 gobierna en Mali.

“Estos son antiguos soldados rusos, armados por Rusia y acompañados por la logística rusa”, ha asegurado Le Drian en una entrevista publicada el pasado domingo por el ‘Journal du Dimanche’ en la que acusa a la organización de ser parte de los intereses de Rusia en África.

“Los crecientes conflictos con la Junta se han vuelto insostenibles”, dijo el ministro de Jean-Yves Le Drian en la emisora de radio nacional RTL, calificando también al gobierno de ilegítimo.

“Dada esta situación, dada la ruptura del marco político y del marco militar, no podemos quedarnos como estamos. No podemos quedarnos así, debemos tener en cuenta los hechos que acaban de ocurrir, pero esto no es solo una Decisión francesa, es una decisión colectiva”, explica Le Drian. 

“Ahora hemos iniciado discusiones con nuestros socios africanos y con nuestros socios europeos, para averiguar cómo podemos adaptar nuestro sistema de acuerdo con la nueva situación y la carrera precipitada de la junta, para continuar luchando contra el terrorismo”, dijo. “Debemos continuar la lucha contra el terrorismo”.

El ministro de Asuntos Exteriores de Malí, Abdoulaye Diop, respondió a su homólogo francés el viernes: “Malí no descarta nada en relación con estas cuestiones si no tiene en cuenta nuestros intereses”. Una solicitud de retirada de las tropas francesas “no está sobre la mesa por el momento”, añadió.

Por parte de Francia, sin embargo, no se especificó si se estaba considerando la retirada del país de la fuerza Barkhane, operación que tienen como objetivo luchar contra el terrorismo y contra grupos insurgentes en la región del Sahel.

Las relaciones continúan deteriorándose entre los europeos y la junta de Malí. El jueves, bajo la presión de Bamako, Dinamarca finalmente tuvo que anunciar la retirada de un centenar de soldados que iban a incorporarse a la fuerza Takuba, creada por iniciativa de Francia.

“Continuaremos la colaboración con nuestros aliados europeos para mantener la presión sobre los generales golpistas para recuperar la democracia y crear seguridad para la población de Mali”, dijo Kofod, ministro de Exteriores danés.

Expulsión embajador francés

Los últimos movimientos han sido protagonizados por Mali, cuando el pasado lunes emitió un comunicado oficial avisando de la decisión de expulsar al embajador francés del país. 

Comunicado del Gobierno de Transición maliense en el que se le otorgan 72 horas al embajador francés Joël Meyer para abandonar el país

“Esta decisión se produce tras los comentarios hostiles e indignantes realizados recientemente por el ministro de Relaciones Exteriores de Francia y a la repetición de tales comentarios por parte de las autoridades francesas con respecto a las autoridades malienses a pesar de las reiteradas protestas” por parte del Gobierno de Malí, quien considera dichas opiniones “contrarias al desarrollo de las relaciones amistosas entre naciones” dicta el comunicado.

Pese a ello, la nota oficial explica que el Ejecutivo maliense mantiene su “disponibilidad a continuar el diálogo y la cooperación con el conjunto de sus socios internacionales, incluida Francia, en el respeto mutuo y sobre la base del principio cardinal de la no injerencia”.

Para las autoridades francesas, que aseguran que miembros de Wagner ya están en Malí, esto es una línea roja y así lo han manifestado en repetidas ocasiones. Sin embargo, el Gobierno de transición maliense niega dicho despliegue y asegura que se trata de instructores del Ejército ruso dentro de misiones de formación similares a la que lleva a cabo la Unión Europea desde 2013.

Por su parte, el Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, ha tachado de “injustificada” la medida de Mali de expulsar al embajador francés y dice que solo servirá para aislar más a Mali.

La junta militar de Mali gobierna el país a raíz del doble golpe de Estado perpetrado en agosto de 2020 y mayo de 2021. Pero tanto Francia como España tienen personal militar desplegado en Malí para combatir el terrorismo como parte de la Misión de Entrenamiento de la Unión Europea en Malí y de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en el país (MINUSMA).

Por su parte, la ministra de Defensa española, Margarita Robles, ha defendido este viernes ante los ministros europeos la necesidad de mantener la presencia militar en Mali para evitar un vacío de gobernanza y un desastre como el que sucedió en Afganistán.

España tiene una amplia participación en las misiones internacionales que se están lelvando a cabo en Mali. Actualmente, aporta más de 500 efectivos a la EUTM Mali, el 55% de los 1.100 que tiene en total– y además proporciona gran apoyo logístico a la misión de Naciones Unidas MINUSMA, al Grupo ‘G5 Sahel’ y a las operaciones Barkhane y Takuba, lideradas por Francia.

Redacción de LISA News

Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img