ActualidadEl impacto de las sanciones de la ONU en los civiles y...

El impacto de las sanciones de la ONU en los civiles y la asistencia humanitaria

Análisis

Redacción de LISA News
Redacción de LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reúne para debatir sobre cómo evitar las consecuencias no deseadas de las sanciones y su impacto en los civiles y en la asistencia humanitaria.

Las sanciones son una herramienta que la Carta de las Naciones Unidas autoriza para garantizar el mantenimiento de la paz y la seguridad internacional. Sin embargo, también pueden tener consecuencias negativas para los civiles y las operaciones humanitarias según alertaron este lunes los secretarios generales adjuntos de la ONU para Asuntos Humanitarios y Asuntos Políticos.

Los delegados al Consejo de Seguridad alertaron de las consecuencias negativas para los civiles y las operaciones humanitarias de las sanciones durante el debate del Consejo de Seguridad sobre cómo evitar, precisamente, las consecuencias no deseadas de las sanciones. “Los esfuerzos deben mitigar mejor el impacto negativo no deseado de las sanciones y reducir las medidas coercitivas unilaterales que siguen afectando negativamente a las mismas poblaciones que están destinadas a proteger”, dijeron los delegados al Consejo de Seguridad. 

Según Rosemary DiCarlo, Secretaria General Adjunta de Asuntos Políticos y de Consolidación de la Paz, las sanciones de la ONU ya no son el instrumento contundente que alguna vez fueron. Como ejemplo señaló la “continua dificultad” de reactivar el canal bancario para las transferencias humanitarias a la República Popular Democrática de Corea, desde su colapso en 2017. Varias resoluciones dejan claro que las sanciones “no pretenden tener consecuencias humanitarias adversas para la población civil”, afirmó.

En este sentido aseguró que los Estados miembros pueden minimizar la carga de los requisitos adicionales de diligencia debida o llevar a cabo otras acciones vitales como la supervisión continua de continua por parte de los comités de sanciones del Consejo para detectar posibles consecuencias negativas y el aumento de la cooperación con los actores humanitarios y el sector privado.

También se puede hacer más para reducir las posibles consecuencias adversas de las sanciones, dijo, recordando la bienvenida mundial a la resolución 2615 (2021) del Consejo, que establece una exención humanitaria al régimen de sanciones contra Afganistán.

Para Martin Griffiths, Secretario General Adjunto de Asuntos Humanitarios y Coordinador del Socorro de Emergencia, mitigar el impacto humanitario de las sanciones requiere que la comunidad internacional continúe revisando la forma en que se diseñan y aplican las sanciones. Así, instó al Consejo y a los Estados Miembros a garantizar que las medidas aplicables en los conflictos armados no obstaculicen las actividades de asistencia y protección de las organizaciones humanitarias imparciales para las personas que no están luchando.

“Las sanciones están presentes en muchas operaciones de ayuda humanitaria. Afectan nuestras actividades directa e indirectamente y afectan a los civiles, incluso cuando este efecto no es intencional. Por muy inteligentes o específicas que sean, su cumplimiento es un elemento cotidiano en el trabajo de los organismos humanitarios. Pueden perturbar nuestra logística, nuestras finanzas, nuestra capacidad de entrega”, dijo Griffiths.

También agregó que estas imposiciones pueden retrasar o estancar los proyectos humanitarios y amenazar el bienestar de sectores enteros de la sociedad civil. En este sentido agregó que para evitar esto el Consejo y otros que impongan sanciones deben incluir tallas humanitarias integrales desde el principio en lugar de procedimientos de autorización caso por caso.

Así, acogió con “beneplácito” y citó como ejemplo la orientación de los Estados Unidos de que los pagos accidentales y los casos de desviación de ayuda a Al-Shabaab en Somalia no serían un foco para la aplicación de sanciones.

Al mismo tiempo, los organismos humanitarios pueden aumentar la confianza invirtiendo en la gestión de riesgos y la diligencia debida, dijo, señalando que las operaciones en el noroeste de Siria son un ejemplo de una actividad altamente supervisada.

Durante el debate también se señaló que ocho de los catorce 14 regímenes de sanciones del Consejo se imponen a los Estados africanos. el representante de Gabón dijo que el embargo de armas a la República Centroafricana es particularmente alarmante, ya que el país continúa enfrentando una avalancha de ataques de grupos armados y necesita defender a su pueblo. Así, pidió que el Consejo levantara incondicionalmente el embargo de armas.

Debate sobre las sanciones unilaterales

Algunos miembros intercambiaron opiniones divergentes sobre las sanciones unilaterales. Por ejemplo, el delegado de Rusia dijo que las medidas coercitivas unilaterales invaden la soberanía de los Estados y socavan las normas del derecho internacional. Así señaló ejemplos como el de Bielorrusia, Cuba, Irán y Venezuela hasta la “guerra de sanciones” contra Siria que “ha empeorado la situación socioeconómica del país.

Haciendo hincapié en que las únicas sanciones legítimas son a través del Consejo de Seguridad, dijo que los intentos de aprovechar tales medidas contra Myanmar y Malí son ilegítimos. “Las sanciones unilaterales causan daños a los países en desarrollo, descarrilando sus esfuerzos para contrarrestar el cambio climático y hacer realidad la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, dijo.

Por su parte el delegado de los Estados Unidos dijo que las sanciones unilaterales son “legales” y “efectivas” efectivas para detener las amenazas cuando el Consejo permanece estancado por ciertas cuestiones urgentes. “Si bien los Estados Unidos prefieren que el Consejo imponga sanciones, algunas situaciones requieren que los países utilicen el apalancamiento para hacer frente a amenazas como la proliferación nuclear, la corrupción y los abusos de los derechos humanos”, aseguró.

Además aseguró su preocupación porque algunos miembros consideren que tales acciones de las naciones, que tienen derecho a imponer sus propias medidas, son ilegales.

Regímenes de sanciones de la ONU

La secretaria general adjunta para Asuntos Políticos y Construcción de la Paz enfatizó también la importancia y logros de las sanciones a lo largo de la historia de la ONU.

Rosemary DiCarlo refirió que actualmente hay 14 regímenes de sanciones decididas por el Consejo de Seguridad, detallando que éstas apoyan la resolución de conflictos en Libia, Malí, Sudán del Sur y Yemen. En Guinea Bissau, su objetivo es disuadir cambios inconstitucionales de gobierno.

En la República Centroafricana, la República Democrática del Congo y Somalia, frenan la explotación ilícita de los recursos naturales que financian las actividades de los grupos armados ilegales.

En Corea del Norte limitan las actividades de proliferación de armas nucleares y, en los casos del ISIS y Al-Qaeda contienen las operaciones terroristas.

Redacción de LISA News

Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img