Irán comienza el juicio de un oficial sueco por espiar para Israel

Análisis

LISA News
LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

Irán acusa al ciudadano sueco de cooperar con los servicios de inteligencia de Israel y “corrupción en la tierra”, un delito que conlleva la pena de muerte.

Irán ha comenzado el juicio el 9 de diciembre de un ciudadano sueco empleado por la Unión Europea. Se le acusa de varios cargos contra la seguridad del país, de cooperación con los servicios de inteligencia del régimen sionista y de corrupción en la tierra, según informó la agencia de noticias del poder judicial iraní Mizan en un informe en línea. 

“Entre sus otras acciones figuran viajes a la Palestina ocupada, comunicación con agentes” de Israel y “recopilación de inteligencia sobre los programas de la República Islámica, que no tienen nada que ver con el ámbito profesional del acusado”, dice la acusación.

Floderus, de 33 años, fue arrestado el 17 de abril de 2022 en el aeropuerto de Teherán cuando regresaba a Irán de un viaje con amigos. El sueco lleva más de 500 días recluido en la prisión de Evin, en Teherán. 

Los detalles del caso fueron revelados por primera vez por el New York Times en septiembre de 2023, que informó que Floderus era miembro del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), el servicio diplomático de la UE.

El Ministro de Asuntos Exteriores sueco, Tobias Billström, anunció al inicio del juicio que “no hay fundamento para mantener detenido a Johan Floderus, y mucho menos para llevarlo ante la justicia”. Asimismo, Josep Borrell, Alto Representante para Política Exterior de la Unión Europea, pidió su liberación inmediata, diciendo que “no hay absolutamente ningún motivo para mantener detenido a Johan Floderus”.

Grupos de derechos humanos y gobiernos occidentales han acusado a Irán de intentar obtener concesiones políticas de otros países mediante arrestos por cargos de seguridad que pueden haber sido falsos. En enero de 2023, la justicia iraní acusó por espionaje a dos ciudadanos franceses e imputó a un ciudadano belga en otro caso. Sin embargo, Teherán dice que tales arrestos se basan en su código penal y niega detener a personas por razones políticas.

Las relaciones entre Suecia e Irán han sido tensas desde 2019, cuando Suecia arrestó a Hamid Noury, un exfuncionario iraní por su participación en la ejecución masiva y tortura de prisioneros políticos en la década de 1980. 

Artículo escrito por:

Laura Ruiz Sancho. Periodista. Apasionada de la geopolítica y siempre con un ojo puesto en la actualidad internacional. Experta profesional en terrorismo yihadista por la UNED y Máster en Verificación Digital y Periodismo de datos (CEU).

Te puede interesar:

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí