ActualidadEl futuro de Irán (y de la República Islámica)

El futuro de Irán (y de la República Islámica)

Análisis

Ana García De Paredes Dupuy y 1 more
Ana García De Paredes Dupuy y 1 more
Relaciones Internacionales en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Sus principales intereses son el funcionamiento de las Organizaciones Internacionales y su influencia a nivel global, así como la aplicación del Derecho Humanitario y el análisis geopolítico en el contexto de conflictos armados.

El futuro de las protestas en Irán es aún incierto pero, en este artículo, ahondamos en algunas de las claves que pueden impactar en su deriva final en un momento clave para la supervivencia de la República Islámica.

Continuan en Irán, por cuarta semana consecutiva, las protestas que se desataron a raíz de la muerte de la joven iraní de origen kurdo, Mahsa Amini, tras ser detenida por la Policía de la Moral por llevar el velo incorrectamente en Teherán. Este acontecimiento fue la mecha que prendió el fuego de unas manifestaciones sin precedentes en el país que podrían cuestionar la supervivencia de Irán como República Islámica.

Los protagonistas de las protestas, principalmente mujeres y jóvenes, demuestran hasta qué punto se están desarrollando los cambios sociales en el país. El ondeo y la quema de velos entre las manifestantes, situación impensable años atrás, son las imágenes de las protestas más importantes que ha vivido el país desde la Revolución iraní a finales de los años setenta. Lo que sí no ha cambiado respecto anteriores protestas es la fuerte represión de unas manifestaciones que ya han llegado a 100 ciudades del país.

Claves sobre las protestas en Irán

No es la primera “gran” protesta en Irán, pero sí la más intensa

Como decimos, no es la primera vez que ocurren grandes protestas en Irán. Las anteriores (siendo la más reciente en el año 2019) habían estado motivadas por la crisis económica, aumento de precios, velo obligatorio o escasez de agua. Sin embargo, sí es cierto que nunca habían alcanzado esta intensidad y llegando a tantos sectores de la sociedad entre los que se encuentra, incluso, el sector del petróleo. Las anteriores protestas finalizaron tras una fuerte represión de las autoridades como la que vivimos en la actualidad.

Según la activista y periodista iraní, Masih Alinejad, escribe en Foreign Affairs, que el origen de las protestas sea el uso del velo obligatorio en el país que vive bajo la Sharia y restricciones de la constitución iraní, avanza claves sobre la inestabilidad de las bases de la República Islámica, sobre todo entre las nuevas generaciones. Ya que este es uno de sus pilares junto a la enemistad con Estados Unidos e Israel.

Te puede interesar: EEUU acusa a un iraní de intentar asesinar a John Bolton

De esta forma, Alinejad compara el símbolo de poder que supone el velo en Irán con el Muro de Berlín para la Unión Soviética. “Una vez que cayó el Muro de Berlín, el comunismo estaba condenado. El mismo destino espera a la República Islámica una vez que las mujeres puedan desear y participar en la vida social como lo hacen los hombres”, expresa.

El uso obligatorio del hiyab es para la República Islámica lo que el Muro de Berlín era para el comunismo.

Si ya hemos matizado que no es la primera vez que ocurren grandes protestas en Irán, también es preciso apuntar que tampoco es la primera vez que ha habido represión hacia mujeres por llevar mal puesto el velo aunque sí con menor repercusión. Según las cifras del Gobierno, el 2014 (último año en el que hay datos), aseguró que 3.6 millones de mujeres fueron multadas, arrestadas o se le llamó la atención públicamente por uso inapropiado del velo.

Las mujeres iraníes llevan años en contra de esta norma de vestimenta marcada por una islamización “a la fuerza” del país y respetada en su totalidad -más allá de las mujeres musulmanas o las personas a favor del régimen- por el único motivo de no ser llevadas a prisión.

Te puede interesar: ¿Quién puede presionar a los talibanes?

En los últimos meses Irán ha implantado cámaras de vigilancia en lugares públicos para identificar y multar con mayor efectividad a las mujeres que no cumplan la norma obligatoria de llevar el velo. Esta situación de hastío por la falta de libertades y democracia en el país se une a la crisis económica que Irán vive en la actualidad, como te contaremos más adelante.

Mujeres, jóvenes… y el sector del petróleo en las protestas en Irán

Según los analistas internacional, si bien Irán ha vivido grandes protestas anteriormente nunca antes habían sido apoyadas a través de manifestaciones y huelgas por tantos sectores de la sociedad. Según los expertos, es necesario apuntar cómo algunas refinerías de gas y petróleo, se han convertido últimamente en lugares de protestas y huelgas.

El Consejo de Trabajadores de Contratista de Petróleo iraní declaró que convocarían potencialmente una huelga y pausarían la producción del petróleo. Además, los trabajadores del campo de gas convencional de South Pars también declararon en un vídeo compartido en las redes sociales que deban tres días a las fuerzas iraníes que atacaban a los manifestantes para que depusieran las armas. Así advertían que, de lo contrario, “destruiremos todo lo que hemos construido”.

Te puede interesar: Los petroestados y la maldición de los recursos

Para entender la importancia de que este sector se haya unido a las protestas es necesario recalcar que la industria del petróleo es el sustento de la economía de Irán. Una economía que ya se estaba derrumbando meses anteriores a las protestas, como te contaremos más adelante.

Este hecho, según los expertos, se considera un punto de inflexión debido a la importancia del sector del petróleo y el gas en la economía nacional. En 1979 las huelgas en el sector del petróleo desempeñaron un papel clave en el movimiento que derrocó al Sha. Así, la unión a las manifestaciones, huelgas y protestas de este grupo de trabajadores incrementa aún más la presión hacia el Gobierno.

¿Quién sucedería al líder supremo en Irán?

Estas últimas semanas también ha sido muy sonado el “rumor” sobre el inestable estado de salud del actual líder supremo, Alí Jamenei, 83 años. Jamenei, es el segundo líder supremo del país desde la revolución islámica de 1979. La transición a un nuevo líder, en un contexto como el actual, sería un momento clave para el país como república islámica. 

Te puede interesar: Analista Político Internacional, la profesión del hoy (y del mañana)

Los analistas internacionales destacan que no hay un claro sucesor del líder supremo lo que aumenta la incertidumbre sobre el futuro de la República Islámica. Además, el proceso de transición no sucedería de inmediato y podría llegar a tomar meses. La decisión depende de la Asamblea de Expertos, órgano compuesto por 88 clérigos que depende, a su vez, del propio Jamenei. Esta incertidumbre sobre el futuro líder supremo podría también ofrecer una ventana de oportunidad a los manifestantes y opositores al sistema actual.

Al final la continuidad del sistema actual dependerá tanto de la legitimidad del nuevo líder supremo pero también en cómo las autoridades respondan a las demandas de las sociedad iraní (y, sobre todo, las nuevas generaciones) en un medio plazo.

La respuesta de Irán en el Kurdistán

Junto a Teherán, la capital de Irán, el Kurdistán iraní ha sido protagonistas de las principales movilizaciones de las últimas semanas. Es más, algunas otras regiones del país aumentaron la intensidad de las protestas a raíz de los ataques a la región que vio nacer a Mahsa Amini extendiéndose también a otras ciudades cercanas a Iraq.

Desde el comienzo de las manifestaciones tanto el Ejército como la Guardia Revolucionaría iraní han sido desplegadas en la región y, parte de la respuesta iraní a las protestas, ha sido el disparo de misiles y drones al Kurdistán iraní.

Según la Guardia Revolucionaria iraní, los ataques iban dirigidos a quienes se señaló como “terroristas en la región” después de asegurar que los “disidentes kurdos iraníes” instigaron las movilizaciones por todo el país. Las autoridades iraníes declaran que la operación continuará “hasta que la amenaza sea efectivamente repelida, las bases de los grupos terroristas desmanteladas y las autoridades de la región kurda asuman sus obligaciones y responsabilidades”.

Desde Iraq se condenaron estos actos de represalia y se advirtió que se tomarían medidas diplomáticas para detener las incursiones iraníes en su territorio ya que estas constituyen, según Bagdad, una violación a su soberanía territorios y, por tanto, del Derecho Internacional.

Te puede interesar: Curso de Derecho Internacional Humanitario

El propio régimen iraní afirmó haber atacado “cuarteles generales de reunión y los centros de entrenamiento y operativos de los grupos terroristas con base en la región del Kurdistán de Irak, utilizando armas inteligentes y precisas”.

Te puede interesar: Irán lanza un ataque sobre el Kurdistán iraquí

¿Cómo está respondiendo Irán a las protestas?

Más allá de la fuerte represión en ciudades de todo el país según denuncian diversas organizaciones de derechos humanos y los ataques específicos contra el Kurdistán iraní, el Gobierno ha impuesto restricciones que también hemos visto en anteriores protestas, los cortes de Internet.

Te puede interesar: Documentos filtrados revelan el plan de las autoridades de Irán para reprimir las protestas

Una novedad sería que también se han bloqueado aplicaciones como WhatsApp e Instagram, las únicas que no estaban censuradas en el país. En concreto señalaron a Instagram y WhatsApp por estar involucradas en la difusión de material incendiario como parte de las operaciones de conspiración de “enemigos”.

Según la plataforma encargada de realizar el seguimiento de la censura en Internet, NetBlocks, Irán estaría sufriendo una de las mayores restricciones desde la masacre de noviembre de 2019.

Te puede interesar: Vigilancia 2.0 y movimientos sociales

A pesar de esta represión -también virtual- la medida no haber logrado el resultado esperando ya que las manifestaciones continúan en su cuarta semana sin perder fuelle. Además, la realidad iraní es que, a pesar de la censura, casi el 80% de los usuarios suele utilizar VPN para acceder a estas aplicaciones.

La capacidad de los opositores iraníes en el mundo virtual es tal que hace unas semanas vimos cómo un grupo de la oposición iraní conocido como Edalat-e Ali realizó un ciberataque contra la televisión pública. Durante el ataque se alteró la emisión durante unos segundos para difundir una imagen del líder supremo envuelto en llamas y acusándole de tener las “manos manchadas con la sangre de los jóvenes iraníes”.

Te puede interesar: ¿Cómo saber si un ciberataque puede ser considerado Ciberterrorismo?

Además, de acuerdo con la Cámara de Comercio, los actuales cortes de Internet podrían costar al país nueve millones de puestos de trabajo y pérdidas de más de 1,5 millones de dólares por cada hora de corte de la red.

Te puede interesar: La censura en redes sociales disminuye en 2021 a nivel global

Recordamos que Irán vive una crisis económica con una inflación en torno al 40% y, en abril, el precio de una gran número de productos básicos, entre ellos el pan, se multiplicó por tres y se palpaba entre la población el comienzo de un enfado que terminó por explotar con la muerte de Mahsa Amini.

Además, según declaro el vicepresidente de la Cámara de Comercio de Irán en un medio iraní, si persiste la situación actual podría acelerarse la “fuga” de miembros de las “élites” económicas del país.

Te puede interesar: ¿Hacia una nueva “Revolución del Jazmín” en Túnez?

Según los expertos no hay duda de que habrá “más sangre” en el contexto de la represión de las protestas. Sin embargo, Jamenei podría no darse cuenta de que no es suficiente para sofocar el levantamiento y las demandas de los iraníes. Además, la fuerte represión ha tenido como consecuencia que se hayan congelado las negociaciones sobre el Acuerdo nuclear lo que supone que no se detendrán las sanciones occidentales contra el país envuelto en una grave crisis económica.

¿Cómo está respondiendo la comunidad internacional a las protestas en Irán?

Como decimos, la fuerte represión y violencia con la que las autoridades iraníes han intentado contrarrestar las manifestaciones, ha provocado que la comunidad internacional ponga sus ojos en la situación que vive el país. Principalmente, Estados Unidos y la Unión Europea.

Desde Washington, están tratando de facilitar que los iraníes, parcialmente aislados de Internet puedan acceder a plataformas y servicios en línea. Con esta intención se ha emitido una nueva Licencia General D-2 que permitiría exenciones en las sanciones contra Irán para garantizar que las empresas tecnológicas globales no las violen.

Además, el empresario Elon Musk, también ha activado su red de Internet por satélite, Starlink, en Irán. El objetivo del despliegue sería el de ofrecer acceso a la red sin censura aunque los iraníes continúen necesitando obtener terminales especiales que presentan otros riesgos. Empresas como Google y Signal también ofrecen VPN gratuitas para los ciudadanos iraníes para eludir la censura de las autoridades en el país.

Por otro lado, la Unión Europea ha defendido adoptar sanciones contra los responsables de la represión de las manifestaciones en Irán. Los 27 decidieron este lunes, 17 de octubre, a propuesta del Alto Representante para la Política Exterior, Josep Borrell, sancionar a un total de 87 personas y 8 entidades relacionadas con la represión en el país.

Te puede interesar: El impacto de las sanciones de la ONU en los civiles y la asistencia humanitaria

Entre las medidas restrictivas se encuentran la prohibición de viajar a territorio comunitario y la congelación de sus activos. Además, los ciudadanos y las empresas de la UE tienen prohibido aplicar fondos y recursos a disposición de las personas y entidades que figuran en la lista negra.

Paralelamente, Borrell ha explicado que la UE está reuniendo pruebas sobre el supuesto uso por parte de Rusia de drones suministrados por Irán en la guerra contra Ucrania, tal y como ha denunciado su ministro de Exteriores, Dmytro Kuleba. Tanto Irán como Rusia niegan estas declaraciones.

Te puede interesar: Drones, claves para combatir una amenaza asimétrica

El supuesto papel iraní en el contexto de la guerra de Ucrania podría también tener implicaciones en la propia geopolítica del conflicto. Según algunos analistas internacionales podría motivar que Arabia Saudí o Israel se implicarán en el conflicto apoyando a Ucrania y Occidente.

Además, si meses atrás Estados Unidos habría tratado de restaurar las versión del acuerdo nuclear con Irán de la que la Administración Trump se salió en el año 2019, la represión de las autoridades contra los manifestantes ha provocado que se terminaran de congelar las negociaciones lo que impacta en que Irán continúe sufriendo sanciones internacionales en el contexto de la ya mencionada crisis económica.

Te puede interesar: ¿Por qué no se han prohibido los ensayos nucleares?

Aunque los eventos y elementos expuestos en este artículo puedan arrojar un rayo de esperanza sobre el futuro de Irán, la realidad es que el futuro del país y del régimen es aún incierto. Los acontecimientos son aún muy recientes y, a pesar de la valentía de los manifestantes, un cambio total de régimen no es nunca sencillo.

Sin embargo, según los analistas internacionales y geopolíticos, parece que si el régimen persiste se podría ver obligado a adoptar ciertos cambios con el objetivo de asegurar su supervivencia y a raíz de la presión nacional e internacional. Cuáles serían estos cambios aún está por ver.

Te puede interesar:

Ana García De Paredes Dupuy

Relaciones Internacionales en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Sus principales intereses son el funcionamiento de las Organizaciones Internacionales y su influencia a nivel global, así como la aplicación del Derecho Humanitario y el análisis geopolítico en el contexto de conflictos armados.

Paula García Mora

Responsable de LISA News, el medio de comunicación y análisis de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img