El Nuevo IRA y la amenaza terrorista en Irlanda del Norte

Análisis

Antonia Miroslavova Cekova
Antonia Miroslavova Cekova
Alumna del Máster Profesional de Analista de Inteligencia de LISA Institute y estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad Alfonso X el Sabio. Sus principales intereses son la geopolítica, el análisis de conflictos, la seguridad internacional y, de forma destacada, el terrorismo.

A finales de marzo, el MI5 elevó la amenaza terrorista en Irlanda del Norte por primera vez en 12 años al considerar como inminente un ataque terrorista del Nuevo IRA. En el contexto de la celebración del 25 aniversario de Paz del Viernes Santo o Acuerdo de Belfast y la visita del presidente estadounidense, Joe Biden, a las dos Irlandas se recuerda la amenaza terrorista latente en el país.

El Ejército Republicano Irlandés, también conocido como IRA, fue un grupo paramilitar y armado que operó sobre todo en Irlanda del Norte, aunque también se hizo notar en otros lugares durante segunda mitad del siglo XX. Su objetivo principal era lograr la reunificación de Irlanda y su independencia del Reino Unido. La organización se dividió en varias ramas a lo largo de su historia, incluyendo el IRA Oficial y el IRA Provisional.

Tras la firma de los Acuerdos de Belfast, también conocidos como los Acuerdos de Viernes Santo el 10 de abril de 1998, la actividad del IRA disminuyó (aunque no desapareció). Estos acuerdos fueron firmados en Belfast, Irlanda del Norte y negociados entre los partidos políticos de Irlanda del Norte, el gobierno británico y el gobierno de la República de Irlanda. 

A través de estos acuerdos se estableció un marco para la creación de un gobierno autónomo en Irlanda del Norte, así como la desmovilización de grupos paramilitares y la desaparición de la violencia. Siete años después de firmar el acuerdo, en 2005, el IRA anunció el abandonó de las armas, pero no se disolvió, como sí ocurrió en España con la banda terrorista ETA. Este proceso de paz comenzó con el objetivo de poner fin a décadas de conflicto violento en Irlanda del Norte y de los que este 2023 se ha celebrado su 25 aniversario en un pico de aumento tensión.

La amenaza terrorista y del nuevo IRA hoy

En marzo del año pasado el nivel de amenaza terrorista en Irlanda del Norte se reducía de “grave” a “significativa” tras la detención del líder del Nuevo IRA y considerarse que la organización estaba desmantelada. Sin embargo, según los expertos, el Nuevo IRA no se había disgregado sino que se estaba reorganizando.

Un año después, los servicios de Inteligencia británicos decidieron elevar la alerta terrorista en Irlanda del Norte al máximo nivel por primera vez en 12 años, debido al aumento de la amenaza de los disidentes republicanos, contrarios al proceso de paz a la cual se llegó a través de acuerdos como el de Viernes Santo. La decisión que han tomado las autoridades, coincide justo con el 25 aniversario de la firma de los acuerdos de paz.

Al hacer efectiva esta elevación de la alerta se ha incrementado de forma notable de las medidas de seguridad, al considerar como inminente un ataque terrorista del Nuevo IRA, y tras producirse un intento de asesinado a un policía, John Cadwell en Omagh, capital del condado de Tyrone. El agente Cadwell recibió varios disparos cuando se encontraba fura de servicio, y en vísperas de la conmemoración del pacto de Viernes Santo por varios republicanos disidentes.

Cabe destacar que este intento de asesinato no ha sido la única amenaza por parte de este grupo terrorista, ya que varios agentes han recibido varias amenazas por parte de simpatizantes del IRA. Estos últimos años se han producido otros como un atentado con bomba de grado militar al borde de una carretera dirigido a un coche patrulla de la policía en Strabane. Los agentes que se encontraban dentro del vehículo no resultaron heridos debido a que el vehículo blindado hizo su trabajo. Como ha anunciado el ministro Chris Heaton-Harris, en una declaración por escrito remitida a la Cámara de los Comunes, el número de personas que aún están decididas a causar terror y daño a la sociedad a través de actos de violencia que tienen una motivación política, es muy elevado.

Además, y también coincidiendo con el 25 aniversario de los acuerdos, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, visitó las dos Irlandas y, en este contexto, fue desmantelada una trama del Nuevo IRA para atentar durante la visita del presidente estadounidense. Según The Belfast Telegraph, los artificieros del ejército británico habrían participado en la búsqueda de material que podría haberse servido para fabricar explosivos en Derry, la segunda mayor ciudad de Irlanda del Norte y uno de los puntos más calientes durante el conflicto que se cobró más de 3.500 víctimas a lo largo de tres décadas. Aunque finalmente no ha ocurrido ningún altercado relevante los servicios de Inteligencia británicos habían recibido información creíble sobre los planes para lanzar un ataque terrorista en estas fechas, según declaró el subcomisario Bobby Singleton. 

¿Qué es el nuevo IRA y qué podemos esperar?

El Nuevo IRA surgió en el 2012 de la fusión de grupos que no aceptan el acuerdo de paz y tomó el relevo del IRA Auténtico, hasta entonces la facción más activa de disidentes del «ejército republicano». En líneas generales, está compuesto por disidentes del Ejército Republicano Irlandés Provisional, denominado IRA. El Nuevo IRA ha sido protagonista y autor en varios ataques en Reino Unido e Irlanda del Norte como, por ejemplo la detonación de una bomba en Londonderry en el año 2019. Esta agrupación paramilitar ha sido condenada por números líderes políticos y es considerada una organización terrorista. Como ya hemos comentado, el Acuerdo de Belfast definía un alto el fuego y la finalización de atentados terroristas. Lejos de la realidad, esto no ocurrió así: tras la firma del acuerdo los atentados no cesaron por completo.

La actividad de este grupo terrorista ha aumentado en los últimos años a causa de que los miembros del Nuevo IRA se han visto insatisfechos con el Acuerdo de Paz. Cabe destacar que aunque estos acuerdos terminaron con décadas de conflictos entre irlandeses nacionalistas y británico unionistas, esta nueva agrupación, Nuevo IRA, se posiciona en contra de todo lo acordado debido a que consideran que no se logró su objetivo, la reunificación de Irlanda.

El vacío de poder existente en Irlanda del Norte, debido a que la Asamblea Local se encuentra suspendida desde 2017, ha sido aprovechado por la agrupación del Nuevo IRA para volver a intensificar su aterradora actividad terrorista con el objetivo de volver a posicionar su causa en el centro de atención nacional, y regional.

Actualmente, la situación en Irlanda del Norte y en el Reino Unido sigue siendo de incertidumbre debido a la actividad del Nuevo IRA y otros grupos paramilitares y terroristas que están dejando notar su presencia en la región. Es en este punto donde los líderes políticos y las fuerzas de seguridad deben seguir trabajando de manera conjunta con el objetivo de garantizar la seguridad en la región y para conseguir avances en materia de paz, lo que incluye la creación de empleos y oportunidades económicas. Es muy importante en este sentido, entender y comprender los orígenes del conflicto en Irlanda del Norte y abordar sus causas subyacentes para evitar un aumento en la actividad terroristas y en la violencia en la región.

En Irlanda, es notable la preocupación entre las fuerzas de seguridad y la sociedad en general por las actividades del Nuevo IRA. La posición oficial del gobierno y de la sociedad es de condena al uso de la violencia y a la actividad terrorista de grupos como el Nuevo IRA, y han pedido una resolución pacífica de cualquier tensión política de etas dimensiones en la región. Sin embargo, es relevante señalar que el Nuevo IRA cuenta con un número significativo de simpatizantes en Irlanda del Norte, especialmente entre los nacionalistas que desean la reunificación de Irlanda.

A pesar de que ya se han producido acuerdos y negociaciones como el del Viernes Santo y la creación de un gobierno autónomo en Irlanda del Norte, algunos grupos republicanos siguen creyendo que la violencia es el único medio para lograr sus objetivos finales. Por lo tanto, el Nuevo IRA sigue siendo una amenaza potencial para la paz y la seguridad en Irlanda. Es fundamental seguir trabajando para promover la resolución pacífica de las tensiones políticas en la región de Irlanda del Norte, para evitar la aparición de nuevos grupos terroristas y frenar el avance de la actividad terrorista del Nuevo IRA.

Te puede interesar:

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí