ActualidadGuía para entender las normas que gobiernan los océanos

Guía para entender las normas que gobiernan los océanos

Análisis

Lucía Carbayo
Lucía Carbayo
Colaboradora en LISA News. Especializada en el ámbito de los Estudios Internacionales y de la Ciencia Política. Interesada en el ámbito de la Seguridad Internacional, los procesos de paz y de resolución de conflictos internacionales.

En LISA News te presentamos una guía para comprender cuáles son las normas qué gobiernan los océanos y cuáles son los derechos que un Estado tiene sobre las aguas.

“La libertad de las aguas” es un principio fundamental del derecho internacional, que gobierna sobre la legislación del comercio marítimo, los viajes y la Seguridad Nacional. Es preciso enfatizar, que los océanos siempre han sido determinantes para la exploración y extracción de recursos, el comercio y la Seguridad. Por este motivo, es esencial un sistema de leyes marítimas internacionales, que regulen las actividades que tienen lugar en el mar, y equilibren los intereses de poder sobre las aguas.

Breve recorrido histórico de las normas de los océanos

Miles de años atrás, los países realizaban todo tipo de reclamaciones sobre las aguas que bordeaban su territorio. También cuestionaban el espacio del océano sobre el cual, poseían plena soberanía. Es decir, la franja donde podían ejercer jurisdicción y control en las aguas oceánicas de forma similar a como lo hacían en tierra.

Tras largos años de debate, la comunidad internacional acordó que los Estados costeros solo podrían ejercer su jurisdicción sobre una estrecha franja de agua cercana a su costa, llamada “mar territorial” -comúnmente conocido como aguas territoriales-. El resto de agua que hubiera más allá de este límite, sería de paso libre y ningún Estado tendría soberanía sobre ella.

Te puede interesar: ¿Cuáles son las rutas marítimas más importantes del mundo?

Durante esta época, los “mares territoriales” abarcaban el espacio que un Estado podía controlar desde tierra. Para determinar una distancia tan abstracta, se recurría a la longitud que alcanzaba un disparo de cañón desde la costa. El cañón, recorría unas 3 millas náuticas (5,6 kilómetros) desde su lanzamiento; por lo tanto, el espacio considerado “mar territorial”, alcanzaba las 3 millas náuticas desde la línea de costa.

Más adelante, con la aprobación de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982 “Convención de Montego Bay”, la distancia permitida de “mar territorial” se amplió hasta las 12 millas náuticas (22 kilómetros) desde la línea de base.

Te puede interesar: Claves para entender el “sabotaje” a Nord Stream

La línea de base son las líneas a través de las cuales se mide el mar territorial, que, por lo general, coincide con la línea de bajamar. Sin embargo, en zonas de costas con profundas escotaduras, archipiélagos o ríos -entre otros-, suele trazarse una línea recta de referencia. Dentro de la línea de base, se encuentran las denominadas “aguas interiores”.

¿Qué son las aguas internacionales?

El término “aguas internacionales” no está conceptualizado como tal en el derecho internacional, ya que, dependiendo de la localización, todos los océanos son “internacionales”. Por ejemplo, en el mar territorial de un país, los barcos de todos los estados poseen el derecho de “paso inocente”.

Es decir, todos los buques -incluso los militares- pueden transitar por las aguas territoriales de cualquier Estado, siempre que no realicen ciertas actividades específicas que puedan “perturbar la paz, el buen orden o la Seguridad del Estado costero“. El término “aguas internacionales” se emplea, de manera informal, para referirse a las aguas que van más allá del mar territorial de cualquier Estado.

Te puede interesar: La importancia del Indo-pacífico para la OTAN (y para China)

Según el derecho internacional consuetudinario, en estas aguas, todos los Estados gozan de “libertades de alta mar” (como las libertades de navegación y sobrevuelo), así como otros usos legales del mar. En otras palabras, los buques de cualquier país tienen derecho a ejercer esas libertades sin que ningún Estado pueda interferir.

¿Qué es una zona económica exclusiva?

La Convención sobre el Derecho del Mar también prevé otra zona marítima, las zonas económicas exclusivas o ZEE. Estas son áreas que se extienden desde la línea base hasta 200 millas náuticas (370 kilómetros) mar adentro. En esta franja, el Estado puede ejercer su soberanía sobre fines específicos, relativos a la explotación y la exploración de los recursos marítimos.

Cabe destacar que, en caso de que las aguas territoriales de un Estado y las zonas económicas exclusivas de otro se superpongan, los Estados deben negociar una frontera mínima, que delimite las potestades de cada uno. Estos límites pueden incluso convertirse en un punto de discordia entre países.

Te puede interesar: El Golfo Pérsico y el mar de tensiones entre potencias

¿Qué es una plataforma continental?

Las plataformas continentales son superficies sumergidas cerca de la costa, que se extienden más allá del mar territorial de un Estado, hasta el margen continental. El margen continental es el concepto que estipula el fin de la plataforma, que acaba en forma de talud continental -enormes barrancos submarinos, en cuya base se halla el fondo oceánico-.

En términos generales, la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar establece que la plataforma continental se extiende hasta el límite del margen continental. Sin embargo, la extensión sobre la que el Estado podrá ejercer su jurisdicción, nunca será menor de 370 kilómetros ni mayor de 650 km desde la línea de base.

En otras palabras, la plataforma continental es la continuación submarina de los continentes. Estos espacios son ricos en bancos de pesca, recursos energéticos y minerales de fácil acceso. Además, en estos lugares se localiza la cuarta parte de la producción del petróleo y gas mundiales. Por lo tanto, las plataformas continentales tienen gran relevancia estratégica. Cabe destacar que, la plataforma continental más grande es Siberia, ubicada en el océano Ártico, con una anchura de 1.500 kilómetros.

Te puede interesar:

Lucía Carbayo

Colaboradora en LISA News. Especializada en el ámbito de los Estudios Internacionales y de la Ciencia Política. Interesada en el ámbito de la Seguridad Internacional, los procesos de paz y de resolución de conflictos internacionales.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img