INTERPOL desvela su nueva herramienta de control biométrico

Análisis

LISA News
LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

El Centro de Biometría posibilita que los funcionarios de policía puedan identificar a presuntos terroristas o delincuentes cotejando directamente fotografías y huellas dactilares en las bases de datos de INTERPOL.

Interpol ha utilizado por primera vez de manera remota el Centro de Biometría en una operación en Sarajevo (Bosnia y Herzegovina). La nueva herramienta “sirve para cotejar los datos biométricos en las bases de datos mundiales de INTERPOL de huellas dactilares y reconocimiento facial”, explican en una nota de prensa

A mediados de noviembre, un traficante de migrantes huido de la justicia fue sometido a un control policial en Sarajevo (Bosnia y Herzegovina) cuando atravesaba los Balcanes en dirección a Europa occidental con un grupo de migrantes. En busca y captura desde 2021 por delitos de pertenencia a banda organizada y trata de personas, el traficante se presentó a sí mismo como si fuera otro migrante, con un nombre falso, para lo que utilizó un documento de identidad falsificado con el fin de evitar ser identificado. 

Al transmitir la fotografía del traficante al Centro de Biometría, la nueva herramienta de Interpol señaló que estaba en busca y captura en otro país europeo. Por lo que fue detenido y actualmente se encuentra a la espera de ser extraditado. 

La operación, que se llevó a cabo en seis países de la región del Adriático, estaba enmarcada dentro de la iniciativa Hotspot, en la que se utilizan datos biométricos para ayudar a identificar a combatientes terroristas extranjeros y delincuentes que tratan de cruzar pasos fronterizos irregulares.

Cyril Gout, director de Apoyo Operativo y Análisis de INTERPOL, ha señalado: “Un prófugo puede cambiar su nombre y muchos aspectos de su apariencia para tratar de huir de la justicia, pero es difícil, sino imposible, que cambie sus datos biométricos. Por eso los datos biométricos siguen siendo el modo más fiable para identificar a una persona”. 

El Centro de Biometría integra las bases de datos de INTERPOL de huellas dactilares y reconocimiento facial con un sistema de coincidencias. Es una herramienta eficaz para realizar controles fronterizos, y también se puede emplear en las operaciones policiales ordinarias llevadas a cabo en un país. “El Centro de Biometría ayuda a los funcionarios de las fuerzas del orden a descubrir de inmediato si la persona que tienen ante ellos es una amenaza para la seguridad. Esto es particularmente importante en casos en los que no se dispone de un documento de viaje o no se puede confiar en su autenticidad”, ha explicado Gout. 

Según informa INTERPOL, la herramienta se irá implementando progresivamente en los dos próximos años en los puestos de control fronterizo y se pondrá a disposición de los funcionarios de primera línea de todos los países miembros de INTERPOL. Está previsto que el sistema pueda realizar hasta un millón de consultas forenses al día.

Hasta ahora, los cotejos que antes se hacían en las bases de datos de INTERPOL sobre datos biométricos tenían que pasar por procesos independientes multietápicos, en los que sistemáticamente debía intervenir una persona para realizar tareas de gestión o examen, lo que significa que las coincidencias no se comunicaban de inmediato al funcionario solicitante. El Centro de Biometría permite que los funcionarios puedan introducir los datos en ambas bases de datos por conducto de una única interfaz, que arroja rápidamente resultados y desde la que los usuarios pueden hacer un seguimiento del estado de sus solicitudes. Así, los especialistas forenses de INTERPOL solo deben realizar tareas de examen en aquellos casos en los que la calidad de los datos biométricos registrados sea tal que la coincidencia se sitúe por debajo del umbral especificado.

Además, “el Centro de Biometría también mejora la gobernanza de los datos, de conformidad con el marco de protección de datos de INTERPOL” asegura la nota de prensa. Los datos biométricos cotejados por conducto del Centro en el marco de una consulta no se incorporan a las bases de datos penales que posee INTERPOL y no están visibles para otros usuarios. Aquellos datos que no arrojan ninguna coincidencia son eliminados al término de la consulta. 

Antes de ser implementado en octubre, el Centro de Biometría fue primero presentado en el mes de junio en la Conferencia de Jefes de OCN celebrada en Singapur, y ahora está a la disposición de los 196 países miembros de INTERPOL.

Artículo escrito por:

Laura Ruiz Sancho. Periodista. Apasionada de la geopolítica y siempre con un ojo puesto en la actualidad internacional. Experta profesional en terrorismo yihadista por la UNED y Máster en Verificación Digital y Periodismo de datos (CEU).

Te puede interesar:

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí