La Policía Nacional de España evita un atentado inminente de una red yihadista de apoyo a ISIS

Análisis

LISA News
LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

La Policía Nacional de España ha evitado un atentado inminente al desarticular una red yihadista que financiaba a ISIS con criptomonedas.

La Policía Nacional ha detenido a mediados de diciembre a cinco personas en Valencia (2), Cáceres, Alicante y Guipúzcoa. Los detenidos están acusados de pertenencia y colaboración con la organización terrorista ISIS. Cuatro de ellos han ingresado en prisión por orden judicial.

Uno de los investigados había sufrido una fuerte radicalización en los últimos meses, “significándose que en las últimas semanas mostraba sus deseos de llevar a cabo un atentado, circunstancia que precipitó la explotación de esta operación“, explica la Policía Nacional en una nota de prensa. Durante el registro de su domicilio se encontró munición de arma corta y un hacha. A los detenidos también se les han intervenido manuales para la confección de explosivos, manuales de adoctrinamiento a menores y propaganda yihadista.

“Se ha detectado que esta red habría ayudado en la planificación de al menos dos atentados que finalmente fueron neutralizados por la acción de los servicios de seguridad”, asegura la Policía Nacional.

La investigación, que ha durado dos años y medio, ha puesto al descubierto una red yihadista de apoyo al ISIS con ramificaciones en Afganistán, Oriente Medio, Sahel, Magreb y Europa. Sus miembros se dedicaban presuntamente a la obtención de fondos provenientes de la comisión de delitos en Europa para financiar sus actividades terroristas. Movían grandes cantidades de dinero a través de envíos internacionales y criptomonedas, lográndose en los registros la incautación de criptos por valor de casi 200.000 euros.

Esta acción policial se engloba en la segunda fase de la operación MIYA, que comenzó en 2021 cuando detectaron a una persona de origen magrebí, residente en España, que estaba en contacto con un yihadista que había entrado en Europa atravesando la ruta de los Balcanes. “El objetivo de ese radical era llegar a Francia para cometer un atentado en nombre del ISIS, a lo que el investigado en España le ofrecía su colaboración”, explica la Policía Nacional en una nota de prensa. La Comisaría General de Información (CGI) localizó al sospechoso en Suiza y se organizó una operación conjunta en Suiza y en España que terminó con la detención simultánea de ambos radicales en marzo de 2022. 

En esta primera fase se produjeron otras seis detenciones en Europa y el Magreb, elevando a ocho el total de detenidos. El detenido en nuestro país fue condenado por delitos de terrorismo a dos años de prisión, saliendo en libertad a mediados de 2023.

Tras esa primera parte de la operación, los analistas de la CGI descubrieron que los dos detenidos eran parte de una red internacional de apoyo al ISIS que estaba establecida en tres continentes. “Por tal motivo se comenzó una macrooperación conjunta con los Servicios de Seguridad e Inteligencia de doce países de Europa, Oriente Medio y Magreb”, asegura la Policía. En la investigación han participado doce países, entre ellos Marruecos, Argelia, Estados Unidos, Mauritania y Suiza.

En España, la CGI ha contado con la colaboración de las Brigadas Provinciales de Información de Valencia, Alicante, Cáceres y San Sebastián, así como del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Artículo escrito por:

Laura Ruiz Sancho. Periodista. Apasionada de la geopolítica y siempre con un ojo puesto en la actualidad internacional. Experta profesional en terrorismo yihadista por la UNED y Máster en Verificación Digital y Periodismo de datos (CEU).

Te puede interesar:

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí