ActualidadMaría Adela Kuhfeldt, la espía rusa que logró infiltrarse en la OTAN

María Adela Kuhfeldt, la espía rusa que logró infiltrarse en la OTAN

Análisis

Redacción de LISA News
Redacción de LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

María Adela Kuhfeldt llegó a Italia hace más de diez años y, fingiendo ser la dueña de una exitosa empresa de joyas, logró acceder a algunos de los mejores clubes de Nápoles, frecuentados por ejecutivos y oficiales de la OTAN.

Una investigación llevada a cabo por el diario italiano Repubblica, el medio independiente The Insider y la revista alemana Der Spiegel, descubrió que la mujer que decía llamarse María Adela era, en realidad, Olga Kolobova, una espía rusa perteneciente al GRU, el servicio de inteligencia militar de las Fuerzas Armadas de Rusia.

El GRU preparó la identidad falsa de Kolobova. Según su pasaporte falso, nació en Perú, pero su madre la abandonó a muy temprana edad, por lo que tuvo que buscarse la vida desde muy joven. Entre 2009 y 2011 vivió en Europa y llegó a registrar su propia marca de joyas en Francia.

Te puede interesar: Descubren a un espía ruso que intentaba infiltrarse en la CPI

En 2012 se casó con un hombre que, según dijo ella, era italiano, pero murió al año siguiente en Moscú. Poco después se mudó a Nápoles, abrió una tienda de joyas y comenzó a ganar fama como una exitosa diseñadora de joyas.

Fue así como logró acceder al Lions Club Napoli Monte Nuovo que, lejos de ser una organización común, había sido establecida por oficiales napolitanos de la OTAN. María Adela, estableció vínculos con algunos de estos oficiales a los que invitaba a eventos y galas de su marca de joyas.

Te puede interesar: ¿Está la sombra del Kremlin detrás de la crisis política en Italia?

En septiembre de 2018 desapareció de Italia de forma repentina. Dos meses después publicó un mensaje en Facebook en el que decía estar pasando por un cáncer. Sin embargo, la investigación llevada a cabo por varios periodistas, descubrió que, el mismo día de su desaparición, Bellingcat y The Insider habían publicado una investigación sobre las identidades encubiertas de dos espías encubiertos del GRU implicados en el envenenamiento con Novichok de Sergey y Yuia Skripal.

Te puede interesar: La Unión Europea construirá un “búnker” a prueba de espías

A través de esta pista se logró descubrir la identidad de muchos otros espías rusos que habían estado años encubiertos, entre ellos, María Adela Kuhfeldt. Después de una llamada de apenas dos minutos, Kuhfeldt compró un ticket de ida a Moscú y nunca regresó.

Te puede interesar:

Redacción de LISA News

Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img