InteligenciaEl jefe de inteligencia danés detenido por presuntas filtraciones de información

El jefe de inteligencia danés detenido por presuntas filtraciones de información

Análisis

Redacción de LISA News
Redacción de LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

El jefe de la unidad de inteligencia extranjera de Dinamarca, Lars Findsen, ha sido puesto en prisión preventiva por su participación en un caso de filtraciones de información “altamente clasificadas”.

El pasado mes de diciembre cuatro empleados, tanto actuales como antiguos, de la comunidad de inteligencia de Dinamarca fueron arrestados, según un breve comunicado de prensa publicado por el Servicio Danés de Seguridad e Inteligencia (PET).

En él se informaba de que se les acusaba de infringir el artículo 109(1) del Código Penal danés por haber facilitado información altamente clasificada del PET y del Danish Defence Intelligence Service (DDIS) y que las detenciones fueron el resultado de una larga investigación sobre filtraciones en el PET y el DDIS.

No dieron más detalles sobre los cargos ni sobre su identidad hasta que, durante la vista celebrada en un tribunal de primera instancia de Copenhague, a puerta cerrada, se conoció la identidad de Findsen a petición propia, según informaron medios daneses. Findsen es el único que permanece bajo custodia mientras continúa la investigación. 

“Quiero que se presenten los cargos y me declaro inocente. Esto es completamente una locura”, dijo Findsen a los periodistas en la audiencia, donde un juez decidió extender la custodia de Findsen hasta el 4 de febrero.

Este lunes el PET confirmó a Reuters que a Reuters que los cuatro funcionarios de inteligencia fueron acusados de violar una sección del código penal, que incluye la traición, al “haber impartido información altamente clasificada”. La información altamente clasificada puede causar a Dinamarca o a los países de la Unión Europea o a la OTAN “daños graves o extremadamente graves” si se transmite la información, dijeron.

La fiscalía se ha negado a hacer comentarios sobre el caso que se lleva a cabo a puerta cerrada y no se ha comunicado al público qué es lo que se sospecha exactamente de Lars Findsen.

Findsen, de 52 años, dirigió el PET de 2002 a 2007 y el FE, de 2015 a 2020, cuando abandonó el puesto por un informe interno que criticaba un posible caso de espionaje ilegal a ciudadanos daneses, aunque fue exculpado recientemente por una comisión.

Según el medio público DR, las presuntas filtraciones de las que se acusa a Findsen y a los otros tres funcionarios de inteligencia se habrían realizado a medios de comunicación daneses.

Otras polémicas del servicio de inteligencia danés

Los servicios de inteligencia de este país nórdico se han visto involucrados en varios escándalos en los últimos años.

Una investigación llevada a cabo por un grupo de medios de comunicación europeos descubrió que la inteligencia danesa había ayudado a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) a espiar a los principales políticos de Alemania, Francia y otros países entre 2012 y 2014, cuando Joe Biden se desempeñaba como vicepresidente.

La canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Emmanuel Macron dijeron esperaban una explicación sobre las revelaciones de que el servicio secreto danés había ayudado a los Estados Unidos a espiar a los líderes europeos.

Como recuerda intelnews.org, el último caso importante de contrainteligencia en Dinamarca fue en 2012, cuando un profesor finlandés de la Universidad de Copenhague, Timo Kivimäki, fue condenado y sentenciado a una breve pena de prisión por espiar para Rusia.

Kivimäki, que hoy continúa trabajando como académico, afirma que llevó a cabo trabajos de consultoría contractual para el Ministerio de Relaciones Exteriores de la Federación de Rusia, pero niega haberse puesto en contacto a sabiendas con agentes de inteligencia rusos en el desempeño de sus funciones de consultoría.

Diferentes medios también han recordado cómo un juzgado de Copenhague condenó en 2019 a cuatro meses de prisión incondicional a Jakob Scharf, exjefe del PET, por violar el secreto profesional al revelar información confidencial en un libro, aunque el caso quedó reducido finalmente al pago de una multa.

Redacción de LISA News

Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img