DDHHLa deriva autoritaria de Bielorrusia

La deriva autoritaria de Bielorrusia

Análisis

Redacción de LISA News
Redacción de LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

Se cumplen dos años de las elecciones fraudulentas que marcaron el comienzo de la deriva autoritaria en Bielorrusia. La Unión Europea critica a Minsk por la complicidad con Rusia en la invasión ucrania y la instrumentalización de la migración como arma política.

Este martes 9 de agosto se cumple el segundo aniversario de las consideradas como “fraudulentas” elecciones en Bielorrusia que permitieron a Lukashenko acceder a un sexto mandato presidencial. Desde entonces, y con el apoyo de Moscú, el régimen bielorruso comenzó su ola de represión en el país persiguiendo a los principales opositores políticos y encarcelando a más de un millar de manifestantes y activistas.

El día después de que Lukashenko se posesionara como ganador de las presidenciales en el país con más del 80% de los votos, Polonia pidió una Cumbre extraordinaria de la Unión Europea para tratar las acusaciones de fraude electoral y la represión de protestas pacíficas. Esta semana Lukashenko ha acusado a Polonia de tratar de “anexionarse” parte del territorio ucraniano y que están “listos” para “absorber Bielorrusia entera”.

En este segundo aniversario, la Unión Europea ha recordado en un comunicado cómo hace dos años Minsk lanzaba una “ofensiva masiva” contra el pueblo de Bielorrusia por “buscar pacíficamente la democracia”. Desde entonces, según critica el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, se ha orquestado una “represión brutal, que ha empeorado constantemente”.

Según la UE, los presos políticos (defensores de los derechos humanos, periodistas, sindicalistas, trabajadores de los medios de comunicación, abogados y ciudadanos comunes que expresan cualquier crítica al sistema) ahora suman más de 1.200 y esta cifra “crece día a día”. 

Te puede interesar: RSF denuncia los “humillantes” métodos utilizados contra periodistas en Bielorrusia

Muchos bielorrusos, incluidos representantes de la oposición democrática, se vieron obligados a abandonar el país para evitar una persecución “injustificada”. El régimen ha etiquetado a muchos activistas de la democracia como “terroristas”, apuntándolos con desinformación e intimidación, así como amenazándolos con la pena de muerte. También ha intensificado su persecución contra la comunidad polaca.

Te puede interesar: Masterclass | Técnicas y herramientas de detección de Desinformación y Fake News | LISA Institute

Desde la Unión Europea se destaca además cómo desde febrero de este año el régimen de Lukashenko se convirtió en “cómplice” al permitir que Rusia utilizara el territorio bielorruso para invadir Ucrania, como plataforma de lanzamiento para sus misiles y al conceder a Moscú todo apoyo político y logístico. “El régimen ahora también persigue a los bielorrusos por oponerse a la guerra”, alertan.

Hasta ahora, los 27 han emitido seis paquetes de sanciones dirigidos a un total de 183 personas y 26 entidades. Además de las elecciones presidenciales fraudulentas y la violencia subsiguiente, las sanciones también se han emitido en respuesta a la instrumentalización de los migrantes con fines políticos, los ataques híbridos en las fronteras de la UE y la participación de Bielorrusia en la invasión militar rusa de Ucrania.

Te puede interesar: ¿Cómo funcionan las sanciones de Rusia en la UE?

Instrumentalización de la migración y ataques híbridos por Bielorrusia

Según la Unión Europea, tras la crisis política en Bielorrusia y las medidas restrictivas adoptadas por la UE, en junio de 2021 comenzó a organizar vuelos y viajes internos para facilitar el tránsito de migrantes hacia la UE, primero a Lituania y luego a Letonia y Polonia. La mayoría de los migrantes eran ciudadanos iraquíes, afganos y sirios.

Te puede interesar: Migración y redes sociales en Bielorrusia

Las llegadas irregulares a Lituania en 2021 fueron más de cincuenta veces más altas que en 2020. Polonia también ha visto un gran aumento de los cruces fronterizos irregulares desde Bielorrusia, mientras que las cifras han sido mucho más bajas en Letonia. “Gracias a los esfuerzos concertados de la UE, el número de llegadas irregulares diarias ha disminuido drásticamente. Sin embargo, la presión migratoria en la frontera sigue siendo alta”, destacan.

Los líderes de la UE condenan todos los intentos de terceros países de instrumentalizar a los migrantes con fines políticos. En este sentido se condenó “enérgicamente” al régimen de Lukashenko por “poner deliberadamente en peligro la vida de las personas y provocar una crisis fronteriza en un intento de distraer la atención de la situación en Bielorrusia”.

Te puede interesar: Guerras híbridas, la gran amenaza del siglo XXI

Se critica el uso por parte de Bielorrusia de la presión migratoria, su contribución a la organización de cruces fronterizos ilegales a la UE y sus intentos de instrumentalizar a los seres humanos con fines políticos.

Te puede interesar:

Redacción de LISA News

Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img