Geopolítica¿Qué ha acordado la UE para reducir el consumo de gas?

¿Qué ha acordado la UE para reducir el consumo de gas?

Análisis

LISA Institute
LISA Institute
Contenido creado de la mano del equipo docente de LISA Institute.

Los ministros de Energía de la UE cerraron este martes el acuerdo político sobre el plan para reducir el consumo de gas de forma lineal entre el 1 de agosto y el 31 de marzo, de cara al próximo invierno, ante la amenaza de un corte total del suministro por parte de Rusia. 

“Hoy, la UE ha dado un paso decisivo para hacer frente a la amenaza de una interrupción total del gas por parte de Putin”, declaró la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien había alertado la semana pasada que Rusia estaba utilizando la energía como arma.

“Rusia está utilizando la energía como arma. Hoy en día, tenemos 12 Estados miembros que se ven afectados por un corte parcial o total del suministro de gas ruso. Y, en general, el flujo de gas ruso es ahora menos de un tercio de lo que solía ser, por ejemplo, en la misma época del año pasado. Rusia nos está chantajeando”, declaraba von der Leyen. En este sentido, destacó que ya se produzca un corte parcial o total Europa “debe estar lista”.

La Comisión Europea había propuesto la semana recortar en un 15% el consumo de gas en los países de la Unión Europea. “El compromiso colectivo de reducir en un 15% es muy significativo y ayudará a llenar nuestro almacenamiento antes del invierno”, declaró von der Leyen.

Te puede interesar: Masterclass | La geopolítica de la energía | con EOM

Según anuncia la Comisión, el acuerdo político alcanzado por el Consejo en un “tiempo récord” basado en la propuesta de la Comisión “Ahorrar gas para un invierno seguro” presentada la semana pasada, garantizará una reducción “ordenada y coordinada” del consumo de gas en toda la UE para prepararse para el próximo invierno.

Así los Estados miembro acordaron reducir su demanda en un 15 % en comparación con su consumo medio en los últimos cinco años, entre el 1 de agosto de 2022 y el 31 de marzo de 2023, con medidas de su propia elección.

Además, este plan complementaría a anteriores medidas en el contexto de REPowerEU como la diversificación de fuentes de suministro de gas, aceleración de desarrollo de las energías renovables y ser más eficientes energéticamente.

Te puede interesar: REPowerEU, el plan de la UE para reducir la dependencia energética de Rusia

El reglamento del Consejo también prevé la posibilidad de activar una “alerta de la Unión” sobre la seguridad del suministro, en cuyo caso la reducción de la demanda de gas sería obligatoria.

La alerta se activaría mediante una decisión de ejecución del Consejo, a propuesta de la Comisión. La Comisión presentará una propuesta para activar una “alerta de la Unión” en caso de riesgo sustancial de escasez grave de gas o una demanda de gas excepcionalmente alta, o si cinco o más Estados miembros que han declarado una descripción a nivel nacional solicitan a la Comisión que lo haga.

Esta propuesta había sido criticada por países como España, Portugal, Grecia, Italia, Irlanda o Malta alegando las especificidades de cada país como las interconexiones o las diferencias dependencias del gas ruso.

Exenciones y excepciones al acuerdo

Mientras que todos los países de la UE harán “todo lo posible” para cumplir con las reducciones, el Consejo especificó algunas exenciones y posibilidades para solicitar una excepción al objetivo de reducción obligatorio, con el fin de reflejar las situaciones particulares de los Estados miembros y garantizar que las reducciones de gas sean efectivas para aumentar la seguridad del suministro en la UE.

Te puede interesar: ¿Cómo está respondiendo la UE a la crisis energética?

El Consejo acordó que los Estados miembros que no están interconectados a las redes de gas de otros Estados miembros están exentos de reducciones obligatorias de gas, ya que no podrían liberar volúmenes significativos de gas de gasoducto en beneficio de otros Estados miembros.

Los Estados miembros cuyas redes eléctricas no están sincronizadas con el sistema eléctrico europeo y dependen en gran medida del gas para la producción de electricidad también están exentos, con el fin de evitar el riesgo de una crisis de suministro de electricidad.

Los Estados miembros pueden solicitar una excepción para adaptar sus obligaciones de reducción de la demanda si tienen interconexiones limitadas con otros Estados miembros y pueden demostrar que sus capacidades de exportación de interconectores o su infraestructura nacional de GNL se utilizan para redirigir al máximo el gas a otros Estados miembros.

Los Estados miembros también pueden solicitar una excepción si han superado sus objetivos de llenado de almacenamiento de gas, si dependen en gran medida del gas como materia prima para industrias críticas o si su consumo de gas ha aumentado al menos un 8 % en el último año en comparación con el promedio de los últimos cinco años.

Estas medidas de excepción afectan a España, Portugal, Chipre, Malta, Irlanda o República Checa de diferentes maneras.

Nuevos socios en la UE

“El anuncio de Gazprom de que está reduciendo aún más las entregas de gas a Europa a través de Nord Stream 1, sin ninguna razón técnica justificable, ilustra aún más la naturaleza poco fiable de Rusia como proveedor de energía. Gracias a la decisión de hoy, ahora estamos listos para abordar nuestra seguridad energética a escala europea, como Unión”, concluyó la presidenta de la Comisión Europea.

Más allá de estos planes para reducir el consumo de gas en la Unión Europea, la comisaría de Energía, Kadri Simson, también destacó la reunión con Azerbaiyán de la semana pasada cuando se acordó duplicar los volúmenes de gas a la Unión Europea para 2021 esperándose un aumento adicional ya este año.

Te puede interesar: Masterclass | La geopolítica de la energía | con EOM

Además, mencionó los acuerdos con Estados Unidos, Canadá, Noruega, Egipto, Israel, Qatar y la cooperación “cada vez más profunda” con Argelia. Simson también informó que se estaba explorando las opciones para aumentar las importaciones desde Nigeria, ya cuarto exportador de la UE.

El reglamento es una medida excepcional y extraordinaria, prevista por un tiempo limitado. Por lo tanto, se aplicará durante un año y la Comisión llevará a cabo una revisión para considerar su prórroga a la luz de la situación general del suministro de gas de la UE, para mayo de 2023.

Te puede interesar:

LISA Institute

Contenido creado de la mano del equipo docente de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img