El agente del CNI en prisión por filtrar presuntamente información a Estados Unidos era especialista en Rusia

Análisis

LISA News
LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

El agente del CNI que permanece en prisión acusado de filtrar información confidencial a Estados Unidos llevaba años dedicado a los asuntos relacionados con Rusia.

A principios de mes se conocía la noticia de que un juzgado de Madrid investigaba a dos agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) por filtrar presuntamente información confidencial a Estados Unidos. Actualmente, uno de ellos sigue en prisión, mientras que el otro está en libertad provisional. 

El agente del CNI que sigue en prisión llevaba años dedicado a los asuntos relacionados con Rusia y ocupaba un cargo de responsabilidad intermedia en la estructura del organismo. Su especialización lo convierte en un perfil especialmente valioso para Estados Unidos, aunque se supone que también proporcionó a Washington información de otras áreas. 

Las alarmas del CNI saltaron tras detectar que los dos investigados estaban mostrando interés por asuntos ajenos a los que tenían formalmente encomendados. España es aliado de Estados Unidos y existe una relación fluida con sus servicios de inteligencia, pero, en algunas áreas, como en ciertas zonas geográficas y en concursos de obra pública y defensa de terceros países, son rivales. 

El CNI está analizando los documentos y archivos incautados el pasado septiembre en los domicilios de los dos agentes para calibrar la gravedad de la fuga de datos. Los sospechosos fueron investigados durante meses con la máxima cautela, para evitar que se marcharan de España antes de su arresto, como le ocurrió a Estados Unidos con Edward Snowden en 2013. 

Las pruebas halladas fueron enviadas automáticamente por la instructora del caso a la prisión de Estremera, junto a la acusación de un delito de revelación de secretos

Las pesquisas también se centran ahora en sus cuentas bancarias y patrimonio. Los servicios de inteligencia estadounidenses tienen fama de pagar grandes sumas de dinero a sus colaboradores, aunque son especialistas en ocultar esas entregas. 

Si aparece algún pago de Washington, los dos funcionarios podrían afrontar una imputación por un delito de traición a España en su modalidad de espionaje, castigado con entre 6 y 12 años de cárcel. El precedente más directo es el de Roberto Flórez, otro exagente del CNI que fue detenido en 2007 y condenado a 10 años de prisión por vender información a los rusos. Se sospecha que le pagaron al menos 200.000 euros, pero nunca se encontró el dinero.

En el último año y medio, la actividad en España de los servicios de inteligencia estadounidenses, así como la agresividad de su personal, se ha disparado. Fuentes del CNI explican que se ha detectado un aumento de los intentos de intrusión, que estaría relacionado con la guerra de Ucrania.

Artículo escrito por:

Laura Ruiz Sancho. Periodista. Apasionada de la geopolítica y siempre con un ojo puesto en la actualidad internacional. Experta profesional en terrorismo yihadista por la UNED y Máster en Verificación Digital y Periodismo de datos (CEU).

Te puede interesar:

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí