CiberseguridadLos errores de Putin en Ucrania y posibles escenarios a futuro

Los errores de Putin en Ucrania y posibles escenarios a futuro

Análisis

José Corrochano Ponte
José Corrochano Ponte
Politólogo y máster en Relaciones Internacionales. Gran interés en ámbitos como la ciberinteligencia, las Fuerzas Armadas y la Seguridad Nacional. Alumno certificado del Curso de Experto en Ciberinteligencia de LISA Institute.

6 posibles fallos del ejército y servicios de Inteligencia rusos y 5 escenarios que podrían darse en el futuro según José Corrochano, creador de Centro de Mando y alumno certificado en el Curso de Experto en Ciberinteligencia.

Hoy se cumplen 15 días de la invasión de Rusia a Ucrania y, después de estas dos semanas, considero necesario reflexionar sobre los principales problemas que han parecido tener las Fuerzas Armadas rusas para cumplir con el “paseo triunfal” que algunos expertos auguraban dada la aparente superioridad militar.

Según el Índice Global Fire Power de 2022, donde se recogen 50 variables diferentes, el ejército ruso es el tercero más poderoso del mundo mientras que el ucraniano se encontraría en el puesto vigésimo segundo. Si bien este índice no es 100% fiable (ordena los países por número de vehículos, naves y aeronaves pero no por su potencia de fuego o superioridad frente a otras unidades) es un reflejo de la superioridad militar de un país frente al otro.

Además, es también relevante preguntarse cómo es posible que, contando con varios de los mejores servicios de inteligencia del mundo como puede ser el Servicio de Inteligencia Exterior (SVR) o el servicio de inteligencia militar (GRU), parece que no han tenido en cuenta o trazado planes alternativos para minimizar diferentes aspectos o posibles errores cometidos.

Los 6 posibles errores rusos

Error 1: olvidarse de las tácticas de guerra convencional

El primer error que habría cometido el ejército ruso podría haber sido el de no darse cuenta de que esta es una guerra diferente. A pesar de que en los últimos años se impuso el dogma de que habíamos entrado en una época bélica diferente en la que la ciberguerra y las amenazas híbridas serían las nuevas formas de realizar la guerra; en esta en concreto, al igual que hasta la primera década de este siglo, parece que recobra importancia el número de tipos de aeronave, buques, tropas y logística que el país es capaz de desplegar en el “teatro de operaciones” para no percibirse como “perdedor”.

Sin embargo, este sentido no resta importancia al papel que han jugado los instrumentos de la guerra moderna que también están teniendo gran relevancia.

Error 2: no contar con el uso “masivo” de nuevos tipos de inteligencia

Este ha sido el primer conflicto en el que se ha publicado información a gran escala en redes sociales y en medios de comunicación y que el OSINT (Inteligencia de Fuentes Abiertas) ha podido servir para cambiar, a priori, una “fácil” invasión a Ucrania.

También se han utilizado otros tipos de Inteligencia como la Inteligencia geoespacial, la información vía satélite y la localización de los convoyes de combate y vehículos de transporte de tropas rusas. Este apoyo ha facilitado a las fuerzas ucranianas su neutralización con menor esfuerzo y dedicando menos refuerzos que si carecieran de esta información.

Estados Unidos que ha repetido en múltiples ocasiones que no quieren tener una participación directa en el conflicto sí que ha puesto a disposición del Gobierno de Zelenski ingente cantidad de información que les proporcionan sus satélites. También el posterior análisis de las diversas agencias de Inteligencia como la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA), Agencia de Seguridad Nacional (NSA), Oficina Nacional de Reconocimiento (NRO), Agencia de Reconocimiento, Vigilancia e Inteligencia de la Fuerza Aérea (AFISRA),Comando de Inteligencia y Seguridad del Ejército (INSCOM) y en especial de Agencia Nacional de Inteligencia-Geoespacial (NGA).

Además, hay tres compañías estadounidenses (Maxar, Planet Labs y BlackSky) que están utilizando sus satélites para analizar y contrarrestar los movimientos de tropas rusas a través de IMINT (Inteligencia de Imágenes) sobre Ucrania y, lo único que puede frenar su trabajo es el mal tiempo: con nubes en Ucrania, no hay fotos.

Error 3: que tu estrategia de desinformación se vuelva en tu contra

La estrategia rusa de desinformación a lo largo de las últimas dos décadas (tanto en redes sociales con las grandes granjas de bots como con medios de propaganda rusa como RT o Sputnik) se le ha podido volver en su contra durante esta guerra.

Vladimir Putin ha visto cómo desde Europa se respondió con precisamente la prohibición de emisión de los canales de RT y Sputnik y a sus filiales en el territorio comunitario y ya se están estableciendo estrategias para contrarrestar la desinformación también en redes sociales y en medios de comunicación occidentales.

Error 4: subestimar a Zelenski y el ejército ucraniano

El otro gran error de la inteligencia rusa pudo haber sido el de subestimar al presidente ucraniano y al ejército del país. En la primera fase de la guerra el plan de Putin, según Ucrania, era el de enviar aproximadamente 400 miembros de las fuerzas especiales del ejército ruso y mercenarios para que se desplegaran en Kiev y mataran a Zelenski, descabezando así al Gobierno ucraniano.

Según el diario británico The Times se apuntaba a dos grupos diferenciados. Por una parte, a los mercenarios del célebre Wagner (con experiencia en Mali, Siria y Libia, entre otros) y punta de lanza de las operaciones menos limpias del Kremlin. Estos fueron trasladados desde sus operativos en África occidental hace seis semanas y se introdujeron en Ucrania desde Bielorrusia en los primeros momentos de la invasión.

Por otro lado, también se incluirían a las fuerzas especiales chechenas, famosas por su brutalidad y no respetar los códigos de guerra. Su presencia en Kiev podría haber sido confirmada y demostrada con imágenes y vídeos y por el propio Ramzan Kadirov, “emir” de la república rusa de Chechenia. 

Además, desde Bellingcat, un reputado grupo de investigación de inteligencia, también apuntan a la presencia de “un grupo de contratistas militares privados (mercenarios)”, no necesariamente Wagner, desplegados con el objetivo de acabar con el presidente ucraniano “entre otros”.

Según The Times, no habría coordinación entre ambos grupos, que actuarían cada uno por su cuenta. Y que, según el rastro audiovisual que van dejando las tropas chechenas, fueron desplegadas días más tarde. Ambos grupos habrían sido incapaces de localizar a Zelenski que continúa en Kiev.

Según Ucrania, una de las posibles razones para explicar que Zelenski siga vivo es que, supuestamente, varios agentes del Servicio Federal de Seguridad (FSB) ruso, que se oponen a la invasión del Kremlin, estarían realizando tareas de contrainteligencia para ayudar a las fuerzas de seguridad del presidente de Ucrania.

Zelenski se ha convertido en un líder muy popular tras sus discursos en televisión y ante instituciones europeas. A través de fotografías y vídeos ha mostrado en sus redes sociales una actitud y forma de ser que se opone totalmente con la de Putin. Mientras que uno es cercano con sus hombres y se mueve entre sus tropas con gestos amables, el otro se aparta hasta de sus propios altos cargos de las Fuerzas Armadas e Inteligencia.

Error 5: no establecer una correcta red logística y de suministros

Otro posible fallo de Inteligencia habría sido el de no conseguir establecer una correcta red logística y de suministros. En estas dos semanas de guerra decenas de vehículos y carros de combate rusos se han quedado tirados en autopistas y campos ucranianos. Esto se debe a varias razones: mala práctica en el mantenimiento de los camiones del ejército ruso y la conocida como “Rasputitsa”.

La mala práctica en el mantenimiento de los camiones del ejército ruso ha sido una idea respaldada por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos. En este hilo de Twitter de Trent Telenko relata con imágenes esta idea. En concreto, cómo un sistema de defensa antiaéreo Pantsir-S1, con neumáticos traseros poco cuidados, quedó atascado en el lodo ucraniano (la famosa “Rasputitska” de la que hablaremos a continuación).

En el hilo, Telenko establece que “los camiones militares necesitan ponerse en marcha y moverse una vez al mes por razones de mantenimiento preventivo”, y que “en particular, tienen que ejercitar el sistema central de inflado de aire de los neumáticos para ver si tienen fugas que lo bloquean”.

A esto añade que “la luz solar directa envejece las ruedas de los camiones”, por lo que el estacionamiento en lugares cerrados evita que se pudra la goma de los neumáticos y mantiene flexibles sus flancos.

Con respecto a la imagen que estáis viendo, Telenko dice que “la rueda trasera derecha se hundió porque las roturas eran demasiado grandes para que la cámara la mantuviera aireada. Nadie utilizó ese vehículo en un año”. 

Por otro lado, la “Rasputitsa” podría definirse como la infiltración de agua en el suelo que da lugar a un mar de barro y lodo después de la fusión de la nieve durante la primavera y también en el momento de las lluvias de otoño.

Esto demuestra un gran fallo a nivel operativo por parte del ejército ruso, ya que sus diferentes vehículos y carros habrían visto reducido, cuando no impedido, su avance por terreno ucraniano debido a este famoso lodo.

Error 6: no entender la idiosincrasia ucraniana

A esto hay que añadir que, otra cosa que no se esperaban los altos mandos del ejército ruso que plantearon esta guerra, es la movilización de la ciudadanía ucraniana, la cual ha sido reclutada y forma parte de la defensa contra su invasor.

Además, los civiles están realizando una pequeña guerra de guerrillas eliminando o moviendo carteles y señales para hacer que los vehículos del enemigo se pierdan y tengan que dar un rodeo. Así han conseguido también que esa logística que vimos en el punto anterior sea todavía más complicada y efectiva como táctica de guerra. 

Por si fuera poco, decenas de militares de operaciones especiales ucranianos están realizando ataques continuos contra convoyes de carros de combate y vehículos militares rusos, provocando su lento avance, sobre todo en el norte hacia Kiev. Son conocidos como ‘convoy hunters’ (cazadores de convoyes), que emplean tácticas de ‘hit and run’ (golpea y corre) actúan en la retaguardia rusa atacando a las columnas de vehículos.

Posibles escenarios futuros del conflicto

Por desgracia, la guerra en Ucrania parece que va a continuar a corto y medio plazo. Por ello, simulando que somos Analistas de Inteligencia, podemos plantear 5 escenarios que podrían suceder en las próximas semanas y meses.

Escenario 1: la guerra se recrudece y se alarga

Ante la ineficacia de la diplomacia y el aumento de la ayuda de material bélico de los países occidentales, se recrudecerían los combates. Esto provocaría que ningún bando se hiciera a corto plazo con el control total del país y se alargaría la contienda.

Escenario 2: intervención de la OTAN y finaliza la guerra

Ucrania tiene un ejército más pequeño y un armamento menos desarrollado y más escaso que Rusia. Aunque esto no tiene por qué garantizar la victoria de Putin, sí que parece razonable que, en caso de alargarse la contienda, Ucrania necesitará a los países europeos o a Estados Unidos para “ganar” la guerra.

Escenario 3: solución diplomática (y reparto de Ucrania)

Para que se cumpla este escenario sería necesario que los esfuerzos llevados a cabo por la Unión Europea sirvieran para convencer a Putin de que esta guerra no tiene sentido y respondieran a un alto al fuego y retirada de tropas.

En este punto esta opción parece poco probable pero, a medida que continúe el conflicto y cuando las sanciones económicas comiencen a tener mayor calado entre la población rusa, podría ser una posibilidad. Esta sería también la mejor alternativa.

Escenario 4: Rusia avanza más allá de Ucrania y desafía directamente a la OTAN

Si Rusia se hace con el control de Ucrania, Putin podría tratar de continuar el “gran sueño” de recuperar el control del antiguo espacio soviético. El presidente ruso podría tratar de invadir también otros países del este de Europea que fueron parte de la URSS o especialmente aquellos que hacen frontera con Ucrania y Bielorrusia; es decir, Polonia, Rumanía, Moldavia, Eslovaquia, Hungría, Letonia y Lituania.

Este es uno de los escenarios menos factibles en mi opinión, pues, declarar la guerra a países de la Unión Europea o de la OTAN, supondría un conflicto a nivel continental que, viendo el desgaste que está produciendo Ucrania en solitario, Rusia no podría soportar.

Escenario 5: derrocamiento de Putin

La continuación de la guerra durante semanas y meses, el aumento de pérdida de vidas militares rusas, el efecto de las sanciones económicas y el enorme descontento del pueblo ruso podrían provocar que Vladimir Putin fuera apartado de su cargo.

Es el escenario menos probable que contemplo, ya que el presidente ruso goza de bastante apoyo popular, el 60% (datos previos a la intervención) y Rusia no es una verdadera democracia donde existen contrapoderes, si no un sistema autocrático dirigido por 1 persona ayudada por un pequeño estamento gobernante.

*Este artículo es una adaptación en formato texto del vídeo publicado por José Corrochano en su canal de Youtube “Centro de Mando”. Si quieres suscribirte a su canal, puedes hacerlo aquí.

¡Ojo! Si quieres que Jose haga un vídeo sobre cómo Rusia domina la desinformación y cómo ha fracasado en este conflicto y si parece volverse en su contra, podéis ponérselo en los comentarios de este vídeo.

Te puede interesar:

José Corrochano Ponte

Politólogo y máster en Relaciones Internacionales. Gran interés en ámbitos como la ciberinteligencia, las Fuerzas Armadas y la Seguridad Nacional. Alumno certificado del Curso de Experto en Ciberinteligencia de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img