GeopolíticaEEUU acusa a ciudadanos rusos de robar tecnología militar "sensible"

EEUU acusa a ciudadanos rusos de robar tecnología militar “sensible”

Análisis

Redacción de LISA News
Redacción de LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

El departamento de Justicia de Estados Unidos ha acusado a ciudadanos rusos de utilizar una empresa “fachada” para comprar tecnología militar “sensible y de doble uso” estadounidense entre la que se incluye semiconductores y microprocesadores avanzados utilizados en aviones de combate, sistemas de misiles, municiones inteligentes, radar, satélites y otras aplicaciones militares espaciales. En este artículo difundimos el caso del Departamento de Justicia y modus operandi de los acusados.

El miércoles, 19 de octubre, un tribunal federal de Brooklyn (Nueva York, Estados Unidos), acusó a cinco ciudadanos rusos por obtener tecnología militar de empresas estadounidense, realizar contrabando de millones de barriles de petróleo y blanquear decenas de millones de dólares para oligarcas rusos.

“Como se alega, los acusados eran facilitadores criminales de los oligarcas, orquestando un complejo esquema para obtener ilegalmente tecnología militar estadounidense y petróleo sancionado por Venezuela a través de una miríada de transacciones que involucraban a empresas ficticias y criptomonedas. Sus esfuerzos socavaron la seguridad, la estabilidad económica y el estado de derecho en todo el mundo”, declaró el Fiscal de los Estados Unidos Peace.

“Seguiremos investigando, interrumpiendo y procesando a aquellos que alimentan la brutal guerra de Rusia en Ucrania, evadiendo las sanciones y perpetúan la sombría economía del lavado de dinero transnacional”.

Así anunciaron el desmantelamiento de esta “sofisticada” red compuesta por, al menos, cinco ciudadanos rusos y dos venezolanos vinculados a empresas estatales “corruptas” que actuaban “a sabiendas de robar tecnología militar estadounidense y beneficiarse del petróleo en el mercado negro”.

Te puede interesar: La tecnología como factor decisivo para la estrategia militar

Modus operandi

Como se alega, el acusado, Yury Orekov, se habría desempeñado como copropietario, director ejecutivo y director general de Nord-Deutsche Industrieanlagenbau GmbH (NDA GmbH), una empresa privada de comercio de equipos industriales y productos básicos ubicada en Hamburgo, Alemania.

El otro propietario de NDA GmbH es Artem Uss, el hijo del gobernador de la región rusa del Krai de Krasnoyarsk. Kuzurgasheva se habría desempeñado como director ejecutivo de una de las empresas ficticias del plan y trabajó para NDA GmbH bajo Orekhov.

Te puede interesar: Alemania despedirá a su jefe de Ciberseguridad por supuestas conexiones con Rusia

Utilizando NDA GmbH como empresa “fachada”, Orekhov y Kuzurgasheva adquirieron y compraron tecnologías militares sensibles y de doble uso de fabricantes estadounidenses, incluidos semiconductores y microprocesadores avanzados utilizados en aviones de combate, sistemas de misiles, municiones inteligentes, radar, satélites y otras aplicaciones militares espaciales.

Te puede interesar: La geopolítica de los semiconductores

Estos artículos se enviaron a usuarios finales rusos, incluidas empresas sancionadas controladas por Telegin y Tulyakov, como Radioavtomatika, Radioexport y Abtronics, que atienden al sector de defensa de Rusia. Algunos de los mismos componentes electrónicos obtenidos a través del esquema criminal se han encontrado en plataformas de armas rusas incautadas en el campo de batalla en Ucrania.

Antecedentes

En 2019, Orekhov viajó a los Estados Unidos para obtener piezas utilizadas en el avión de combate Sukhoi de fabricación rusa y el avión de combate sigiloso F-22 Raptor de fabricación estadounidense.

Te puede interesar: Curso de Analista de Reconocimiento e Identificación de Material Militar

Orekhov y Uss también utilizaron NDA GmbH como frente para realizar contrabando de cientos de millones de barriles de petróleo de Venezuela a compradores rusos y chinos, incluida una empresa rusa de aluminio controlada por un oligarca sancionado y el conglomerado de refinación de petróleo, gas y petroquímico más grande del mundo con sede en Beijing, República Popular China.

Te puede interesar: Los petroestados y la maldición de los recursos

Serrano Ponce y Soto habrían negociado acuerdos por valor de millones de dólares entre PDVSA y NDA GmbH, a través de un complejo grupo de empresas ficticias y cuentas bancarias para disimular las transacciones.

En una comunicación con Serrano Ponce, Orekhov admitió abiertamente que estaba actuando en nombre de un oligarca ruso sancionado, diciendo: “Él [el oligarca] también está bajo sanciones. Es por eso que [estamos] actuando desde esta empresa [NDA GmbH]. Como Frente”. El esquema también involucró documentos de envío falsificados y superpetroleros que desactivaron sus sistemas de navegación GPS para ocultar el origen venezolano de su petróleo.

Te puede interesar: Europol detiene a un sospechoso de eludir las sanciones de la UE contra Rusia

El pago de las actividades ilícitas de NDA GmbH a menudo se consumía en dólares estadounidenses enrutados a través de instituciones financieras estadounidenses y cuentas bancarias corresponsales. Para facilitar estas transacciones, Orekhov y sus coconspiradores utilizaron empresas ficticias, falsificaron la documentación de “Conozca a su cliente” y cuentas bancarias en jurisdicciones de alto riesgo, lo que provocó que los bancos estadounidenses procesaran decenas de millones de dólares en violación de las sanciones estadounidenses y otras leyes penales.

Te puede interesar: ¿Puede Estados Unidos separar la inversión china legítima del espionaje?

En una conversación con Soto, Orekhov se jactó de que “no había preocupaciones… este es el banco más mierda de los Emiratos… pagan por todo”. El esquema también utilizó mensajeros en Rusia y América Latina, así como transferencias de criptomonedas por valor de millones de dólares, para realizar estas transacciones y blanquear los ingresos. Si son condenados, los acusados se enfrentan a un máximo de 30 años de prisión.

Te puede interesar: Se cumplen 28 años del famoso arresto de un ex oficial de la CIA acusado de espiar para Rusia

El caso del gobierno está siendo manejado por la Sección de Seguridad Nacional y Ciberdelincuencia de la Oficina. El fiscal adjunto de los Estados Unidos, Artie McConnell, está a cargo de la fiscalía, con la ayuda del abogado de juicio Scott A. Claffee de la Sección de Contrainteligencia y Control de Exportaciones de la División de Seguridad Nacional, y el analista de litigios Ben Richmond.

La fiscal adjunta de los Estados Unidos, Madeline O’Connor, de la Sección de Recuperación de Activos de la Oficina, se encarga de los asuntos de decomiso. La Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia está proporcionando una asistencia sustancial. Estados Unidos agradece a las autoridades alemanas e italianas por su valiosa ayuda.

Te puede interesar:

Redacción de LISA News

Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img