GeopolíticaEl papel de la tecnología en las guerras del futuro

El papel de la tecnología en las guerras del futuro

Análisis

Redacción de LISA News
Redacción de LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

Los principales hallazgos del informe “Tecnología emergente más allá de 2035” elaborado por Rand Corporation que realiza una evaluación tecnológica basada en escenarios para futuras contingencias militares con un especial interés en el posible conflicto en el Ártico.

Según el informe “Tecnología emergente más allá de 2035” el futuro es muy incierto; sin embargo, es importante que los Ejércitos intenten anticiparse a futuros desarrollos globales y cambios en la tecnología. Por ello, el objetivo del estudio de investigación realizado por Rand Corporation es el de servir de pronostico para ayudar al Ejercito estadounidense a prepararse a los entornos operativos cambiantes, entre los que se incluyen las condiciones climáticas extremas impulsadas por el cambio climático.

Te puede interesar: La tecnología como factor decisivo para la estrategia militar

Además, la previsión podría ayudar también a comprender y anticiparse a los tipos de conflictos del futuro junto a las características de los adversarios clave y desafíos a nivel operativo que podrían estar en juego. En este sentido, las principales preguntas de investigación que se desarrollaron en el informe de Rand Corporation fueron:

  • ¿Cuáles son los conductores más impactantes del futuro que están fuera del control de los responsables de la toma de decisiones del Ejército?
  • ¿Cómo podrían las tecnologías emergentes ayudar al Ejército a tener éxito en misiones clave y promover los intereses estadounidenses?
  • ¿En qué medida las prioridades de modernización del Ejército existentes se alinean con los requisitos operativos articulados en los escenarios?

Te puede interesar: El rol de los MANPADS para ganar la guerra aérea en Ucrania

Cinco escenarios de conflicto del futuro

Según el informe y el enfoque específico del trabajo se centró en una evaluación tecnológica basada en escenarios. Para determinar este enfoque se identificaron factores exógenos del futuro centrándose especialmente en la identificación de los factores de mayor impacto que están fuera del control de los responsables del Ejercito.

Basándose en las opiniones de diferentes expertos se identificó la variación en el número y distribución de las potencias mundiales, su trayectoria en innovación tecnológica y los tipos de contingencias así como las variables más importantes que podrían condicionar los conflictos futuros.

Te puede interesar: Masterclass | Cómo contribuye el Análisis Prospectivo y Estratégico a las empresas e instituciones

Utilizando estas variables se identificaron cuatro escenarios posibles de futuro y cinco tipos de conflicto con los que se realizó una lista de 20 escenarios ilustrativos que requerirían la acción del Ejército de Estados Unidos en el marco temporal 2035-2050. El objetivo es el de seleccionar y priorizar escenarios específicos para un desarrollo más completo de la situación y el uso concreto de la tecnología en los mismos.

Los cinco escenarios elegidos fueron dison Abroad, Batalla de las Profundidades del Ártico, Máquinas de Niebla de Guerra, Thomas Schelling en la República Popular Democrática de Corea (RPDC) y Tercera Guerra del Golfo. En este informe, el escenario de la Batalla de las Profundidades del Ártico se utiliza para demostrar la aplicación del proceso de planificación tecnológica.

Fuente: Informe “Tecnología Emergente más allá de 2035”.

Los impulsores clave de los escenarios del futuro son los que se consideran más relevantes para condicionar futuro entornos operativos y posibles adversarios, tipos de desafíos que el Ejército podría enfrentar o tipos de tecnologías con implicaciones militares que se podrían desarrollar en el futuro. El objetivo de este último punto es el de priorizar la modernización del Ejército y las decisiones de inversión en base a los posibles escenarios.

Te puede interesar: El Internet de las cosas militares: una revolución para las nuevas guerras

En el informe también se incluye un proceso con pasos estructurados para traducir los escenarios en visiones generales de la misión, descomponer estos pasos de la misión en desafíos clave, identificar los candidatos tecnológicos para los desafíos y evaluar la alineación de las prioridades de modernización del Ejército con las soluciones tecnológicas candidatas y los desafíos.

Captura de pantalla 2022-09-12 a las 14.14.46

La tecnología en un escenario de conflicto El Ártico

En el informe se hizo especial hincapié en la situación en el escenario relacionado con un conflicto armado entre Estados Unidos y sus aliados de la OTAN y China. El conflicto se inicia bajo la apariencia de un viaje de exploración científica en el que las fuerzas chinas plantan bandera y reclaman la soberanía de una franja importante del territorio ártico reclamado por Dinamarca.

Te puede interesar: Ciencia-ficción para anticipar las amenazas del siglo XXI

Este conflicto requiere operaciones significativas en un entorno austero para vigilar a las fuerzas chinas, expulsarlas de la región y proporcionar vigilancia durante períodos prolongados. La evaluación tecnológica de las profundidades del Ártico permitió a los investigadores descubrir las tecnologías específicas aplicables en este escenario.

Para este escenario, se analizaron en detalle las áreas tecnológicas de los lubricantes, la cuántica, el transporte espacial, los vehículos aéreos, los sistemas de armas autónomos (AWS) y la biotecnología.

Las principales conclusiones tras la evaluación del caso determinó que muchas prioridades de modernización del Ejército están alineadas con los desafíos clave que el Ejército se enfrentaría en el escenario, específicamente, AWS, biotecnología y tecnologías cuánticas.

Te puede interesar: El Ártico, un escenario geopolítico emergente

Sin embargo, algunas prioridades actuales de modernización del ejército mostraron desalineación o no alineación para los desafíos identificados en el escenario de las profundidades árticas, específicamente, la desalineación alrededor de los lubricantes y las capacidades verticales de despegue y aterrizaje.

Según las conclusiones también se determinó que es poco probable que haya soluciones puramente tecnológicas para muchos retos, y la propia tecnología introduce potencialmente nuevos riesgos. La inversión en tecnologías puede tener beneficios y costes secundarios que también deben tenerse en cuenta, y que no se han considerado en la exploración de este escenario de las profundidades del Ártico.

Te puede interesar: Una hoja de ruta para fortalecer la seguridad de la Unión Europea

En relación a las recomendaciones de cara al futuro en este escenario concreto:

  • El Ejército debe desarrollar asociaciones clave en el sector privado (por ejemplo, con líderes de la industria en energía, transporte espacial y similares) y con socios multinacionales (por ejemplo, aliados clave dentro de la OTAN) para garantizar la disponibilidad e integración de la tecnología que necesita, especialmente para las tecnologías identificadas como necesidades críticas a través de la evaluación de la tecnología. Estas asociaciones pueden ser apoyadas a través del establecimiento y la financiación de centros de excelencia.
  • Cuando exista una desalineación en el desarrollo tecnológico y las prioridades de modernización del Ejército, el liderazgo debe considerar la inversión de recursos, la actualización de la doctrina y la implementación de estrategias alternativas para aprovechar las tecnologías identificadas como necesidades críticas.
  • Para proporcionar una perspectiva más equilibrada si se desean comparaciones entre evaluaciones tecnológicas basadas en escenarios, el Comando de Futuros del Ejército debería seguir desarrollando esta cartera de escenarios para incluir escenarios en los que los avances tecnológicos sean de naturaleza evolutiva. Este paso permitiría a las partes interesadas del Ejército proporcionar una perspectiva más amplia de la evaluación de la tecnología a través de la incertidumbre exógena del desarrollo tecnológico.
  • El Ejército debe estar preparado para una amplia gama de contingencias futuras y estados mundiales donde la tecnología es difusa, y los Estados Unidos no tienen una ventaja tecnológica. Para apoyar esto, el Ejército debería seguir desarrollando la cartera de escenarios considerados en las actividades de evaluación de tecnología.
  • El Ejército debe considerar los resultados deseados para futuras evaluaciones tecnológicas para garantizar que se aplique el concepto tecnológico apropiado.
  • El Ejército debe aprovechar los métodos de evaluación de la tecnología para abordar las prioridades de modernización y las lagunas en los requisitos.

Accede al informe completo “Tecnología emergente más allá de 2023” de Rands Corporation en este enlace.

Te puede interesar:

Redacción de LISA News

Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img