¿Qué es el anarcocapitalismo?

Análisis

Gabriela Andreea Gherghel
Gabriela Andreea Gherghel
Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Apasionada por las Relaciones Internacionales y redactora polifacética con especial interés en la geopolítica y las interdependencias entre las principales potencias mundiales. Alumna certificada del Máster Profesional de Analista Internacional y Geopolítica de LISA Institute.

Tras la elección de Javier Milei como presidente de Argentina, la tercera economía de América Latina podría convertirse en el primer país del mundo gobernado por una economía anarcocapitalista. En este artículo te explicamos en qué consiste y cuáles son sus principios.

El anarcocapitalismo, es una corriente ideológica y económica que aglutina ideales propios del anarquismo y del capitalismo. Para entender este concepto, es importante conocer los dos términos que lo componen y la diferencia entre uno y otro. Por un lado, el anarquismo defiende la supresión del Estado y de cualquier tipo de gobierno o autoridad, basándose en que los seres humanos deberían regirse por su propia libertad y no por un gobierno. Por otro lado, el capitalismo se sustenta en la libertad de mercado y la propiedad privada de los medios de producción, creando un mercado de libre competencia en el que intercambiar recursos y capitales. No obstante, el capitalismo no está en contra de la existencia de un Estado, sino más bien de la prevalencia de lo privado sobre lo público

➡️ Te puede interesar: Curso de Analista Político Internacional

El anarcocapitalismo es un movimiento político y económico que surgió en la segunda mitad del siglo XX, como una rama del liberalismo, dentro de la corriente del libertarismo. De igual modo, también comparte ideales típicos del anarquismo individualista norteamericano del siglo XIX. Sus ideas están muy influenciadas por la escuela austríaca la cual tiene mantiene una fuerte ideología anti-intervencionista estatal y la promoción del liberalismo económico como principal impulsor de la sociedad. 

Asimismo, el anarcocapitalismo promueve la abolición del Estado (parcial o completamente) y defiende la libre competencia del mercado, esto se traduce en no atribuirle al Estado el papel de agente económico. De igual modo, esta corriente aboga por la eliminación de impuestos, ya que no delega en el Estado los asuntos económicos. Para el anarcocapitalismo, la libertad de la sociedad se obtiene a través del libre mercado, al considerar al Estado como un actor agresivo, al imponer impuestos y al regular los mercados, no permitiéndoles una completa libre competencia. 

➡️ Te puede interesar: Cómo convertirte en analista económico internacional

Principios del anarcocapitalismo

Principio de no agresión

En el anarcocapitalismo, el principio de no agresión es fundamental, ya que este tipo de sistema está en contra del uso de la violencia tanto contra personas como contra la propiedad legítimamente adquirida de estas. Esta violencia que rechazan, señalan que es promovida por el Estado al obtener capital de manera agresiva a través de los impuestos, y por ende, el anarcocapitalismo se opone a cualquier tipo de intervención estatal. Del mismo modo, la recaudación estatal de impuestos, según esta corriente, propicia la existencia del robo y del fraude en una sociedad. Para esta corriente, el libre mercado es el garante de ese ambiente de no agresión al regirse por la libre competencia de entes privados. 

Propiedad Privada 

El anarcocapitalismo defiende el derecho de los individuos a la propiedad privada y a la apropiación original, un sistema en el que cada persona podrá disfrutar de los rendimientos de su propio trabajo a través del cual obtiene bienes capitales los cuales intercambiará en el libre mercado para la adquisición de bienes materiales. No obstante, en caso de que dicho intercambio no se desarrolle de manera pacífica y voluntaria, y por consiguiente, se llegue al empleo de la violencia, este no tendría legitimidad. 

Ley y orden

Para esta corriente económica e ideológica un acto violento del Estado es que este monopolice la seguridad y la justicia, por lo que el anarcocapitalismo defiende que deberían ser las instituciones privadas las que se encarguen de velar por la seguridad y la justicia de los mercados, además de la defensa del país. Evitando de esta manera contar con el poder único y central que desempeña el Estado. De igual modo, considera que las empresas privadas proporcionarían servicios de defensa y seguridad a menor coste que el Estado y con una mayor calidad. 

➡️ Te puede interesar: Masterclass | Análisis de los discursos y liderazgos políticos internacionales

En una sociedad actual en la que los Estados son los principales actores nacionales e internacionales y los que operan en este sistema globalizado, el anarcocapitalismo es difícil de aplicar. En gran medida, en las democracias contemporáneas es el Estado uno de los principales garantes del Estado de Derecho. Tras la elección de Javier Milei como presidente de Argentina —el primer economista en hacerlo— y debido a que la ideología de su partido Libertad Avanza, se rige por ideologías libertarias y anarcocapitalistas, Argentina podría convertirse en el primer país del mundo gobernado por el anarcocapitalismo.

Te puede interesar:

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí