GeopolíticaLos fantasmas de la Primera Guerra Mundial que avivan las tensiones entre...

Los fantasmas de la Primera Guerra Mundial que avivan las tensiones entre Grecia y Turquía

Análisis

Lucía Carbayo
Lucía Carbayo
Colaboradora en LISA News. Especializada en el ámbito de los Estudios Internacionales y de la Ciencia Política. Interesada en el ámbito de la Seguridad Internacional, los procesos de paz y de resolución de conflictos internacionales.

Turquía ha amenazado a Grecia con una acción militar “repentina” si persisten las tensiones en el Egeo y Grecia asegura que responderá ante cualquier movimiento turco. En este artículo te explicamos el origen de las tensiones entre ambos países y qué fue la masacre de Esmirna.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha amenazado con intervenir militarmente en las islas del Egeo, disputadas entre Grecia y Turquía desde la Primer Guerra Mundial, avivando las tensiones y preocupaciones sobre un nuevo conflicto en suelo europeo.

Turquía amenaza a Grecia de militarizar las islas y vulnerar los tratados firmados sobre este territorio de Lausana de 1923 y de París de 1947. En este contexto, el presidente turco advirtió que Turquía hará “lo que sea” para evitar la “ocupación” de las islas del mar Egeo.

Por su parte, Grecia considera una falacia estas acusaciones y asegura que se están defendiendo ante una actitud “expansionista” turca y ha pedido el apoyo de la ONU, OTAN y la UE. El ministro de Exteriores griego, Nikos Dendias, aseguró que la actitud de Turquía es un “factor desestabilizador para la unidad y la cohesión de la OTAN y debilita el flanco sur de la Alianza en un momento de crisis”.

Te puede interesar: Por qué el Flanco sur debe ser una prioridad para la OTAN

Como ya te contamos en LISA News, no es la primera vez que Ankara señala directamente a Atenas. Durante meses, Erdogan ha notificado que Grecia estaba trasladando tropas y artillería a las islas del Egeo violando los ya mencionados tratados de Lausana de 1923 y de París de 1947. 

Hace tan solo unas semanas, Turquía acusó a dos aviones de combate griegos de acorralar a algunos de sus aviones de combate mientras realizaban una misión para la OTAN.

Las disputas entre Grecia y Turquía por el control y el reparto de los derechos relativos al área del mar Egeo ya provocaron en 1987 y en 1996 el estallido de acciones militares. Sin embargo, tanto en 1998 como en 2010 ambos países acercaron posturas a través de una serie de medidas diplomáticas para facilitar la adhesión de Turquía a la UE.

Te puede interesar: Una hoja de ruta para fortalecer la seguridad de la Unión Europea

Desde 2018, las tensiones han ido aumentando de nuevo. El conflicto afecta a un total de 18 islas y varios islotes en el área del mar Egeo. Ankara lleva años reclamando que las islas deben permanecer desmilitarizadas según los acuerdos anteriormente mencionados. Atenas no se ha pronunciado sobre sus actividades militares pero alerta de que actuaran ante cualquier movimiento del gobierno turco.

El Tratado de Lusana, firmado en 1923 por Grecia, el Imperio Otomano (la actual Turquía) y los países Aliados, reconoce las fronteras de estos territorios y restringe la presencia militar griega en Lesbos, Quíos, Samos e Icaria. El tratado de Paris tan solo habla de que las islas deben permanecer remilitarizadas.

¿De qué se acusan Grecia y Turquía?

A comienzos de septiembre Turquía acusó a Grecia de emplear un sistema de defensa aérea ruso para “atemorizar” a los cazas turcos. Los cazas realizaban una misión de reconocimiento en la zona, que ha sido calificada como una actividad “hostil” por parte de Turquía. A raíz de estas acusaciones, florecen de nuevo las amenazas entre ambos Estados.

Te puede interesar: Masterclass | Cómo analizar conflictos geopolíticos | LISA Institute

Para comprender la trascendencia de esta crisis, debemos remontarnos a 2021. En agosto de dicho año, Ankara alertó de que Atenas había llevado a cabo movimientos militares con los que amenazaba la integridad de su territorio. En particular, Turquía relataba que los cazas F-16 griegos habían hostigado a los F-16 turcos, que ejecutaban una misión para la OTAN.

Te puede interesar: Turquía, ¿mediador “neutral” en la guerra ruso-ucraniana?

Como respuesta a estas acusaciones, Grecia convocó al agregado militar griego y presentó una queja ante la Alianza, donde rechazaba la versión turca. De hecho, Grecia declaró que habían aparecido en una área sujeta al control de vuelo griego, cinco aviones turcos. Supuestamente, estos equipos escoltaban un vuelo de bombarderos B-52 procedente de Estados Unidos, que no debían llevar escolta de combate.

Las acusaciones mutuas se mantuvieron durante el mes de agosto. El gobierno turco volvió a denunciar que un sistema de misiles S-300 de Grecia, desplegado en la isla de Creta, puso en su objetivo a cazas turcos F-16. Esto es “incompatible con el espíritu de la alianza”, indicaron fuentes del gobierno turco, en referencia a la OTAN. También señalaron que, según los fundamentos de la OTAN, las operaciones de los cazas se consagran como “actos hostiles”.

Te puede interesar: Kosovo y Libia, las razones por las que la OTAN ya no interviene

Con relación a las maniobras griegas, el personal del Ministerio turco de Defensa redactó en el diario turco Yeni Safak, lo siguiente: “Hay un dispositivo de grabación en el lugar y hay grabaciones. Las grabaciones serán entregadas a la instancia correspondiente”.

Te puede interesar: ¿Por qué Turquía se opone a la expansión de la OTAN?

“Mientras se nos dice que “no podéis usar armas de fabricación rusa”, Grecia persigue a los aviones de un país miembro de la OTAN (…) Veamos qué dirá la OTAN en relación con esta situación”, dictaba el artículo.

¿Con qué ha amenazado Turquía a Grecia?

En última instancia, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, amenazó a Grecia con una acción militar “repentina” si el último Estado mantenía su actitud beligerante. “Grecia, mira la Historia. Como sigas adelante mucho más, el precio que pagarás será alto, muy alto”, amenazó el presidente turco durante un discurso para TEKNOFEST 2022, una feria tecnológica que tuvo punto en la ciudad de Samsung, y en la que se exponían drones armados de fabricación turca.

Te puede interesar: Curso sobre Drones en Seguridad, Defensa y Emergencias

“Cuando llegue el día y la hora haremos lo que haga falta. Podemos llegar una noche de forma repentina”, añadió Erdogan. Previamente, en el mes de junio, el Gobierno turco amenazó a Grecia por “cuestionar la soberanía griega” sobre las islas. Mientras tanto, Grecia argumentaba que tiene derecho a protegerse ante la actitud “expansionista” de Turquía. El presidente turco declaró lo siguiente: “Para Grecia solo tenemos una frase, no olvides Esmirna”, dijo Erdogan.

¿A qué se refiere Erdogán cuando habla de Esmirna?

Con estas declaraciones, Turquía hace referencia a la masacre de Esmirna, que tuvo lugar en 1922, en la cual murieron 30.000 griegos y armenios a manos de los turcos. En 1922, en el contexto de la Primera Guerra Mundial, la mayoría cristiana griega, esperaba la entrada del ejército turco en Esmirna, ciudad turca, situada en la costa del Egeo.

En este punto, habían convivido durante siglos musulmanes, armenios y cristianos ortodoxos griegos, aunque los últimos diez años de guerra habían despertado varios enfrentamientos entre las tres etnias. De esta forma, en septiembre del mismo año, fueron asesinados 30.000 griegos y armenios y las tropas griegas fueron expulsadas de la ciudad.

Te puede interesar: Las disputas fronterizas en Europa

Después de la Segunda Guerra Mundial y de haberse perpetrado la limpieza étnica en Esmirna, se firmaron los Tratados de Lausana de 1923 y de París de 1947. Estos documentos dejaron una serie de islas en el Egeo bajo una soberanía dividida entre Grecia y Turquía, que mantiene latente la tensión entre las dos potencias.

Grecia pide el apoyo de la ONU, OTAN y UE

Grecia, que continúa insistiendo en que las acusaciones de Ankara son una falacia, recurrió al Consejo de Seguridad de la ONU, ante la amenaza turca. Además de a la ONU, el país ha remitido cartas a la OTAN y a la Unión Europea para advertirles de la retórica “extremadamente agresiva” de Turquía.

La ministra de exteriores de Francia, Catherine Colonna, señaló que “nadie desea que se aumente la tensión” entre Turquía y Grecia. También recordó que su país mantiene con Grecia un acuerdo de asistencia militar mutua “en caso de que se amenace su soberanía”.

En una rueda de prensa con su homólogo griego, Nikos Dendias, la ministra de exteriores francesa, subrayó que “Francia estará siempre al lado de Grecia y de Chipre cuando existen amenazas por parte de países vecinos”. También aseguró que Francia observaría de cerca la situación en el Egeo y el Mediterráneo oriental. 

Te puede interesar:

Lucía Carbayo

Colaboradora en LISA News. Especializada en el ámbito de los Estudios Internacionales y de la Ciencia Política. Interesada en el ámbito de la Seguridad Internacional, los procesos de paz y de resolución de conflictos internacionales.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img