ActualidadTaiwán denuncia nueva incursión de aviones de guerra chinos

Taiwán denuncia nueva incursión de aviones de guerra chinos

Análisis

Redacción de LISA News
Redacción de LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

El Ministerio de Defensa de Taiwán ha denunciado la incursión de treinta aviones de guerra chinos en su zona de indentificación de defensa aérea: la segunda más grande en cantidad de aviones de guerra desde comienzos de año.

La semana pasada te contamos en LISA News el trasfondo y posibles implicaciones regionales de las polémicas declaraciones del presidente estadounidense, Joe Biden, en las que aseguraba que, ante la posibilidad de que China tratara de tomar Taiwán por la fuerza, Estados Unidos respondería con una intervención militar en la isla.

Este lunes, el Ministerio de Defensa de Taiwán denunció que 30 aviones de guerra chinos hicieron incursiones en su zona de identificación de defensa aérea (ADIZ, según sus siglas en inglés). Según en comunicado de prensa del Ministerio de Defensa, identificaron seis cazas J-16, ocho cazas J-11, cuatro cazas J-10, dos cazas SU-35, dos cazas SU-30, seis aviones de transporte Y-8 y dos aviones de reconocimiento y alerta temprana KJ-500. El Ministerio de Defensa ha asegurado que, en respuesta, se emitieron avisos por radio y se desplegaron sistemas de misiles de defensa aérea para vigilar las actividades.

Según el Ministerio de Defensa, las rutas de vuelo ejercidas por la China continental han puesto en alerta los sistemas de misiles de defensa aérea de Tapei, que han sido desplegados con el objetivo de monitorear las actividades de los aviones chinos, además de alertar por los sistemas de radio de que abandonen la zona inmediatamente.

No es la primera vez que Taiwán avisa de las actividades militares de China. En octubre del año pasado Pekín realizó su incursión más grande: en dos días consecutivos se acercaron a la zona aérea de defensa un total de 77 aviones. En este momento se reaccionó por parte de Taipei con las mismas medidas de prevención que en el caso actual.

A finales de 2021, Taiwán mostró su preocupación ante la capacidad china de realizar una invasión a gran escala en la isla tras la incursión de los aviones en octubre. Estados Unidos alertó la semana pasada sobre la “provocación” que supone la actuación de China y avisó que, si va más allá, intervendría militarmente en la isla.

Una llamada de atención en Ucrania, también para Pekín

Con el conflicto en Ucrania, el presidente estadounidense, entre líderes de otros países, han llamado la atención sobre cómo la invasión de Putin en Ucrania podría ser un incentivo para que China haga lo mismo en Taiwán si no se responde de forma clara. Es por ello que, según los expertos, la respuesta de la comunidad internacional hacia Rusia debe de ser “una llamada de atención” también para Pekín. Estos últimos meses se ha comparado la situación de ambos contextos, siempre rechazándose por China de que se trate de la misma situación.

Para el profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Pontificia de Comillas, Javier Gil, “China lleva muchos años mostrándose mucho más agresiva con Taiwán. Les ha dicho muchas veces que si reconoce la independencia les invadirían”. El experto considera que el gigante asiático está utilizando la “debilidad estadounidense” después del desastre de Afganistán para contemplar las medidas posibles con el objetivo de recuperar Taiwán.

Ernesto Pascual, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Oberta de Catalunya, explica también los motivos geopolíticos para que tenga tanto interés en controlar la isla. “Un bloqueo naval de Estados Unidos podría hacer que no pasase el crudo por el estrecho de Malaca y podría paralizar China”, advierte el experto. Es por ello que si recupera el territorio de Taiwán, ante una amenaza de esta envergadura podría tener el control de las entradas al país.

Ante el hipotético caso de una invasión, Javier Gil, considera que China se ve “muy fuerte” económica y políticamente, con más aliados y con más inversión militar. “La China actual no es la de hace 20 años. Ahora es más agresiva, con más confianza en sí misma. En un futuro no descartaría que se atrevieran a una invasión militar a Taiwán”, incide.

Es posible que China esté aprovechando los esfuerzos occidentales y el foco internacional sobre la invasión de Ucrania para conseguir unir el territorio que historicamente comprendía “Una Sola China”. Sin embargo, si las restriciones a Rusia muestran la fuerza que supone la cohesión de la comunidad internacional, podrían evitar que las amenazas sobre la isla queden ahí, sirviendo como “aviso” y evitando una intervención por la fuerza como hizo Putin en Ucrania.

Te puede interesar:

Redacción de LISA News

Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img