ActualidadCómo la invasión de Ucrania impacta en Oriente Medio y el norte...

Cómo la invasión de Ucrania impacta en Oriente Medio y el norte de África

Análisis

Redacción de LISA News
Redacción de LISA News
Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

Según un nuevo informe de Human Rights Watch, la invasión de Putin a Ucrania está exacerbando el hambre en Oriente Medio y el norte de África. Si bien el precio de los alimentos esenciales ya estaban aumentando a nivel mundial, el conflicto en Ucrania pone en riesgo a aún más personas. Te dejamos las claves de los impactos en la región según la organización de derechos humanos.

“Los gobiernos deben garantizar que conflicto no empeore la crisis alimentaria en Oriente Medio y el norte de África y proteger el derecho a una alimentación asequible y adecuada para todos”, declaró Human Rights Watch. De esta forma, la organización señaló como Ucrania y Rusia son los principales exportadores de productos agrícolas a muchos países de Oriente Medio y el norte de África y cómo las interrupciones relacionadas con la guerra ya están exacerbando los precios (que ya había aumentando previamente) de los alimentos aumentando, a su vez, también la pobreza en el continente.

“Las cadenas alimentarias mundiales exigen solidaridad mundial en tiempos de crisis”, dijo Lama Fakih, directora ejecutiva de Oriente Medio y Norte de África de Human Rights Watch. “Sin una acción concertada para abordar el suministro y la asequibilidad de los alimentos, el conflicto en Ucrania corre el riesgo de profundizar la crisis alimentaria mundial, particularmente en Oriente Medio y el norte de África”, añadía.

Según la organización, la invasión de Ucrania ya ha dado lugar a aumentos en el precio del pan y otros alimentos básicos, particularmente en los países de Oriente Medio y el norte de África que dependen en gran medida del grano de Ucrania, y, por ello, “los gobiernos deben actuar con urgencia para proteger el derecho a la alimentación”.

Por ejemplo, en la zona del Mar Negro afectada por la crisis ucraniana, se exporta al menos el 12% de las calorías alimentarias comercializadas en el mundo. Ucrania tiene un tercio del suelo más fértil del mundo según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), y el 45% de sus exportaciones están relacionadas con la agricultura. Es también uno de los principales exportadores mundiales de aceite de girasol, colza y cebada, maíz, trigo y aves de corral. Una gran parte de la producción de trigo del país proviene de zonas del este de Ucrania donde el conflicto actual es más intenso.

El 9 de marzo de 2022, Ucrania prohibió las exportaciones de cereales y otros productos alimenticios para evitar una crisis humanitaria interna. Incluso si estas interrupciones de la cadena de suministro se resuelven pronto, lo más probable es que los problemas persistan porque los agricultores están huyendo de los combates y el conflicto está destruyendo la infraestructura y el equipo. Los combates también podrían disminuir gravemente la próxima cosecha, especialmente si continúa hasta el comienzo de la temporada de siembra en abril.

Según la FAO, los precios de los alimentos esenciales ya estaban aumentando a nivel mundial debido a las interrupciones en la cadena de suministro de alimentos causadas por la pandemia y el conflicto se suma ahora a este aumento. Muchos países de Oriente Medio y el norte de África dependen especialmente del grano y el aceite de semilla ucranianos, y son vulnerables a las crisis de los precios de los alimentos.

Alrededor del 80% del trigo que el Líbano importó en 2020, el último año del que se dispone de datos, provino de Ucrania, según el sitio web de aduanas del gobierno libanés. El Líbano solo tiene capacidad para almacenar reservas durante un mes como resultado de la explosión de agosto de 2020 en el puerto de Beirut que destruyó los silos de grano de la capital. El pan y otros productos de cereales representan el 35% de la ingesta calórica de la población. Por su parte, Egipto importa más de la mitad de su aceite de girasol de Ucrania, y el gobierno ya había reducido los subsidios al aceite de girasol y soja en un 20% en junio de 2021 en respuesta a un aumento de los precios.

Las exportaciones de maíz de Ucrania a algunos países europeos y asiáticos se utilizan para la alimentación animal y las interrupciones pueden tener impactos secundarios en las aves de corral y las materias primas porcinas. El maíz importado también es una fuente importante de alimentos para muchos países africanos y las limitaciones de suministro pueden aumentar los precios en todos los ámbitos, exacerbando aún más la inseguridad alimentaria, que es la falta de acceso a alimentos adecuados, seguros y nutritivos para el crecimiento y el desarrollo normales.

Además, Rusia es el mayor proveedor mundial de trigo y uno de los mayores productores de fertilizantes, y la crisis también podría interrumpir este suministro. Egipto, el mayor importador de trigo del mundo, es especialmente vulnerable, ya que la mitad de sus importaciones provienen de Rusia y otro 30 por ciento de Ucrania. El 4 de marzo, el ministro de comercio e industria de Rusia recomendó detener las exportaciones de fertilizantes en respuesta a las sanciones económicas.

Según la organización, incluso los países que no dependen de Ucrania o Rusia para las importaciones agrícolas todavía pueden ver un aumento en los precios de los alimentos, por ejemplo, debido a un aumento de los precios del combustible que afecta a los costos del transporte de alimentos, una reducción de la oferta de fertilizantes y una reducción de la productividad y la oferta agrícolas mundiales.

Las interrupciones de la pandemia ya habían contribuido al aumento de los precios mundiales de los alimentos y a la profundización de la pobreza. Los extremos meteorológicos impulsados por el cambio climático también dañaron las cosechas de algunos cultivos en 2021. Los precios mundiales de los alimentos aumentaron más de un 30% en el último año y la crisis de Ucrania hizo subir aún más los precios hasta alcanzar el más alto que han estado desde 1974 al ajustarse por la inflación, según la FAO. Casi una de cada tres personas en Oriente Medio y el norte de África no tuvo acceso a alimentos adecuados en 2020; un aumento de 10 millones de personas en solo un año.

Tras la invasión rusa de Ucrania, los futuros de cereales, como el trigo, el maíz y la soja, ya han aumentado. Los mercados de futuros son donde se compran y venden productos básicos para su entrega en fechas futuras, lo que permite la especulación en los alimentos que los expertos en derechos humanos de las Naciones Unidas han encontrado que exacerba la exclusión y la desigualdad.

Muchos países de Oriente Medio y el norte de África tienen sistemas de protección social gravemente inadecuados que no protegen los derechos económicos de las personas, para ayudar a las personas a hacer frente a un aumento de los precios. Los países que ya están lidiando con la crisis y la inseguridad alimentaria generalizada, como Yemen, Líbano y Siria, están particularmente en riesgo.

“Una crisis alimentaria mundial solo puede abordarse a través de la cooperación internacional. Los países exportadores de alimentos deben abordar sus necesidades nacionales, pero también deben trabajar con los países dependientes de las importaciones para establecer cadenas de suministro alternativas lo antes posible”, destacan desde Human Rights Watch.

Así advierten que los gobiernos exportadores deben equilibrar cuidadosamente las restricciones a la exportación para proteger el derecho a la alimentación a nivel nacional, minimizando al mismo tiempo, en la medida de lo posible, los impactos en el suministro de alimentos y los precios de otros países.

También aseguran que las sanciones a Rusia o la desinversión corporativa del país deben tener en cuenta el impacto en las exportaciones relacionadas con la agricultura en la medida en que eso afecte a la seguridad alimentaria de muchas poblaciones. “Los gobiernos deben adoptar salvaguardias para minimizar los impactos negativos o medidas complementarias para compensar el impacto previsto y supervisado de las sanciones en la seguridad alimentaria”, señalan.

Muchos gobiernos de la región han eliminado los subsidios a los alimentos y al pan en los últimos años y aquellos que todavía los mantienen, como Egipto Túnez, están considerando o están en proceso de eliminarlos o reducirlos. Para la organización de derechos humanos, la crisis actual subraya los riesgos de que tales cambios, al aumentar el precio de los alimentos, puedan exacerbar la inseguridad alimentaria, especialmente si no van acompañados de una protección social sólida que garantice unos ingresos adecuados a todos para comprar alimentos. Algunos países, como Libia, han introducido o reforzado controles de precios para hacer frente a esta crisis.

En ese contexto, la crisis en Ucrania pone de relieve aún más la necesidad crítica de que los gobiernos de Oriente Medio y el norte de África establezcan, amplíen o aumenten los sistemas de protección social para que todos en la región puedan realizar sus derechos a un nivel de vida adecuado, incluido el derecho a la alimentación y el derecho a la seguridad social.

“La invasión rusa de Ucrania ha exacerbado una crisis alimentaria que hizo que 10 millones de personas en la región de Oriente Medio y el norte de África perdieran su capacidad de obtener suficientes alimentos solo en 2020”, dijo Sarah Saadoun, investigadora principal de Human Rights Watch centrada en la pobreza y la desigualdad. “Los gobiernos deben hacer todo lo que esté a su alcance para proteger el derecho de las personas a la alimentación, por ejemplo, proporcionando subsidios adecuados o interviniendo para controlar los precios, o proporcionando una protección social adecuada”, concluyó.

Te puede interesar:

Redacción de LISA News

Contenido creado por el Equipo de Redacción de LISA News con el apoyo del equipo docente de LISA Institute.

ViaHRW
spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img