6 preguntas y respuestas para entender el conflicto entre Israel y Hamás

Análisis

Pablo Martínez Ruiz
Pablo Martínez Ruiz
Jurista y estudiante del Máster de Oficial de Analista de Inteligencia por la Fundación de Estudios Estratégicos e Internacionales (FESEI). También es alumno-certificado del Curso de Analista de Inteligencia y el Curso de Investigación de Personas Desaparecidas de LISA Institute.

El ataque sorpresa de Hamás a Israel ha sido el mayor en los últimos 70 años del país hebreo y aún deja numerosas incógnitas. ¿Cómo pudo el grupo terrorista adentrarse en territorio israelí sin hacer saltar las alarmas de las FDI?, ¿por qué ahora?, ¿hasta qué punto está Irán detrás del golpe?, ¿vamos hacia una desescalada de la tensión?. Responde en este artículo el alumno-certificado del Curso de Analista de Inteligencia de LISA Institute.

Desde sus primeros años como Estado, Israel ha sido capaz de demostrar que es un país con la capacidad y los recursos necesarios para defenderse. Principalmente, gracias a la importancia de sus servicios de defensa centrados en la calidad de la Inteligencia, la innovación, la capacidad de adaptación y la minimización de errores.

Sin embargo, el grupo armado palestino, Hamás, realizó un ataque sorpresa masivo sobre la población civil israelí el pasado 7 de octubre desde Gaza al mismo tiempo que se lanzaron cientos de cohetes sobre los civiles israelís, el objetivo principal. Podemos considerar que este ataque sorpresa ha sido el mayor golpe a Israel en los últimos 70 años y aún deja numerosas incógnitas. 

➡️ Te puede interesar: Masterclass | Implicaciones geopolíticas de la guerra en Gaza

1. ¿Cómo es posible que Hamás cruzara por sorpresa la frontera entre Israel y la Franja de Gaza?

Es probable que las Fuerzas Armadas de Israel, también conocidas como las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) junto con la Inteligencia israelí se confiasen creyendo que Hamás actuaría antes en Cisjordania con el fin de reducir la influencia de sus rivales de la Autoridad Nacional Palestina. Además, el ataque fue realizado sobre las seis y media de la mañana, hora local, y coincidió con el Sabbat judío, un día festivo religioso de gran importancia para la comunidad israelita. 

Por otro lado, es importante conocer la situación en Cisjordania. En este momento, los palestinos se encuentran bajo el gobierno de dos facciones en conflicto. Por un lado, el grupo terrorista Hamás, que controla la Franja de Gaza, y, por otro lado, Al Fatah, el partido que gobierna en Cisjordania. Este último tiene una tendencia más nacionalista que islamista y ha renunciado al conflicto armado y adoptado un papel más dialogador y diplomático con Israel y otras potencias occidentales.

Cisjordania es el mayor territorio ocupado por Israel y en los Acuerdos de Oslo de 1993 se estableció la Autoridad Palestina como gobierno interino. Estos acuerdos otorgaron a la Autoridad Palestina soberanía parcial sobre partes de Cisjordania y la franja de Gaza. Sin embargo, el actual presidente tiene el apoyo de Occidente, pero es impopular en los territorios palestinos.

➡️ Te puede interesar: Radiografía de Cisjordania: ¿es posible una nueva Intifada?

A día de hoy existe una desesperanza por parte de los palestinos sobre sus líderes políticos. En septiembre de 2023, poco tiempo antes del ataque de Hamás en Gaza, se realizó una encuesta de votación en Cisjordania entre los palestinos. La encuesta demostró que existe un creciente apoyo a Hamás entre la población.

Por otra parte, debemos tener en cuenta la habilidad de los militantes de Hamás en la excavación y la utilización de los túneles de Gaza. A través de ellos, pueden recibir la financiación de Irán o Qatar, así como el apoyo armamentístico que recibe de países como Libia o Siria. 

En líneas generales, Irán es un gran patrocinador de los actos de Hamás. Se han desatado fuertes especulaciones sobre su implicación en dicho ataque. De hecho, Ghazi Hamad, uno de los portavoces, comunicó que Hamás contaba con el respaldo directo de Irán para el ataque.

Por otra parte, un exfuncionario de Inteligencia israelí Haim Tomer afirmó que es cierto que Irán es el proveedor número uno de equipamiento de Hamás. Pero, cree que la decisión fue, al menos en un 75%, una decisión independiente de la dirigencia de Hamás. Hamás sigue recibiendo las ayudas económicas de Qatar para mantener la estabilidad de la Franja de Gaza. Cabe la posibilidad de que el ejército israelí pensara que los asuntos más importantes pasaban por Cisjordania, descuidando Gaza.

➡️ Te puede interesar: Estados Unidos con Israel, Irán con Hamás: quién apoya a quién en el conflicto histórico de Oriente Medio

2. ¿Por qué Hamás ataca ahora a Israel? ¿Cuál era el objetivo?

La hipótesis más probable era destruir los Acuerdos de Abraham. Concretamente, las crecientes relaciones entre Arabia Saudí e Israel. Además de los países ya integrantes de los Acuerdos de Abraham que ya han normalizado relaciones. Algunos ejemplos son Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Marruecos o Sudán. Si se normalizan las relaciones diplomáticas entre Arabia Saudí e Israel, los Acuerdos de Abraham se habrían convertido en el gran éxito diplomático de nuestra década. 

Arabia Saudí es el país que lidera dentro del mundo árabe en la rama suní, que representa al 90% de todos los musulmanes del mundo. Mientras que a su vez, Irán respalda la rama chiita, que representa al 10% de todos los musulmanes del mundo. Si Arabia Saudí hubiera terminado reconociendo al Estado de Israel, habría supuesto un golpe duro para Palestina. También para los grupos terroristas de Hamás y Hezbolá. Una normalización de relaciones entre Arabia Saudí e Israel habría cambiado para siempre Oriente Medio. Todo apunta a que, con el acuerdo entre Arabia e Israel, se habrían sumado las garantías de seguridad de Estados Unidos en Arabia. Además de un considerable aumento de las producciones petrolíferas por parte de Arabia Saudí.

➡️ Te puede interesar: Masterclass | Análisis Mundo Árabe e Islámico: Presente y Futuro

3. ¿Está Irán detrás de los ataques de Hamás a Israel?

Los Acuerdos de Abraham perjudicaban mucho los intereses de Irán y esto hubiera reducido su influencia y su peso en la región. Una alianza formal entre Arabia Saudí, Estados Unidos, Israel, Emiratos Árabes Unidos y otros países de la región lo tendrían más fácil para evitar el programa nuclear iraní. Por no hablar de que es Irán quien financia a grupos terroristas como Hamás o Hezbolá, ya que tiene como uno de sus objetivos principales el fin de Israel.

Sin embargo, tras el ataque de Hamás, es importante destacar que Arabia Saudí está intentando mantener un equilibrio entre complacer a Israel, ser el líder de la región por delante de Irán y, además, representar a la rama suní. Un amplio porcentaje de los musulmanes de la rama suní está en contra de los ataques de Israel y son más bien pro palestinos. Ejemplo de ellos son las manifestaciones que se están dando en el norte de África en países como Marruecos, Egipto o Mauritania, entre otros. 

➡️ Te puede interesar: Las milicias en contra de Israel dentro y fuera de Palestina

4. ¿Por qué Hezbolá no participa activamente con Hamás?

A pesar de que Hezbolá se ha atribuido la autoría del lanzamiento de misiles antitanque al norte de Israel, no está metido en el conflicto de forma tan «activa» como sí está Hamás. Hezbolá es un grupo terrorista militar armado que tiene el mismo objetivo que Hamás: la eliminación del Estado de Israel. Hezbolá cuenta además con el respaldo internacional de países como Irán, Siria o Rusia. Sin embargo, a pesar de haber llevado a cabo lanzamientos de misiles antitanque hacia el norte del país sionista, no está participando de forma oficial o activa en el conflicto.

➡️ Te puede interesar: Qué es Hezbolá y que relación tiene con Israel y Hamás

Este punto puede deberse a varias razones. Tal vez porque un elevado número de muertes, tanto de palestinos como de israelíes, causaría una mayor desestabilidad en la región. Tal vez Irán no quiere gastar aún la bala de Hezbolá, uno de sus activos más valiosos en la región, pues lo utiliza para sus «operaciones grises». Tal vez ni siquiera era necesario. El objetivo primordial era boicotear los acercamientos diplomáticos entre Arabia e Israel como consecuencia de los Acuerdos de Abraham. O puede que tal vez no sea necesario, puesto que está destrozando la imagen de Israel frente al mundo.

Sin embargo, es probable también que se trate de una especie de «venganza» hacia el propio Hamás. Sobre todo después de que no ayudasen a Hezbolá en la guerra que estos últimos tuvieron con Israel en el año 2006. La guerra entre Israel y Hezbolá se inició tras el asalto de militantes de Hezbolá sobre soldados de las FDI en la frontera con Líbano.

En ese momento, Israel acudió a Naciones Unidas y a Estados Unidos y tras 34 días de guerra donde intentaron entrar al sur del Líbano, Israel, tras una mala planificación militar, la no consecución de ninguno de los objetivos de la contienda y la amenaza con un alto coste político para el gobierno israelita, se vio obligado a negociar la retirada firmando un intercambio de prisioneros.

5. ¿Quién es el mayor beneficiario del conflicto entre Israel y Hamás?

Todo apunta a que Rusia ha sido el mayor beneficiado de las consecuencias de este ataque de Hamás. El ataque ha provocado que se haya quitado el foco mediático de la guerra de Ucrania, poniendo a Estados Unidos en la tesitura de si debe mandar financiación y apoyo militar a Ucrania o a Israel. Además de que un acuerdo entre Arabia Saudí e Israel, con Estados Unidos de por medio, habría aumentado la producción de petróleo a nivel global, reduciendo el precio del petróleo y los ingresos petroleros de Rusia al mismo tiempo. 

➡️ Te puede interesar: Masterclass | Cómo analizar conflictos geopolíticos | LISA Institute

6. ¿Está la presión internacional provocando una desescalada de la tensión?

El conflicto entre Israel y Hamás puede llegar a desembocar en una escala de tensión en una zona del mundo tan convulsa como es Oriente Próximo. Varios países como potencias internacionales han manifestado su intención de intervenir como mediadores en el conflicto y la elección del país que la lidere tendrá un impacto significativo en el modelo de paz que se establezca.

Tras el ataque de Hamás a la población israelí, el presidente de Israel, Benjamin Netanyahu, declaró que no habría piedad con Hamás y desde entonces, la guerra no ha cesado. Sin embargo, se acordó entre ambos bandos una pausa humanitaria de 4 días a partir del 23 de noviembre con un intercambio de 50 rehenes israelíes a cambio de 150 presos palestinos. 

➡️ Te puede interesar: ¿Qué países podrían ser mediadores en el conflicto entre Israel y Hamás?

De hecho, este conflicto ha logrado que se incremente la inseguridad sobre un posible llamamiento yihadista en los países europeos y el aumento de manifestaciones en varios países posicionándose en el conflicto. 

Existe la posibilidad de que países como Arabia Saudí o Emiratos Árabes Unidos puedan llegar a ser mediadores debido a que son probablemente, los únicos actores en la zona capaz de tener un serio diálogo con Irán. También podrían ser clave países como Estados Unidos, China o Rusia. Tal vez Egipto pueda ser además una opción real, al igual que Qatar o Turquía, que han demostrado un gran potencial como mediador debido a recientes éxitos en el campo de la diplomacia.

Te puede interesar:

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí