Los tentáculos de Irán y Hezbolá en América Latina

Análisis

Lucía Anahí Brogiolo
Lucía Anahí Brogiolo
Estudiante del Grado de Ciencia Política y Relaciones Internacionales y Derecho en la Universidad Católica de La Plata (Buenos Aires, Argentina). Su objetivo es especializarse en Geopolítica e Inteligencia, áreas fundamentales para analizar y comprender el actual sistema internacional y sus dinámicas. Además, es alumna-certificada del Curso de Analista Político Internacional de LISA Institute.

Teherán ha aumentado en los últimos años su presencia en América Latina. En este artículo la alumna del Máster Profesional de Analista de Inteligencia de LISA Institute, Lucía Anahí Brogiolo, analiza cuáles son sus intereses estratégicos y los principales métodos que utiliza el país persa para aumentar su influencia en la región.

Este 2023 han ocurrido diversos eventos vinculados al aumento de la presencia de Irán en América Latina que merecen una atención especial. En principio esos hechos podrían parecer aislados, pero su hilo conductor sería precisamente la creciente influencia no solo de Teherán sino también de la organización política y militar chií libanesa vinculada a Irán, Hezbolá. Algunos de estos son:

  • Gira del presidente de Irán por América Latina. El pasado mes de junio, el presidente persa, Ebrahim Raisi, realizó una gira por Venezuela, Nicaragua y Cuba, sus principales aliados en la región. Teherán tiene con estos países diferentes acuerdos en materia petrolera, energía, defensa, gas, refinería o del sector petroquímico. Es importante destacar que Irán entrena a las Fuerzas Militares de Caracas y Managua especialmente en la guerra asimétrica con drones, una técnica de guerra moderna que se está utilizando actualmente en conflictos como el de Ucrania.
  • La ruptura de relaciones diplomáticas de Bolivia con Israel. Tras la ofensiva de Hamás del pasado 7 de octubre y la posterior respuesta israelí, La Paz rompió relaciones con Tel Aviv. El contexto de esta postura en el conflicto se puede entender a raíz de la firma, el pasado julio, de un tratado de seguridad y defensa firmado entre Bolivia y Teherán que implicaba la asistencia militar iraní a la defensa boliviana e incluía la entrega de material bélico.

➡️ Te puede interesar: América Latina y la guerra en Gaza, entre el apoyo y la equidistancia

  • El aumento de relaciones de Irán con Brasil. Un reflejo de este acercamiento podrían ser los dos barcos militares iraníes que permanecieron anclados en el puerto de San Pablo el pasado febrero. Ambos estaban incluidos en las sanciones estadounidenses debido a que pertenecen a la empresa iraní, Parava Pars, acusada de producir y probar drones para la Guardia Revolucionaria, considerada una organización terrorista en Estados Unidos. Ambos barcos permanecieron anclados a pesar de las advertencias de la embajadora estadounidense en Brasil, Elizabeth Bagley, quien denunció que habrían facilitado el comercio ilegal y actividades terroristas en el pasado.

Este aumento de la influencia de Irán se produce en cumplimento de los intereses estratégicos de Teherán expresados formalmente en una declaración del Ministerio de Exteriores, durante la firma del ya mencionado tratado de defensa con Bolivia. En el comunicado se destacaba que, para Irán, las relacionadas con América Latina son “estratégicas y muy valiosas” en su lucha contra el capitalismo y el sistema global, así como una salida al aislamiento internacional y comercial como consecuencia de su programa nuclear.

Estas declaraciones y objetivos coinciden con las del ministro de Defensa iraní, Mohammed Reza Ashtiani, quien asegura que concretamente los países de América del Sur tienen un “lugar especial” en la política exterior y de defensa de Irán debido a ubicarse en una zona “muy sensible”.

Las relaciones bilaterales de Irán con sus aliados en América Latina

Con el objetivo de acercarse a los países de la región, Teherán establece relaciones bilaterales particulares con cada Estado y un modelo que influencia concreto en cada uno de ellos:

  • La relación con Cuba y Nicaragua se basa es una asociación revolucionaria, con base ideología en la que se desarrollan vínculos de cooperación en materia militar, científica, y económica.
  • Con otros países como Argentina, Brasil y México los vínculos se basan en asociaciones económicas que más adelante influyen en otros aspectos culturales y sociales
  • La relación con Venezuela se considera una asociación neo revolucionaria, estableciendo incluso vuelos directos para facilitar el ingreso de iraníes en la región y expandirse a Ecuador y Bolivia

En la siguiente infografía se pueden observar los intereses estratégicos y las diversas actividades de Irán en América Latina.

Fuente: Infografía elaborada por Alberto Priego en su artículo “La influencia de Irán (e Hizbulá) en América Latina” para el Instituto Español de Asuntos Estratéticos (IEEE).

¿Qué métodos utiliza Irán para aumentar su influencia en América Latina?

El país persa ha desarrollado un modelo de influencia que podría considerarse soft power (poder blando, en español) al llevarse a cabo mediante a tres elementos clave como son las embajadas, la diáspora y los centros culturales. Este modelo habría sido identificado por el Fiscal argentino, Alberto Nismán, cuando investigaba el pacto de la entonces presidente de la República Argentina Cristina Fernández de Kirchner con Irán, en el contexto de la investigación por los atentados terroristas contra la AMIA perpetrados en Buenos Aires en 1994

Embajadas de Irán en América Latina

A partir de 2005 Irán duplicó la cantidad de embajadas en América Latina, así como también su personal diplomático. Basándose en la Convención de Viena de 1961 el país no requería autorizaciones del Estado receptor y le otorgaba una gran amplitud de maniobras mediante las inmunidades diplomáticas para actuar también en conjunto con el personal de Inteligencia. Precisamente uno de los principales acusados como autor intelectual del atentado contra la AMIA fue Mohsen Rabbani, quien fue acreditado como agregado cultural, para la que no se necesita la autorización del Estado receptor.

Fuente: Infografía elaborada por Alberto Priego en su artículo “La influencia de Irán (e Hizbulá) en América Latina” para el Instituto Español de Asuntos Estratéticos (IEEE).

La diáspora libanesa en América Latina

La mayor población libanesa puede encontrarse en las zonas donde hay una intensa actividad por parte de Irán como son:

  • La Isla Margarita (Venezuela), donde se encontrarían los campamentos de entrenamiento de Hezbolá y habitarían unos 120.000 libaneses aproximadamente.  

➡️ Te puede interesar: Masterclass | Prevención e Investigación de la Financiación del Terrorismo

Centros culturales y religiosos de Irán en América Latina

Con el objetivo de aumentar su influencia regional Teherán envía clérigos, instructores y maestros que se encargan de adoctrinar nuevos adeptos y construir escuelas y mezquitas. Algunos ejemplos de cómo se trataría de influir en las universidades de América Latina podrían ser la Asamblea Mundial de Ahlul Bait, una asamblea en la que se reúnen los líderes culturales en Teherán anualmente, la Escuela Ahlul Bait donde se forman los futuros líderes o el Instituto Salam.

Además Irán también utilizaría medios de comunicación para influir en la opinión pública latinoamericana como la agencia de noticias Ahlul Bait, Hispan TV o Canal Baiatullah y las redes sociales, una herramienta clave en el mundo actual para transmitir un mensaje de manera eficaz.

➡️ Te puede interesar: Masterclass | Técnicas y herramientas de detección de Desinformación y Fake News | LISA Institute

¿Qué intereses estratégicos tiene Irán en América Latina?

  • Apoderarse de los recursos naturales de la región. Las reservas de uranio presentes en Argentina, Bolivia, Brasil y Venezuela son estratégicas, ya que se pueden utilizar, entre otras cosas, para la producción de armas nucleares. Además en América Latina también se encuentran reservas de litio y torio, interesantes para la producción de misiles. Irán puede establecer dos rutas de salida para los minerales procedentes de Brasil, Bolivia y Perú, una por Venezuela y otra por Chile (por ello la llegada de Boric a la presidencia fue un cambio positivo para el gobierno iraní). 
  • Desestabilizar a Estados Unidos. El aumento de la presencia iraní en la región obliga a Washington a aumentar su propia influencia en el continente descendiendo correlativamente su presencia en Oriente Medio. En el discurso se destaca la importancia de contrarrestar la influencia regional de Venezuela, Nicaragua y Cuba. 
  • Financiación a través de actividades ilícitas. Otro de los intereses estratégicos de Teherán sería el de la obtención de divisas mediante el lavado de dinero. También el de generar activos a través del establecimiento de redes criminales en Venezuela, Colombia y la Triple frontera (Argentina-Paraguay-Brasil) para obtener dinero del narcotráfico o blanquear el procedente de actividades delictivas. Debido a las múltiples sanciones internacionales, Irán necesita fuentes alternativas de financiación y obtener divisas. 
  • Contrarrestar su aislamiento internacional. Otros de los principales objetivos estratégicos de acercarse a los países de la región sería el de establecer nuevas relaciones internacionales con otros Estados para contrarrestar su aislamiento. Además también contaría con dos asientos no permanentes en el consejo de Seguridad de la ONU, donde es sometido continuamente a votaciones. Un ejemplo de cómo se está materializando el acercamiento en América Latina podría ser el reciente ingreso en los BRICS (Brasil es uno de sus miembros).
  • Conseguir nuevos adeptos. Para terminar, se destaca el objetivo de reclutar militantes y entrenarlos a través de su brazo armado en política exterior: Hezbolá.

➡️ Te puede interesar: Qué es Hezbolá y que relación tiene con Israel y Hamás

Las consecuencias del aumento de la influencia de Irán en América Latina

El aumento de la influencia del país persa es visto como altamente perjudicial para la seguridad de la región, ya que también podría verse aumentada la presencia de redes criminales, el terrorismo o el narcotráfico con el objetivo de obtener fuentes alternativas de financiación y obtener divisas para el país y Hezbolá.

➡️ Te puede interesar: La historia del narcoterrorismo, desde las guerras del opio a los grupos yihadistas

En este sentido se destaca la necesidad de fortalecer la seguridad y defensa de regiones críticas como es la Triple frontera de Argentina-Brasil-Paraguay. Es desde ésta desde donde se organizarían estas redes tal y como se identificó en la investigación de los actos terroristas perpetrados en Buenos Aires contra la embajada de Israel en 1992 y contra la AMIA en 1994, la primera vez donde se utilizó este modelo de influencia iraní.

La influencia de Irán en América Latina, junto a la de Rusia, también puede propiciar el fortalecimiento de los regímenes autocráticos y, por tanto, un debilitamiento de la democracia en la región. En relación al terrorismo en concreto, a pesar de que no han ocurrido nuevos atentados desde los años noventa, esto no quiere decir que la actividad terrorista haya desaparecido. Actualmente, se está observando un creciente aumento de la influencia y circulación de personas afines a Hezbolá.

Te puede interesar:

                                                    

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí