¿Qué es la Guardia Revolucionaria de Irán?

Análisis

Gabriela Andreea Gherghel
Gabriela Andreea Gherghel
Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Apasionada por las Relaciones Internacionales y redactora polifacética con especial interés en la geopolítica y las interdependencias entre las principales potencias mundiales. Alumna certificada del Máster Profesional de Analista Internacional y Geopolítica de LISA Institute.

La Guardia Revolucionaria de Irán, también conocida como los guardianes de la ley islámica, nació en 1979 en plena revolución iraní y es hoy el máximo garante de la continuidad del régimen teocrático chiita en el país. En este artículo la alumna del Máster Profesional de Analista Internacional y Geopolítico de LISA Institute, Gabriela Andreea Gherghel, explica su origen, sus diferentes ramas y cuál es su capacidad militar real.

Uno de los principales pilares de la política interior y exterior de Irán es el respeto de las tradiciones islámicas chiitas. Siguiendo esta línea, uno de sus mayores temores es que esta identidad nacional -que ejerce como elemento aglutinador de la sociedad- se vea socavado por la influencia de los valores occidentales. Esto es tan importante para el país persa que, en algunas ocasiones, se ha priorizado la ideología a los intereses geoestratégicos a la hora de ejercer su diplomacia.

Bajo esta premisa surgió en 1979 la Guardia Revolucionaria de Irán, a la que también se conoce como pasdaran que, más tarde, se traduciría como los guardianes, en este caso, de la ley islámica. Esta fuerza paramilitar es una rama de las Fuerzas Armadas y es el máximo garante de la continuidad del régimen teocrático chiita del país. Por consiguiente, puede entenderse que el fin último de estas Fuerzas Armadas no es el de defender las fronteras, sino más bien impedir la propagación de unas ideas contrarias al gobierno y a la religión musulmana. Un ejemplo de ello es la monitorización del cumplimiento de las costumbres chiitas. Sobre todo, a través del acuerdo de vestimenta para las mujeres o la prohibición del alcohol, actos que pueden deteriorar la ley islámica.

La Guardia Revolucionaria está subordinada bajo el mando del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas, que forma parte del Ministerio de Defensa. Sin embargo, actúan de manera independiente al seguir las órdenes de su líder supremo, el General Hossein Salami, quien ocupa este puesto desde el año 2019. En el Artículo 150 de la Constitución Islámica de Irán se establece que «los Guardianes de la Revolución [Sepah Pasdaran], que fueron instituidos en los días subsiguientes al triunfo de la Revolución Islámica, seguirán en pie continuando desempeñando su papel para salvaguardar la revolución y sus logros. La ley determinará los límites de las obligaciones y las competencias de este Cuerpo, en conexión con las de las otras Fuerzas Armadas, insistiendo en la cooperación y la coordinación fraternal entre ellos». 

➡️ Te puede interesar: ¿Qué es la policía de la moral de Irán?

Contexto histórico de la Guardia Revolucionaria de Irán

Para comprender el porqué de la creación de la Guardia Revolucionaria de Irán es imprescindible conocer el contexto histórico y político en el que surgió. La Guardia Revolucionaria Islámica de Irán se creó en 1979 en plena revolución iraní, la revolución que provocó la caída del último Sha de Persia, Mohammad Reza Pahlaví. Pahlaví puso en marcha una nueva reforma del país en 1963 que se terminó denominando como la «Revolución blanca».

Entre las enmiendas más destacables de esta reforma se encontraban el derecho al voto femenino, la lucha contra el analfabetismo y un nuevo régimen de propiedades. Una acción que los clérigos musulmanes no vieron con buenos ojos, pues consideraban que con dicha reforma el país perdería sus tradiciones e Irán caería en las manos de la «occidentalización». En este contexto, Irán comenzó su acérrima enemistad por el mundo occidental, sobre todo focalizado en Estados Unidos e Israel. 

La oposición religiosa promovió diversas protestas en todo el país, teniendo como figura impulsora al ayatolá Ruhollah Jomeini, es decir, una de las autoridades religiosas más altas para los chiitas. Su discurso giraba en torno al derrocamiento del Sha que estaba «atentando» contra la propia cultura de Irán y establecer un gobierno basado por completo en la ley islámica. La respuesta del Sha fue reprimir fuertemente estas manifestaciones, lo que finalmente acabó con su reinado e inició la historia del Irán chiita de Jomeini. Sin embargo, para lograr derrocar el régimen «occidental» del Sha, se crearon unas milicias que defendieran el sistema político y religioso de la república islámica y proteger los valores chiitas. Estas milicias son conocidas a día de hoy como la Guardia Revolucionaria de Irán y cuentan con un importante poder político, militar y económico en el país. 

➡️ Te puede interesar: ¿Qué implicó la muerte del general iraní, Qasem Soleimani?

Los grupos de influencia de la Guardia Revolucionaria de Irán

La Guardia Revolucionaria de Irán está constituida por una división militar que se encarga de las operaciones en el exterior conocida como la fuerza del Quds; una milicia formada por voluntarios denominada Basij; y un conglomerado empresarial, Khatam Al-Anbia (KAA)

La fuerza exterior del Quds

Quds es la rama más conocida de la Guardia Revolucionaria, al encargarse de la ejecución de operaciones militares en el extranjero. Se trata concretamente de una división perteneciente a la Guardia Revolucionaria especializada en la guerra asimétrica y las operaciones de Inteligencia militar

La Guardia Revolucionaria de Irán ejerce influencia en la región mediante la Fuerza Quds, también conocida como «Departamento 900». Esta unidad especial de Inteligencia es la encargada de proporcionar armas, tecnología, dinero e incluso entrena y equipa a grupos islámicos extranjeros aliados como Hezbolá o las milicias chiítas afganas, entre otros. 

➡️ Te puede interesar: Qué es Hezbolá y que relación tiene con Israel y Hamás

Su nombre significa «Jerusalén» en farsi y árabe, haciendo alusión a la liberación musulmana de esta ciudad Sagrada para el Islam por albergar la mezquita de Al-Aqsa, el tercer lugar más importante para su religión después de La Meca y Medina. A esto también se suma el rechazo hacia Israel y su ferviente apoyo a la causa palestina. 

Su actual líder es el Brigadier General Ismail Ghani tras la muerte de su antecesor, Qasem Soleimani. Este último murió en un ataque de drones estadounidenses en 2020, por órdenes de Donald Trump, el entonces presidente de los Estados Unidos. Cabe destacar que Estados Unidos ha clasificado a la Guardia Revolucionaria de Irán, y por consiguiente a la Quds, como una organización terrorista. Además, se le acusa de estar detrás de proporcionar armas al ejército sirio del régimen de Bashar al-Assad, además de armar y entrenar a los talibanes en Afganistán. 

En abril de 2020, tres meses después del asesinato del líder de Quds, Qassen Soleimani, Donald Trump declaró que la Guardia Revolucionaria «es el principal medio del gobierno iraní para dirigir e implementar una campaña de terrorismo global». Asimismo, aunque la Guardia Revolucionaria sea independiente de las Fuerzas Armadas de Irán, su involucración en ellas es evidente. Es la primera vez que se acusa de organización militar a las milicias nacionales de un país.

Por otro lado, según señala la BBC, el objetivo de la Fuerza Quds es «confrontar a Israel, salvar a Al-Assad en Siria, mantener altos niveles de influencia en Irak y contrarrestar la influencia regional de Estados Unidos y Arabia Saudí». De igual manera, también se le considera como la principal promotora de los rebeldes hutíes en Yemen para acabar con el gobierno del país. 

En cuanto a su capacidad militar se estima que cuenta con una cifra de entre 5.000 y 10.000 combatientes. No obstante, debido a la opacidad de sus operaciones no se ha podido confirmar un grupo exacto de sus integrantes.

➡️ Te puede interesar: Masterclass | Importancia del IMINT en conflictos armados | LISA Institute

La milicia de voluntarios Basij

Basij es una milicia paramilitar formada por voluntarios religiosos cuyo objetivo es contribuir a la movilización de la población iraní y mantener el status quo de la ley islámica. Su nombre se traduce como la Movilización de los Oprimidos y surgió también en la revolución iraní de 1979, por órdenes de su creador Ruhollah Jomeini. Actualmente, es un cuerpo militar subordinada a la Guardia Revolucionaria y está directamente dirigida por su líder ayatolá, Hossein Salami. La Guardia Revolucionaria ha utilizado esta estructura en varias ocasiones para reprimir el cambio social en el país, como sucedió en las protestas a causa de las elecciones de 2009. 

Las diferencias entre esta milicia y la Guardia Revolucionarias son que el Basij está compuesta por voluntarios, no por militares cualificados. Además, debido al origen de su composición, carece de estructura jerárquica formal así como un mando centralizado. Sin embargo, el Basij cuenta con sucursales en todas las provincias y ciudades iraníes. Asimismo, se estima que tiene alrededor de 400.000 miembros, además de un millón de afiliados a los que la Guardia Revolucionaria de Irán podría recurrir si así lo considera oportuno. 

Conglomerado Khatam al-Anbia (KAA) 

Es un gran conglomerado iraní de carácter público controlado por los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria, albergando más de 812 empresas iraníes y extranjeras. Al igual que la Fuerza Quds, su origen se encuentra en la guerra de Irán contra Irak con el objetivo de reconstruir el país tras el conflicto.

Sin embargo, a través de este holding, la Guardia Revolucionaria de Irán aumenta su influencia en la región y a nivel internacional mediante la actividad económica y comercial. No obstante, sus proyectos han sido galardonados en varias ocasiones, según señala la página web de la empresa. Aunque la ONU ha publicado evidencias de su participación activa en la construcción de instalaciones para el programa nuclear iraní. 

➡️ Te puede interesar: ¿Qué implicaciones tendría para España el desarrollo efectivo y en los próximos meses de armas nucleares por la República Islámica de Irán?

¿Cómo es la capacidad militar de la Guardia Revolucionaria de Irán?

La Guardia Revolucionaria cuenta tanto con arsenal terrestre, marítimo y aéreo, además de misiles balísticos. Se estima que estas milicias cuentan con, al menos, 150.000 combatientes, sin sumar al personal activo de las Fuerzas Armadas iraníes desplegadas en las 31 provincias del país. 

Según un informe publicado por la CIA el arsenal militar de las Fuerzas Armadas de Irán se distribuyen de esta manera: 

  • Hasta 600.000 efectivos activos de las Fuerzas Armadas;
  • aproximadamente 400.000 efectivos de las Fuerzas Regulares de la República Islámica del Irán (350.000 Fuerzas Terrestres; 18.000 de la Armada; 40.000 de la Fuerza Aérea/Fuerzas de Defensa Aérea);
  • aproximadamente 150-190.000 miembros del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (100-150.000 Fuerzas Terrestres; 20.000 de la Armada, 15.000 de la Fuerza Aeroespacial, 5-15.000 de la Fuerza Quds);
  • Se estima que hay 90.000 miembros activos de las Fuerzas Paramilitares Basij (2023). 

Por su parte, el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos ha publicado un informe en el que la Guardia Revolucionaria contaría con 150.000 soldados, más de 20.000 de personal en las fuerzas marítimas, otros 15.000 en las fuerzas aéreas. Además de al menos 600.000 paramilitares del grupo de voluntarios de Basij. Esto sin sumar las milicias que posee la Fuerza Quds. 

La Guardia Revolucionaria es un actor clave en la guerra de Israel, ya que este cuerpo armado está aliado con Hamás y Hezbolá. Sin embargo, el portavoz del Ministerio de Exteriores de Irán, Naser Kanani, ha expresado que «(desde Irán) hemos dejado claro muchas veces que los grupos de resistencia de la región no asumen órdenes de Irán. Tampoco emitimos estas órdenes». 

➡️ Te puede interesar: Las milicias en contra de Israel dentro y fuera de Palestina

No obstante, el subcomandante de la Guardia Revolucionaria, el general de brigada Ali Fadawi, ha confirmado la «disposición de sus fuerzas a emplear todas sus capacidades en respaldo a Gaza» en apoyo a la causa palestina y Hamás en contra del Estado de Israel.

Te puede interesar:

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí