GeopolíticaLas repúblicas bálticas, los países más vulnerables a una invasión rusa

Las repúblicas bálticas, los países más vulnerables a una invasión rusa

Análisis

Lucía Carbayo
Lucía Carbayo
Colaboradora en LISA News. Especializada en el ámbito de los Estudios Internacionales y de la Ciencia Política. Interesada en el ámbito de la Seguridad Internacional, los procesos de paz y de resolución de conflictos internacionales.

Estonia, Letonia y Lituania -antiguas repúblicas soviéticas- han visto amenazada su independencia desde que comenzó la invasión rusa a Ucrania. Tanto la OTAN como los países bálticos, se preparan para un posible ataque ruso. En este artículo te explicamos qué pasaría si Rusia invadiera alguno de estos países.

Preocupados por preservar su independencia, las repúblicas bálticas (Estonia, Letonia y Lituania) temen la influencia y la presión Rusa. Hasta la guerra de Ucrania, las amenazas procedentes de Rusia eran entendidas como políticas o económicas. Sin embargo, desde la invasión, la amenaza presenta un componente militar que inquieta a las repúblicas bálticas y a la OTAN.

La historia de las repúblicas bálticas

Para entender la respuesta báltica a la crisis de Ucrania debemos tener en cuenta su historia. En 1940, tras la caída de Francia en el frente Occidental, la URSS ocupó estas repúblicas, bajo la autorización nazi, para convertirlas en nuevas provincias soviéticas. La ocupación se extendió hasta 1991, cuando los tres países recuperaron su soberanía. Sin embargo, Rusia no retiró sus tropas desplegadas hasta 1994.

Durante la época soviética, Moscú promovió una política de rusificación de la población, desde el punto de vista cultural y demográfico. La estrategia rusa consistió en poblar estos países de oriundos de otras partes de la URSS, como la propia Rusia, pero también de Ucrania, Bielorrusia, etc. El ruso se convirtió en la lengua que todos los inmigrantes debían hablar y los nativos aprender.

Como resultado de ello, el 40% de la población de Letonia y el 30% de la de Estonia pertenecen a minorías étnicas rusas. Lituania se libró de este asentamiento masivo. Por este motivo, en la actualidad, el 80% de su población está compuesta por lituanos étnicos. En 2004, tras la cumbre de Estambul, las tres repúblicas se adhieren a la OTAN, a diferencia de Ucrania. Este ingreso fue simultáneo al de la UE, que sucedió el mismo año.

Te puede interesar: Cláusula de asistencia mutua de la UE vs cláusula de defensa colectiva de la OTAN

Las repúblicas bálticas, entre el miedo y la oposición a Rusia

Desde el comienzo de la invasión, hasta la actualidad, las encuestas y los estudios realizados en las repúblicas bálticas, parecen mostrar que las minorías rusas no se posicionan a favor de los intereses de Moscú. Además, las repúblicas bálticas han manifestado una clara oposición a Rusia. Los bálticos han prohibido los canales de medios rusos y cualquier apoyo público a la guerra en Ucrania o a los ataques rusos.

En Letonia, se eliminarán los símbolos que glorifican a la antigua Unión Soviética. En el marco de un creciente antagonismo hacia Rusia, el gobierno de Letonia tiene provisto aprobar una ley para restringir el empleo a los rusos en los sectores públicos y privados.

Estonia anunció que dejaría de conceder visados de residencia a los ciudadanos rusos o bielorrusos a partir del 18 de agosto. Además, Letonia y Lituania insisten en la necesidad de endurecer las restricciones de viaje a los rusos, incluida la prohibición de los visados de turistas.

Sin embargo, el canciller alemán, Olaf Scholz, ha rechazado esta posibilidad. Scholz argumenta que la UE ya ha adoptado las sanciones pertinentes contra las personas del entorno del Kremlin.

Te puede interesar: ¿Cómo funcionan las sanciones de Rusia en la UE?

Finalmente, cabe señalar que Lituania prohibió en junio el acceso a través de Kaliningrado, a los trenes que transportaban mercancía rusa. Kaliningrado es un territorio ruso, separado del resto del país y situado a orillas del mar Báltico, que comparte fronteras con Polonia.

Te puede interesar: Kaliningrado, ¿nuevo posible frente para la OTAN?

A mediados de julio, la Comisión Europea concluyó que Lituania debía abandonar esa medida. En particular, subrayó que las medidas restrictivas impuestas contra el régimen ruso “no permiten el tránsito por carretera de mercancías sancionadas por parte de operadores rusos. No existe una prohibición similar para el transporte ferroviario”.

¿Qué sucedería si Rusia invadiera alguna de las repúblicas bálticas?

En el flanco este, la OTAN se enfrenta a una amenaza cada más intensa. Después de que Rusia se anexionara la península de Crimea en 2014, la Alianza creó pequeñas unidades de combate en Polonia y en los bálticos. Además, desde que comenzó la invasión rusa, las amenazas a la seguridad colectiva de la OTAN se han intensificado.

Te puede interesar: El refuerzo de la presencia de España en el flanco Este de la OTAN

Las repúblicas bálticas también exponen su preocupación. En particular, Lituania teme especialmente un ataque en el corredor de Suwalki, una estrecha frontera de 64 kilómetros que conecta al país con Polonia y que se abre paso entre Kaliningrado y Bielorrusia. Para proteger su integridad, Lituania aumentó a principios de marzo su gasto en defensa en casi 300 millones de euros.

Según las opiniones de los analistas geopolíticos, el Kremlin busca aislar a los países bálticos. Por este motivo, el presidente ruso, Vladímir Putin, mantiene a soldados, armas, aviones de combate avanzados y armas nucleares en Bielorrusia, enclave ruso en Europa. Unido al apoyo del Gobierno de Minsk, las tropas se mueven con facilidad por Bielorrusia.

Te puede interesar: La deriva autoritaria de Bielorrusia

En el caso de que se cerrase el acceso terrestre, la única salida viable de la población de las repúblicas, es el acceso al mar Báltico. El mar báltico conecta Suecia, Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania y Rusia con el resto del mundo. En la actualidad se emplea como ruta comercial. Cabe destacar, que al comienzo de la invasión rusa, la OTAN envió a este enclave, cinco buques de guerra para salvaguardar la región.

No debemos olvidar, que un ataque a cualquiera de los bálticos, podría desencadenar una batalla entre la Alianza y Rusia. La OTAN es consciente de su debilidad en el Báltico, y por ello ha desplegado 2.5000 soldados británicos en Estonia, además de fuerzas estadounidenses. Los militares realizan simulacros y entrenamientos con las fuerzas nacionales que alcanzan 4.000 efectivos.

Te puede interesar: ¿Activará la OTAN el artículo 5?

Además, la OTAN trasladó hasta allí fuerzas adicionales. En particular, aviones F-35 estadounidenses y F-16 británicos. También envío hasta Lituania un F-35 estadounidense para vigilar el espacio aéreo.

Bajo el propósito de disuadir a Putin, Jens Stotelberg, secretario general de la OTAN, anunció en abril, que la OTAN desplegarían cuatro nuevos batallones de la Alianza en Europa del Este. También que aumentaría los sistemas de defensa áerea en el Báltico y Polonia.

Te puede interesar:

Lucía Carbayo

Colaboradora en LISA News. Especializada en el ámbito de los Estudios Internacionales y de la Ciencia Política. Interesada en el ámbito de la Seguridad Internacional, los procesos de paz y de resolución de conflictos internacionales.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img