DDHHXavier Guerrero, Director de ANUE: "Si la ONU no existiera habría que...

Xavier Guerrero, Director de ANUE: “Si la ONU no existiera habría que inventarla”

Análisis

Xavier Guerrero
Xavier Guerrero
Director de la Asociación para las Naciones Unidas en España (ANUE), político y diplomado en trabajo social.

A raíz de la alianza entre LISA Institute y la Asociación para las Naciones Unidas en España (ANUE) entrevistamos a Xavier Guerrero, Director de ANUE, para comprender por qué es clave el trabajo de ANUE en España, el papel de la ONU en el panorama internacional actual y más sobre el Curso de Experto en Diplomacia y Multilateralismo.

En este artículo te contamos las claves sobre la alianza entre LISA Institute y la Asociación par las Naciones Unidas en España (ANUE) y sobre el Curso de Experto en Diplomacia y Multilateralismo que se lanzará antes de este verano.

¿Cómo y por qué surge la Asociación para las Naciones en España (ANUE)

La Asociación para las Naciones Unidas en España (ANUE) nace en 1962 en un contexto muy difícil, en plena dictadura franquista por el deseo de un grupo de personalidades de la vida cultural barcelonesa y que, animados por el espíritu de la Carta de la ONU y la Declaración Universal de los Derechos Humanos, confiaban en que las actividades que pudiera desarrollar la nueva entidad contribuirían al restablecimiento de las libertades democráticas del país. 

Desde entonces, y hasta el final de la dictadura además de su participación activa en la sensibilización de los problemas del mundo, tuvo que luchar por la recuperación de las libertades perdidas en España y denunció en los foros internacionales la constante violación de los derechos humanos por parte del régimen franquista. 

A partir de entonces desde ANUE han continuado su trabajo de difusión y educación del trabajo que realiza las Naciones Unidas y la defensa de los derechos humanos a través de la realización de cursos, seminarios, exposición y campañas. ANUE no forma parte del sistema de las Naciones Unidas, pero la Asamblea General ha reconocido la importancia vital que tienen las Asociaciones de las Naciones Unidas en el mundo para transmitir los valores y el trabajo que realiza la Organización.

¿Cuál es el objetivo de la Asociación para las Naciones Unidas en España (ANUE)?

Nuestra función es servir como nexo entre la Organización y la sociedad civil española, acercando el máximo posible a la ciudadanía a las Naciones Unidas y, al mismo tiempo, educar y sensibilizar sobre cómo defender y revindicar cualquier vulneración de sus derechos fundamentales.

¿Por qué es clave el trabajo de ANUE a día de hoy? 

Actualmente nos encontramos en un contexto mundial complicado, no sólo por los acontecimientos de todos conocidos, la pandemia del COVID-19, la invasión de Rusia a Ucrania sino también porque, desafortunadamente, la sociedad en un contexto global, está experimentado una involución de sus derechos y libertades fundamentales que habían sido conseguidos por el esfuerzo y la lucha continuar colectiva en años anteriores.

Nuestro trabajo consiste precisamente que la gente conozca sus derechos, que sepa cómo utilizarlos y reivindicarlos, que sepa de qué mecanismo dispone para poder exigir a sus gobernantes que cumplan con los compromisos internacionales adquiridos. Las Naciones Unidas ha sido y es uno de lo pilares fundamentales en la construcción de las normas y convenios que existen y que rigen nuestro día a día; desde nuestros derechos, hasta las regulaciones que afectan las comunicaciones, el comercio, el transporte, etc. Es por ello que conocer el sistema, este organismo multilateral por excelencia, es de vital importancia para la sociedad.

¿Nos dirigimos hacia un mundo cada vez más multilateralista o precisamente lo contrario? ¿Por qué?

Indiscutiblemente hacia un mundo cada vez más multilateralista. No podemos concebir el mundo como lo conocemos hoy en día sin pensar en el multilateralismo. Aún cuando la base de cualquiera relación parte en un primer momento de la bilateralidad, está comprobado que cuantos más actores sumemos en aquello que queremos conseguir, mayores y mejores resultados podemos obtener. Esto es la esencia del multilateralismo.

Esta concepción vale tanto para el multilateralismo pensando desde una perspectiva de las relaciones internacionales entre Estados, como desde la perspectiva del multaleralismo desde una perspectiva de carácter privado como las empresas y otros actores de la sociedad. Como hizo la iniciativa del Pacto Mundial de 1999 y la más recientemente Agenda 2030, específicamente su objetivo 17.

¿Cuál es el papel de las organizaciones internacionales en el multilateralismo? 

Las organizaciones internacionales son instituciones de cooperación que persiguen intereses en común como la paz, la seguridad, el fortalecimiento de las relaciones comerciales, siempre a través del acuerdo entre Estados. El carácter principal de estas Organizaciones es precisamente la pluralidad de miembros/Estados con intereses y objetivos comunes y bien definidos, la esencia del multilateralismo.

Si hay una organización internacional y multilateral por excelencia son las Naciones Unidas. Una Organización que nace precisamente de la necesidad de encontrar soluciones a las desbastadoras consecuencias de la II Guerra Mundial, no solamente dentro de cada país, sino también a gran escala.  

La única forma de poder asegurar el mantenimiento de la paz era precisamente la creación de una Organización que aplegara la mayor cantidad de Estados/países del mundo y que tuvieran también como objetivo común la paz y la seguridad mundial.

Hoy en día Naciones Unidas está conformada por 193 países miembros con una gran diversidad de formas de gobiernos, culturas, idiomas y que, a pesar de las diferencias, encuentran en este foro una plataforma para debatir y conformar actuaciones conjuntas que favorezcan el desarrollo, la paz y los derechos humanos. Por tanto, es el marco perfecto del multilateralismo.

¿Dónde están los “puntos débiles” de las Naciones Unidas?

A lo largo de la historia de las Naciones Unidas, la Organización ha recibido muchas críticas sobre su papel en momentos difíciles, sobre todo en el ámbito del mantenimiento de la paz y la seguridad internacional, convirtiéndose en una Organización burocrática, inoperante en algunos casos por motivo de la discrepancia y poder de los países que funcionan como miembros permanentes del Consejo de Seguridad.

¿Nos puede poner algún ejemplo concreto?

El genocidio de Ruanda en 1994, la matanza de bosnios en Srebrenica, la situación entre Israel y Palestina, la Guerra de Irak y más recientemente la invasión de Rusia a Ucrania son ejemplos de estos momentos oscuros de Naciones Unidas.  

Otro ejemplo podría ser el de la falta de consenso en situaciones importantes por parte de los Estados en las conferencias y cumbres internacionales organizadas por las Naciones Unidas como por ejemplo la última Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) deja esa sensación de frustración sobre la efectividad real de Naciones Unidas y del propio multilateralismo.

¿Cuál es el por qué de esa falta de consenso?

Algo clave que debemos entender es que la debilidad del Sistema comienza precisamente y, desde nuestra perspectiva, por los propios actores que conforman la Organización: los Estados. No podemos olvidar que las Naciones Unidas nace de los Estados y por siempre será lo que los Estados quieren que sea. 

¿Cuáles son los “puntos fuertes” de las Naciones Unidas?

A pesar esta percepción negativa que acabamos de comentar sobre el papel de las Naciones Unidas y, en especial, en el ámbito de la paz y seguridad, esto no quiere decir que no sea necesaria, precisamente todo lo contrario. Tal y como algunos expertos indican si las Naciones Unidas no existieran habría que inventarlas y no podemos imaginar dónde estaríamos sin su existencia.

Las Naciones Unidas no se crearon para hacer un mundo ideal sino para que el mundo no fuera peor. No debemos olvidar que las Naciones Unidas constituye una gran organización humanitaria en tiempos difíciles de conflictos o catástrofes humanitarias, que ha sido el precursor de los tratados internacionales en materias de derechos humanos, comercio internacional… entre otros que rigen actualmente las relaciones internacionales. Sus fortalezas son muchas y, más importante, son vitales.

¿Cómo podrían mejorarse estos “puntos débiles”?  

Sin duda para hacer más efectiva sus fortalezas y aminorar los efectos de sus puntos negativos, hace falta una modificación de la Carta de las Naciones Unida, sobre todo para implementar medidas más efectivas en la resolución de controversias y por otro lado aplicar más sanciones a aquellos países miembros que no sean capaces de garantizar la paz y la seguridad, por ejemplo. Esto supondría una mejora interna en la organización.

¿Hay algún punto en el que la diplomacia deja de “funcionar” o de ser “efectiva”? Sobre todo en relación con la percepción del uso de la diplomacia en relación a la crisis en Ucrania. 

La diplomacia y la mediación siempre debería ser la principal solución a los conflictos mundiales. El diálogo, la negociación, deberían bastar para resolver todo tipo de problemas pero, por desgracia, las diferencias políticas y los intereses creados y particulares de los Estados son los principales responsable de las desavenencias que en muchas ocasiones, como ya sabemos, terminan en conflictos innecesarios e injustificables. Y es aquí en donde la diplomacia pierde su eficacia pero, a pesar de ello, no se debe dejar de insistir en utilizar esta vía de presión y disuasión pacífica de controversias.

¿Cuál está siendo el papel de la ONU en relación a Ucrania?

El papel principal de la ONU en este conflicto debería ser el de mediador, aunque en la práctica la situación es diferente. Hasta el momento ha actuado como un escenario en el cual se ha demostrado el acuerdo casi unánime de condena de la mayoría de los Estados miembros de las Naciones Unidas en contra de la actuación de Rusia sobre Ucrania a través de la Asamblea General y, en menor medida, a través del Consejo de Seguridad, donde recordemos que Rusia es uno de los miembros permanentes. 

Sin embargo, sí que echamos en falta una actitud más decidida sobre todo por parte del Secretario General de prestarse como mediador en el conflicto. Se tendrían que buscar soluciones que cumplieran con los intereses generales de ambos países y de esta manera intentar llegar a un acuerdo de paz.

Te puede interesar el artículo “El papel de la ONU ante el conflicto Rusia-Ucrania”

¿Cómo la ONU impacta positivamente en la resolución de conflictos o en la situación de países en conflicto, más allá de Ucrania que es donde está ahora el foco de actualidad?

Uno de los principales impactos positivos de la ONU en la resolución de conflictos ha sido siempre, ante todo, optar por el diálogo y la diplomacia preventiva como la principal opción para solucionar las controversias, que se originan a diario en nuestro mundo. Y es que después de la destrucción que provocó la Segunda Guerra Mundial en todo el planeta, la ONU se propuso garantizar la paz y seguridad mundial a toda costa a través de la mejor arma posible, el diálogo. 

¿Cuál es la relación entre Derechos Humanos con la diplomacia y el multilateralismo?

El multilateralismo y los Derechos Humanos están intrínsicamente relacionados. Sin la existencia del multilateralismo la posibilidad de reivindicar nuestros derechos, por ejemplo, sería prácticamente imposible. A través del multilateralismo y, más aún, a través del Organismo Multilateral más importante como lo son las Naciones Unidas, se han originado los marcos normativos del derecho internacional de los derechos humanos más importantes y la gran mayoría de estos convenios con un consenso importante de todos los Estados miembros de la Organización. 

No podríamos concebir el mundo en que vivimos, en donde la mayoría de los países considera la protección de los derechos fundamentales de todas las personas como base de sus sistemas de gobierno y un bienestar de sus sociedades a través de la protección de los Derechos Humanos, sin la existencia de estos mecanismos de protección que derivan sin duda de la acción efectiva del multilateralismo.

¿Por qué hoy quizá es más importante que nunca que los ciudadanos se formen en temáticas relacionadas con la diplomacia y el multilateralismo?

En este mundo, cada vez más globalizado, se continúa subrayando la importancia del diálogo y la cooperación multilaterales para enfrentar los continuos desafíos de este siglo en el ámbito de la paz y seguridad, los derechos humanos y el desarrollo sostenible.  Somos ciudadanos del mundo y tenemos el deber de corresponder también al mantenimiento de la paz, la defensa de los derechos humanos y contribuir al desarrollo de nuestros países. 

Por ello es imprescindible poder estar al día de como funciona el sistema que maneja las relaciones internacionales. Este conocimiento también nos ayuda en el propio devenir de nuestras propias relaciones personales, teniendo un referente de la política y la cultura de las personas que nos rodean.

¿Qué objetivos de aprendizaje/qué aprenderán los alumnos del Curso de Experto en Diplomacia y Multilateralismo?

Sin duda las Naciones Unidas es el marco del Multilateralismo por excelencia. Y es por este motivo que el Curso de Experto en Diplomacia y Multilateralismo busca proporcionar una descripción general de las Naciones Unidas, así como un marco histórico, político y analítico para vincularse de manera más efectiva con el Sistema. Al mismo también también ofrecerá una comprensión concreta de la estructura y el funcionamiento del sistema de las Naciones Unidas. De esta forma, los alumnos del Curso de Experto en Diplomacia y Multilateralismo podrán ser capaces de identificar temas actuales y sobresalientes relevantes para la ONU y poder entender su funcionamiento y hacia dónde se dirige el futuro de la organización.

¿Es importante que lo cursen otras personas no relacionadas con las organizaciones internacionales/diplomacia? ¿Por qué?

Las Naciones Unidas abarca un amplio contexto de temas que repercuten no sólo en el ámbito de la diplomacia y las relaciones internacionales. La salud, la ciencia, la educación, la cultura, el comercio internacional… todos estos son temas también prioritarios para las Naciones Unidas. 

Por ello, el Curso de Experto en Diplomacia y Multilateralismo es una oportunidad todos aquellos profesionales de estas disciplinas, que tengan interés en ampliar su ámbito profesional añadiendo una visión global e internacional sobre sus especialidades mediante la experiencia y conocimientos de los organismos especializados de Naciones Unidas que trabajan estos temas.

Te puede interesar:

Xavier Guerrero

Director de la Asociación para las Naciones Unidas en España (ANUE), político y diplomado en trabajo social.

spot_img

Actualidad

Dejar respuesta:

Por favor, introduce tu comentario!
Introduce tu nombre aquí

spot_img